EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El talón de Aquiles de los bancos centrales

 Los malos datos de inflación tanto de Estados Unidos como de Europa dejan a los inversores con una sensación agridulce. Por un lado, los resultados empresariales siguen siendo muy positivos, pero sigue presente el riesgo de deterioro de los márgenes futuros como consecuencia de las presiones de precios de los productores, incluso a pesar de que, en el último mes, se hayan aligerado en cierto modo las tensiones en la cadena de suministro, como sugiere la caída superior al 50% del Baltic Dry Index. Los índices de precios a la producción de los principales países siguen marcando nuevos máximos, lo que puede traducirse en presión futura para los negocios que se encuentran en los eslabones siguientes de la cadena de valor, o una presión aún mayor para el consumidor final que, no lo olvidemos, es quien en último término soporta sobre sus hombros el peso de la economía.


El miércoles de esta semana se presentan los datos de Gasto en Consumo Personal del mes de octubre (Personal Consumption Expenditure, o “PCE”, en inglés). Las previsiones de los analistas se sitúan en el 4,1% frente al 3,6% del mes anterior para el PCE subyacente, que excluye el precio de alimentos y energía, y del 4,9% frente al 4,4% para el índice general. Lecturas por encima de las previsiones realizadas por los analistas podrían entenderse negativamente por un mercado, con carácter general, más sensible a estos datos, toda vez que se ha anunciado por parte del banco central la retirada progresiva de los estímulos monetarios puestos en marcha en marzo de 2020.

Nuestros modelos son algo menos optimistas y estiman que el PCE subyacente podría superar las estimaciones del consenso de analistas, situándose en el 4,38%, y el general en el 5,08%. Las realizadas por el Banco de la Reserva Federal de Cleveland son aún más pesimistas, ya que sitúan el PCE subyacente en 4,45%, y el general en 5,54%.


Flujos netos de efectivo

Durante la semana pasada, la entrada neta de efectivo en ETFs de renta variable americana fue de 3.500 millones de dólares, muy inferiores a los 11.000 de la semana pasada, y a los más de 15.000 de la anterior, según estimaciones de FactSet (NYSE:FDS). Los ETFs de renta fija americana recibieron algo más de 2.600 millones de dólares. Destaca especialmente la salida de más de 4.700 millones de dólares del SPDR S&P 500p ETF Trust (SPY), y más de 1.500 millones del Invesco QQQ Trust (QQQ). Estas salidas netas cada vez encajan menos con el comportamiento de sus índices de referencia durante la semana, que han subido un 0,5% y 2,4%, respectivamente.

A esta divergencia hay que añadirle el mal dato de los flujos de efectivo de fondos registrados por Refinitiv Lipper, ya que contabiliza salidas netas de fondos de renta variable por valor de 465 millones de dólares, y entradas netas en renta fija de 4.700 millones de dólares. Recordamos que la semana pasada ya se produjo una traslación del efectivo hacia la renta fija, algo que, con carácter general, no es positivo para las bolsas.

En términos del “índice del miedo”, el CBOE VIX cerró en 17,91. Mantenemos como válido el comentario de la semana pasada que reproducimos a continuación: “(…) mientras se encuentre por encima de 16,5, existe riesgo de repuntes de la volatilidad hacia el rango 20-23. En caso de superar 18.5, la probabilidad aumentaría significativamente”.


Seguimiento de la Fuerza Relativa Tendencial

A pesar de las caídas en el índice FRT durante la semana pasada, la clase de activos más fuerte desde la perspectiva de la FRT sigue siendo la de las cryptos. Tanto es así, que es la única que ha conseguido mantenerse en zona alcista. Tanto la renta variable como las materias primas han caído hasta el área lateral-alcista.

FRT por Clase de Activo
FRT por Clase de Activo

Entre las materias primas, metales preciosos y alimentación continúan liderando la FRT, mientras que las relacionadas con energía e industriales han mostrado una clara debilidad.
FRT de Índices Americanos
FRT de Índices Americanos

FRT de Índices Europeos
FRT de Índices Europeos

Los dos índices americanos en zona alcista, S&P 500 (+0,5%) y Nasdaq 100 (+2,4%), han tenido una performance mejor que el Dow Jones de Industriales (-1,2%), que se encontraba en zona lateral-alcista.

