EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La campaña para el domingo 14 paraliza el Congreso y la gestión del Gobierno parece en standby

 Faltan menos de dos semanas para las elecciones y la campaña entra en su tramo final. El Congreso, donde resta tratar temas importantes como el Presupuesto 2022, permanecerá prácticamente paralizado hasta después del 14 de noviembre. Por otra parte, la gira europea de Alberto Fernández genera pocos anuncios y la gestión del Gobierno nacional también quedó prácticamente en suspensión luego de que la Justicia le impidiera aplicar una serie de planes de subsidios tan cerca de los comicios.

El Senado y la Cámara de Diputados pusieron pausa a la actividad parlamentaria y no prevén realizar sesiones hasta después de las elecciones debido a la imposibilidad de llegar a acuerdos entre los bloques y a que buena parte de los legisladores están abocados a la campaña en sus respectivas provincias.

La agenda oficial no tiene ninguna actividad prevista para los próximos días. La semana pasada, la Cámara de Diputados tuvo una intensa actividad con una sesión de varias horas de duración, en la que se aprobaron, entre otros temas, la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos y el proyecto de alivio fiscal para entidades sin fines de lucro y mini pymes.

La Cámara de Diputados dejó para después de esa fecha el tratamiento del proyecto de Presupuesto 2022 que envió el Poder Ejecutivo y que será objeto de un fuerte debate, especialmente si el resultado de las elecciones, como se prevé, es adverso para el Gobierno como ocurrió en las PASO del 12 de septiembre.

La composición del Congreso se modificará el 10 de diciembre, luego de que se elijan 24 senadores nacionales en ocho provincias y 127 diputados en representación de todos los distritos del país. Si se cumple el pronóstico de la mayoría de las encuestas, el oficialismo quedaría más lejos del quórum en la Cámara baja y perdería el que logra sin problemas en la Cámara alta.

Luego de la durísima derrota en las PASO de septiembre, el Gobierno lanzó -tras la crisis interna que terminó con el cambio de Gabinete- una batería de medidas destinadas básicamente a distribuir dinero. En las últimas semanas, la Justicia electoral frenó la ejecución de dos programas de subsidios: el Programa de Apoyo Extraordinario Cultura Solidaria, que contemplaba el pago de $15 mil, y el Más Cultura Joven, que preveía la entrega de $5.000 a jóvenes para que los gasten en eventos culturales.

El plan “platita en el bolsillo“, de acuerdo a los sondeos de opinión, no generó grandes efectos en la opinión pública. Lo mismo sucedió con la acelerada flexibilización de las restricciones por el coronavirus inmediatamente después de las PASO. En esos terrenos, el Ejecutivo se ha quedado sin mayores márgenes de maniobra dado que la flexibilización es hoy casi total y la Justicia podría frenar cualquier medida con tinte electoralista.

El viaje de Alberto Fernández a Europa para participar del G20 en Roma y de la cumbre del clima en Glasgow tampoco suma grandes anuncios de impacto inmediato. Las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional continuarán postergadas hasta después de las elecciones.

La mayor novedad llegó este lunes con la confirmación de una inversión millonaria en energía limpia, en acuerdo con una empresa australiana que es dirigida en Latinoamérica por el ex rugbier argentino Agustín Pichot. Resultó un anuncio -más allá de la importancia en sí mismo- alejado de la preocupación central que señalan las encuestas electorales: la inflación, el empleo y la inseguridad.

Con el regreso del Presidente a la Argentina, el Gobierno ultima los detalles del cierre de campaña que consistiría en un mega acto este sábado en la cancha de Lanús, cinco días antes del cierre oficial de campaña que definió el calendario electoral. El oficialismo seguirá trabajando en territorio los días restantes a la espera de que los votos señalen si lo hecho alcanzó.