EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Dividendos para combatir la inflación? Sí, pero las trampas son muchas.

 La pandemia del COVID-19 y la consiguiente caída en los beneficios empresariales afectó muy negativamente al reparto de dividendos. La gestora Janus Henderson ha contabilizado ese retroceso a través del Janus Henderson Global Dividend Index, un estudio que mide las tendencias que presentan los dividendos a escala mundial. Según sus datos, los dividendos globales cayeron un 12,2% en 2020 hasta los 1,26 billones de dólares, a pesar de que dos tercios de las compañías incrementaran o mantuvieran sus pagos a los accionistas. Y con Norteamérica como única región en la que se vio un incremento. Ahora, Los analistas de Janus Henderson mejoraron su perspectiva sobre los pagos de dividendos globales, pronosticando un crecimiento del 8% a 1,36 billones de dólares este año. Ese sería el tercero más alto de la historia. vía @Lukas_Strobl

Fuente: Janus Henderson

Pero hay que extremar la cautela con las compañías de dividendo: si buscamos estabilidad hay que tener en cuenta otros factores. Aquí el análisis de:

@david_cano_m y@diemenru  https://analisisfinanciero.ieaf.es/publicaciones-la-revista-analisis-financiero-4/gestion-patrimonial/187-rentabilidad-por-dividendo-elementos-diferenciales#.YI2VYAvXRe0.twitter

 

Un contexto en el que la demanda de dividendos es hoy, si cabe, mucho más importante de lo que lo ha podido ser en el pasado teniendo en cuenta que el alza de la inflación no hace sino limitar aún más las opciones que tienen los inversores de obtener rentas reales positivas. «Los periodos de inflación pueden ser complicados para los inversores que buscan rentas, ya que las alzas de los precios erosionan el poder adquisitivo real de los cupones de los bonos, que suelen ser fijos», afirma Matthew Jennings, director de inversiones de Fidelity. Este experto se muestra además convencido de que los dividendos crecerán al calor de los beneficios a un ritmo igual o superior al que lo haga la inflación y da un dato: «Desde 1900, el crecimiento anualizado a diez años de los dividendos en el S&P 500 ha superado la subida del IPC casi tres cuartas partes (73%) de las veces», afirma. Y acompaña el dato con el siguiente gráfico.

Fuente: Fidelity International

RENTABILIDAD RELATIVA FRENTE A LOS BONOS

Y a ese aumento de la inflación se une también la menguante rentabilidad que dan los bonos en un contexto de tipos al 0%. «Con el coronavirus, la represión financiera ha entrado en la siguiente fase. Los tipos de interés negativos prevalecerán aún más tiempo. Por lo tanto, continúa la búsqueda de rentas de capital» afirma El Dr. Hans-Jörg Naumer, director de Análisis de Mercados de Capitales de Allianz Global Investors y autor del Estudio de Dividendos 2021 de la gestora. Más teniendo en cuenta que la rentabilidad por dividendo es muy superior a la rentabilidad de los bonos gubernamentales en todos los grandes mercados, como se ve en este gráfico.

Fuente: Allianz Global Investors

Además, según explica Thomas Meier, gestor de MainFirst, pese a los recortes de dividendos vistos en 2020, éstos se han quedado muy debajo del retroceso visto en los beneficios, lo que demuestra la importancia que siguen dando las empresas a esta vía de remuneración al accionista. Pone como ejemplo el caso de las compañías del Dax. «En general, los beneficios del Dax para 2020 han disminuido casi un 50%, mientras que el pago de dividendos se ha reducido mucho menos. Esperamos que el entorno económico mejore considerablemente a medida que se vaya mejorando la pandemia, lo que también se reflejará en las estimaciones de beneficios de las empresas y en el reparto de dividendos», afirma.

Comparte también las estimaciones del DZ Bank, que agua que el ratio medio de reparto de beneficios podría llegar al 60% en este 2021, cifra muy por encima de la media del 43% de los beneficios vista en los últimos 16 años. Y concluye: «Es más probable que el annus horribilis para los cazadores de dividendos sea una aberración puntual».





capitalbolsa