https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

De pánico vendedor a euforia compradora en unos solos días. Desconfíen de tanta volatilidad.

 Fuertes alzas al cierre de las bolsas europeas, en una jornada de claro rebote tras caer el selectivo europeo cerca del 10% en los últimos quince días. Sólido volumen de negociación.

El comienzo positivo del primer día de operaciones de diciembre se produce después de que los mercados mundiales se sacudieron al comienzo de la semana y el martes por las preocupaciones en torno a la nueva variante de omicron Covid-19 en medio de temores de que pudiera evadir las vacunas.

Las esperanzas están puestas en la capacidad de los fabricantes de vacunas para desarrollar inyecciones efectivas contra la cepa, pero todavía hay muchas incógnitas sobre la nueva variante. La Organización Mundial de la Salud ha dicho que tomará varias semanas obtener una imagen completa de cómo las mutaciones de Omicron afectan su respuesta a las vacunas existentes.


Los primeros datos macro que conocíamos en Europa eran los PMIs manufactureros de la eurozona. Chris Williason, economista jefe de IHS Markit y encargado de elaborar el dato lo resumía de la siguiente manera:En este entorno, y ante la noticia de fuentes israelís que apuntan a que las actuales vacunas tendrían efecto en la nueva variante –hay que decir que también hay declaraciones en el otro sentido- las bolsas europeas abrían la jornada con subidas por encima del medio punto porcentual y un sólido volumen de contratación.

“Una lectura del índice PMI sólida enmascara cuán difíciles son las condiciones empresariales para los fabricantes en este momento. Aunque la demanda sigue siendo fuerte, subrayada por un nuevo incremento sólido de los nuevos pedidos recibidos, las cadenas de suministro continúan deteriorándose a un ritmo preocupante. La escasez de insumos ha restringido el crecimiento de la producción, en lo que va del cuarto trimestre, al ritmo más débil observado durante el último año y medio.”

Enmascare o no la situación real, lo cierto es que hoy este dato aumentaba las ganas de comprar renta variable en Europa, que se acrecentaban aún más después de que los índices de Wall Street registraran fuertes alzas en preapertura.

A media sesión el Eurostoxx 50 subía un 1,74%, y el Ibex 35 un 1,40%.

Antes de la apertura de la bolsa estadounidense conocíamos la encuesta ADP de empleo no agrícola en EE.UU. que registraba una creación de empleo por encima de las previsiones. Bueno para las bolsas. El gasto de construcción de octubre también fue positivo, aunque no cumplió las expectativas. Sí lo hizo el ISM manufacturero de noviembre, un muy buen dato que superó ampliamente las del mes anterior.


Wall Street abría con fuertes ascensos lo que incrementó las alzas en las bolsas europeas.

“Hemos rebotado desde los 4.000 puntos (Eurostoxx 50), después de una caída importante del 10% en los últimos 15 días. Era normal. Ahora, no veo que este rally pueda llegar mucho más allá. Demasiadas incertidumbres en el corto plazo. Yo apostaría por deshacer posiciones en estas subidas. Aunque esos 4.000 puntos puedan ser soportados de aquí a final de año, creo que los romperá en la primera parte de 2022. Yo me estoy poniendo corto”, nos comentaba un trader de derivados profesional antes del cierre.

En resumen, jornada de rebote tras las caídas de los últimos días, aunque la sensación entre gestores y traders con los que hemos comentado la sesión de hoy es que “todo está demasiado confuso como para comprar con fuerza”.