En esta ocasión, los índices del viejo continente más fuertes, MIB italiano (-2%) y CAC40 (+0,3%), han tenido un performance medio de -0,85%, mejor que el -1,55% experimentado por los que se encontraban en la zona lateral-alcista, DAX (+0,4%) e IBEX (-3,5%).


Actualización de los niveles críticos

Son pocos los cambios de los niveles donde se encuentran posicionados los inversores institucionales, lo que demuestra la poca participación de éstos en las últimas dos semanas.

Empezando por los índices americanos, las presiones bajistas en el S&P 500 se encuentran en 4.488, por lo que en caso de que se perforase este precio, podrían alcanzar el primer nivel de referencia de los inversores institucionales en 4.369.

En el caso del Dow Jones, los más activos esta semana han sido los inversores minoristas, que se encuentran posicionados en 34.878, muy próximos al nivel 34.921, donde se encuentra el primer nivel de control de los institucionales.

El índice tecnológico tiene las presiones bajistas en 15.475, próximo al primer nivel de referencia de los inversores institucionales, que se sitúa en 15.447. La perforación de este nivel podría llevar al índice al 14.948.
Niveles Críticos
Niveles Críticos

El Oro y la Plata no han sufrido cambios significativos. Los niveles 1.800 y 23,8, respectivamente, siguen siendo los más relevantes. Sólo en caso de perder estos niveles se produciría un cambio en el sesgo alcista de ambos activos. En el caso del Crudo, las caídas de la semana pasada han acercado el precio al nivel en que se encuentran los inversores minoristas. Podríamos esperar una reacción negativa en caso de perder 70,8. No se identifican presiones negativas significativas en ninguno de estos tres activos.

En lo que respecta a las dos principales cryptos -Bitcoin (-9,4%) y Ether (-7,9%)-, la semana pasada nos ha dejado una variación semanal negativa, haciendo que en el caso de Bitcoin se perforase el nivel clave que identificábamos en el artículo anterior en 60.442. Los inversores institucionales han aprovechado las caídas de la semana para incrementar en un 4% sus posiciones largas, por lo que sería de esperar que Bitcoin recuperase próximamente su nivel clave que se sitúa esta semana en 60.667. En todo caso, mientras la cotización se encuentre por debajo, debe esperarse una mayor debilidad relativa respecto de otras clases de activos. Por el contrario, en el Ether ha habido cierre de largos tanto por parte de los minoristas como de los institucionales, aunque su cotización sigue muy por encima del nivel clave que esta semana se sitúa en 3.621.

Mientras los activos se encuentren por encima del primer nivel clave de los inversores institucionales que se recoge en la tabla, mantendríamos la tesis de continuación de su tendencia principal alcista. No obstante, identificaríamos como niveles de prealerta los siguientes:

• S&P 500: la pérdida de 4.575 incrementaría significativamente el riesgo de caídas al nivel de institucionales en 4.369.
• Dow Jones: la pérdida de 35.400 incrementaría el riesgo de visitar el nivel clave situado en 34.921; superación de 35.821 consolidaría mínimos de la semana pasada.
• Nasdaq 100: la pérdida de 16.546 incrementaría el riesgo de caídas.
• Oro: la pérdida de 1.842 incrementaría riesgo de caídas; superación de 1.855 consolidaría mínimos de la semana pasada.
• Plata: la pérdida de 24,46 aumentaría el riesgo de caídas a nivel de institucionales en 23,8.
• Crudo Brent: pérdida de 75 incrementaría significativamente riesgo de caídas; superación de 81,25 potencialmente anticiparía el final de la corrección.
• Bitcoin: la superación de 60,858 consolidaría mínimos de la semana pasada.
• Ether: la superación de 4.297 consolidaría mínimos de la semana pasada.


¡Buena semana y buenas inversiones!



investing