EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

CON CARLOS PAGNI Horacio Rosatti y un mensaje claro a Cristina Kirchner

 

El presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, habló específicamente sobre el lawfare, el ministro Martín Soria y un mensaje para Cristina Kirchner.


El lunes (20/12) el Presidente de la CSJNHoracio Rosatti, se presentó en el programa Odisea Argentina, de LN+, encabezado por el periodista político Carlos Pagni. Luego de introducir a su inivtado, Pagni comenzó su entrevista consultándole al magistrado respecto al suceso más reciente vinculado con el cuerpo que encabeza, es decir, el fallo de la Corte Suprema de Justicia que declaró la inconstitucionalidad de la composición del Consejo de la Magistratura. De este modo, los trece miembros que conformaban la Magistatura ascenderán a veinte, lo cual implica un retorno a la ley anterior de 1998 y que deje de estar vigente aquella que fue impulsada por la por entonces Senadora, Cristina Kirchner, en 2006. Respecto a esto, Horacio Rosatti indicó que él siempre sostuvo que dicha reforma era inconstitucional y declaró: “La ley anterior es más equilibrada. Va a suponer que van a tener más voz los científicos, académicos, los abogados que son los que soportan el sistema”.

“El objetivo del Consejo de la Magistratura fue dar una participación civil y política mayor que la mera discrecionalidad del Presidente para nominar a un candidato. Y también en el proceso de remoción que era muy lento, porque era el juicio político, (...) fuese un proceso en el que también tuviera representación la abogacía, los propios jueces, el poder político, etcétera”, le explicó Horacio Rosatti a Carlos Pagni al comienzo de su particpación en el programa.

"En esa conjunción tiene que haber un equilibrio para que no haya hegemonía, para que ninguno de los sectores tenga la capacidad suficiente para reunir el quórum, tomar decisiones, más allá que el resto de los sectores esté en desacuerdo”, sostuvo Rosatti al referirse a la necesidad de hallar tal equilibrio en la composición del Consejo de la Magistratura, el cual según la CSJN, no está asegurado con trece integrantes, de los cuales tres eran jueces, seis legisladores, dos abogados, un miembro del Poder Ejecutivo y uno del ámbito científico.

Por otro lado, el Presidente de la CSJN también se refirió en el ciclo encabezado por Carlos Pagni a las oportunidades anteriores en que el Consejo de la Magistratura fue un tema de debate en el Poder Leguslativo. “El Congreso reguló este tema varias veces (sobre la composición de la Magistratura). Las dos últimas leyes fueron declaradas inconstitucionales en algunos de sus artículos. Una de ellas la llamada ‘Ley de Democratización de la Justicia, que establecía la elección directa de abogados y jueces, y esta última que plantea una situación de desequilibrio entre el estamento político".

De esta manera, Horacio Rosatti le sintetizó a Carlos Pagni la decisión tomada por la CSJN. “Hubo una mayoría para entender que no había un necesario equilibrio entre los distintos estamentos representados y en consecuencia se declaró la inconstitucionalidad. Y tal como ya había dicho la Corte en anteriores situaciones se vuelve al régimen anterior, siempre y cuando no haya una nueva ley del Congreso que busque el equilibrio perdido en los próximos 120 días”.

 

La conformación de veinte integrantes del Consejo de la Magistratura a partir de ahora estaría integrada por: un Presidente del cuerpo, cuatro jueces, ocho legisladores, cuatro abogados, un representante del Ejecutivo y un miembro del ámbito científico y académico.

Cristina Kirchner, lawfare y Martín Soria

El ministro fue consultado específicamente por la visita del ministro de Justicia, Martín Soria, y en su respuesta aprovechó para enviar un mensaje a quien le quepa el sayo:

 

"En general, nunca interpreto actitudes ajenas. Uno es dueño de lo que dice y lo que calla. El ministro pidió una audiencia que le fue aceptada de inmediato, por supuesto, y coordinamos la fecha. Lo escuchamos con atención. Hizo una alocución pero nosotros teníamos pensado no hacer ningún comentario sobre su visita para que él expresara lo que venía a decir. Y cuando terminó su alocución, viendo que no había hecho referencia a ninguna causa concreta que estuviera a fallo del tribunal, porque en ese caso sí le hubiéramos mostrado la puerta de salida, alcancé a decirle la necesaria cobertura de las vacantes, que es una sangría que tiene el poder judicial, y terminó como terminó".

 

Luego, en referencia al famoso lawfare que denunciaba la vicepresidenta Cristina Kirchner hasta que algunas sentencias la favorecieron, Rosatti dio por terminada la discusión:

 

"Yo prefiero manejarme con las categorías tradicionales del Derecho Penal. Nosotros vemos el expediente, donde hay pruebas o no hay pruebas, y aplicamos la Constitución y el Código Penal. Si es un invento, las pruebas no van a ser suficientes. Si son suficientes, no era un invento.

 

Entonces, más allá de la retórica, nosotros nos manejamos de esa manera con la Constitución, que es muy clara. El Código Penal se aplica a todo el mundo. A todo el mundo. Y vemos el expediente porque la Corte no es un tribunal de casos; es un tribunal de tribunales. Nosotros vemos lo que han hecho los tribunales inferiores. Nosotros no tenemos la inmediatez de un tribunal oral que está viendo al testigo. Nosotros lo que vemos son varios cuerpos de expedientes; vemos papeles; vemos recibos; vemos declaraciones juradas y analizamos si se ha actuado correctamente o no. De modo que si hay pruebas de culpabilidad, será culpabilidad. Si no hay pruebas, no será. Yo no lo haría tan complejo".

 

"Es cierto que en la aplicación del derecho pueden haber matices pero muy breves. Yo siempre digo que el juez es como el fileteador: tiene un margen de interpretación de 5 grados. No es como el político; el político es de brocha gorda. Todos tienen la Constitución arriba pero el político tiene la ideología y la percepción de la realidad. Entonces, puede moverse 180 grados. Algunos se mueven menos por una razón ideológica, por convicciones personales o cuestiones éticas. Nosotros es muy poco. Nosotros no inventamos en el Derecho. Cuando dicen 'sacan un fallo', nosotros no vamos al caso. El caso viene a nosotros y lo resolvemos conforme a la Constitución", cerró.

Respuesta a Alberto Fernández sobre la reforma de la Corte Suprema

Primero hay que ver qué tipo de tribunal queremos, después de eso hay que ver el número”, indicó.

 

Rosatti se hizo eco de los cuestionamientos a la Corte por la demora en el tratamiento de muchas causas. “Para no equivocar el diagnóstico, hay que tener presente que la ampliación es inversamente proporcional a la celeridad”, sostuvo.

 

Rosatti explicó que la demora está atravesada por la cantidad de despachos que recorre un expediente. “Hoy somos cuatro [jueces], pero la ley dice que debemos ser 5, y se produce un fallo cuando se logran tres votos coincidentes”, explicó y añadió: “Si usted eleva a 7, la mayoría es 4, pero igual tiene que dar la vuelta por todos. Además, si el sexto juez dice una cosa, vuelve al primer magistrado. Y si usted quiere 9, la mayoría es 5″.

 

También se refirió a la división por salas especializadas. Y puso como ejemplo una eventual división entre las áreas civil, penal y constitucional. “El abogado que lleva un caso a la corte no se va a contentar con lo que le diga una de las salas. El 90% va a querer el plenario, con lo cual vamos a tener una instancia más. Y más demora”, sostuvo.

 

Sobre el cierre de ese tema, disparó:

 

Estamos de acuerdo en que hay que reformular. Sería buenos que nos consulten

urgente24