EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los institucionales aprovecharán los rebotes para descargar posiciones de renta variable

 Moderados avances al cierre de las bolsas europeas, ligeramente por encima del medio punto porcentual, en una sesión de más a menos, y en la que a pesar de las fuertes caídas del viernes no se ha visto entrada de dinero suficiente como para ser optimistas en el corto plazo.

La sesión comenzaba con la comunidad financiera centrando el foco de atención en la comunidad científica, y en sus afirmaciones sobre la nueva variante del Coronavirus, Omicron. Los científicos han afirmado que necesitarán de dos a tres semanas para estudiar esta nueva variante, y que es “prematuro” afirmar que es más contagiosa, grave y más resistente a las vacunas.

En preapertura, los índices de valores europeos subían con mucha fuerza, por encima del punto porcentual. ¿El motivo? Compras de oportunidad tras las fuertes caídas del pasado viernes, y las noticias, más o menos tranquilizadoras, de la comunidad científica como decíamos anteriormente.


“De momento se desconoce si realmente esta nueva variante del Covid-19, que la OMS ha calificado como de “preocupante” tras darle el nombre de la letra griega Omicron, es o no más trasmisible que las anteriores cepas, es o no resistente a las vacunas y es o no más virulenta. Es más, según ha declarado la presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica, Angelique Coetzee, los síntomas provocados por esta variante son "extremadamente leves", lo que, de confirmarse, serían muy buenas noticias. Además, los fabricantes de las actuales vacunas, Moderna y la biotecnológica alemana BioNTech, ya han confirmado que serían capaces de adaptar sus vacunas a la nueva variante en cuestión de pocas semanas”, afirmaban los analistas de Link Securities en apertura.El Eurostoxx 50 abría con alzas cercanas al punto y medio porcentual.

Buenas noticias que posibilitaban ese rebote tras las caídas del viernes.

Los datos macro que conocíamos a primera hora de la mañana mostraban lo que ya sabíamos, que las presiones inflacionistas a nivel global son realmente preocupantes: El IPC de España en noviembre subía un 5,6% en tasa interanual frente 4,0% esperado. El IPP de Italia en octubre subía un 7,1% mensual frente 1,6% anterior.

Ahora la duda es si esta presión de precios será coyuntural o no. Cada vez los datos refuerzan la hipótesis de que no lo será.

A media jornada las bolsas europeas subían cerca del punto porcentual.

En esos momentos publicábamos los comentarios del Consejo Delegado de Moderna señalando que “los datos sobre la eficiencia de la vacuna frente a la variante Omicron podrían conocerse en 2-6 semanas”.

Esta declaración es muy relevante para los mercados. ¿Por qué? Les haré la siguiente pregunta. ¿Están dispuestos a comprar ahora renta variable sabiendo que hay riesgo de que las actuales vacunas no sean efectivas contra esta variante del Covid altamente contagiosa? Tendrán que tener en cuenta que, si ese es el caso, es muy probable que los gobiernos vuelvan a implantar medidas de distanciamiento social y aislamiento parecidas a las de 2020.


Mi respuesta es claramente NO, y sospecho que muchos otros inversores y gestores pensarán lo mismo. Por tanto, creemos que, en el mejor de los casos, y hasta que sepamos si las vacunas son eficientes o no, las bolsas se moverán en un rango lateral. En el mejor de los casos.

Wall Street abría la sesión con fuertes alzas, tal y como cotizaba en preapertura, aunque el volumen de contratación era más bajo de lo que se podría esperar. “Los cazagangas son los principales compradores”, nos comentaba un operador tras la apertura.

Respecto a los datos macro de EE.UU. Destacar el índice de viviendas pendientes de ventas que subió un 7,5% frente 0,9% esperado, y el índice de la industria manufacturera de la Fed de Dallas..., dos datos menores que no tuvieron impacto en el mercado.

De ahí al final de la sesión poco más que señalar.

Jornada por tanto de rebote, pero que no ha quitado el miedo a los inversores, lo que podría sugerir que las caídas, tras este repunte, podrían volver en el corto plazo.




capitalbolsa