EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Confidencial: en el oficialismo aceptan que perderán en cinco distritos clave y hasta hablan de "paliza"

 La Provincia de Buenos Aires es donde el peronismo debería reforzar su dominio pero las diferencias se estiran, según las propias fuentes oficiales

El gobernador de Chaco, Jorge "Coqui" Capitanich, llamó pecadores a los que "creen que hay otras opciones" y convocó a convertirlos. Habló de fariseos y otros delirios místicos, pero lo importante es que la alegoría bíblica está ajustada a la catástrofe electoral que se espera en gobierno.

Según las fuentes camporistas de alto peso en el gobierno bonaerense, la elección en el distrito mas importante del país es "irrecuperable". "No hay modo maestro, hicimos todo lo que se nos ocurrió en estos dos meses y la distancia es cada vez más grande", confiesa entre azorado y amargado el funcionario provincial.

La provincia de Buenos Aires era la "madre de todas las batallas", la elección crucial donde el poder del peronismo debía dejar sentado su dominio, y es donde las diferencias se estiran día a día, según las propias fuentes oficiales.

"Duele, porque hicimos mucho acá, la verdad es que entre Alberto y Axel nos destruyeron. Especialmente Alberto, yo no se quién le escribe a este tipo lo que tiene decir, pero debe ser alguien del PRO", repite otro dirigente entre indignado e hilarante.

Si la Provincia de Buenos Aires es el lugar donde se esperaba ganar, la Ciudad es el territorio donde se sabía que se iba a perder, pero la diferencia va a ser demasiado amplia. "Si no fuera por (Javier) Milei la paliza sería histórica. (Leandro) Santoro está enojado porque dice que el discurso del tipo es antidemocrático. ¡Una vela hay que prenderle! ¡El 65% sacaba el PRO sin Milei!", exclama otro dirigente, en este caso porteño, que ha recorrido los pasillos del sindicalismo justicialista local por 40 años.

Alberto, en el ojo de la tormenta: el kirchnerismo hará recaer sobre él una eventual derrota

Por si fuera poco, el peronismo va a perder Santa Fe, la provincia que recuperó después de años de control socialista de la mano de Omar Perotti. Y la va a perder con una periodista sin experiencia política. "Caro (Carolina Losada) no es que haya enamorado a los santafesinos, al contrario, la ven medio pavota, pero también la ven auténtica y no la ven chorra, con eso le está sobrando", explican en el PJ local. En la Rosada esperan que la diferencia sea de al menos 10 puntos, e incluso algunos dicen que, si esa fuese la distancia, hasta se darían por conformes.

Hay comunes denominadores entre Provincia de Buenos Aires y Santa Fe, la creciente violencia y el rechazo a las autoridades y su presumida inacción. Perotti fue echado hace unas semanas de una marcha contra la inseguridad. "No se cómo se le ocurrió, las autoridades están para darle solución, si ellos marchan, ¿a quien le están pidiendo?", dice un dirigente cercano a Agustín Rossi. La crisis de inseguridad en La Matanza, por su parte, fue un mazazo para el peronismo bonaerense.

El recorrido no termina ahí. Córdoba es un dolor de cabeza y además un sufrimiento autoinfligido. No solamente el oficialismo sacó apenas 10,2% en las PASO, además después, el presidente Alberto Fernández fue a la provincia mediterránea a espantar mas votantes con su discurso "anticordobeses".

"Viste que ahora estos culiados le echan la culpa a Juan (Schiaretti, el gobernador) de haber difundido el video. ¿A quien le importa quien lo difundió? ¿Este tipo no entiende que hoy todo se filma todo se ve, que no se puede decir cualquier pavada?" (la fuente no dijo pavada, usó un término mas soez), espeta un cordobés de pura cepa, otrora cercano a José Manuel De la Sota. La paliza en la provincia del cuarteto donde el vino se toma sin soda porque así pega más, promete ser memorable.

El peronismo acepta que tiene perdidos los cinco distritos mas importantes del país

El otro espacio donde parece todo escandalosamente perdido para el oficialismo es Mendoza. En septiembre Cambia Mendoza, la versión andina de Juntos, se llevó mas del 45% de los votos, contra el peronismo que apenas cosechó el 25%. Hoy las propias huestes de Anabel Fernández Sagasti, la candidata del gobierno, la cosa estaría peor: dicen que 50 a 20.

Así, sobre 34 millones de electores autorizados para votar, el Gobierno perdería con contundencia en 5 distritos que representan 22 millones y medio, algo semejante al 65% del total del electorado.

"Quien sabe como vamos a salir de este quilombo, ni que cosas se van a disparar el lunes 15 (de noviembre post elecciones), lo único que hay en mente ahora es evitar una crisis institucional. Porque atrás de esta masacre viene un diciembre con gente con hambre, a la que no le vamos a poder dar nada más de los que ya le dimos, y habrá que ver como sobrevivimos a eso", explica un funcionario de altísimo rango del gobierno que se muestra totalmente desorientado.



iprofesional