EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

EXPORTACIÓN DE ENERGÍA Cammesa importa seis nuevos cargamentos de combustibles para incrementar la exportación de energía a Brasil en el verano

 Las dos nuevas licitaciones se concretarán esta semana. Suman 200.000 m3 de gasoil y 100.000 de fueloil. La Argentina aprovecha la crisis energética brasilera provocada por la histórica sequía que atraviese el país vecino para exportar electricidad a precio récord.

Cammesa, la compañía que administra el mercado eléctrico mayorista (MEM), lanzó dos nuevas licitaciones para reforzar los stocks de combustibles del parque de generación eléctrica. En rigor, Cammesa lanzó la una nueva licitación para comprar cuatro cargamentos más de gasoil y de fuel oil, que se suman a la compra de Gas Natural Licuado (LNG, por sus siglas en inglés) de la semana pasada. En total, son 200.000 m3 de gasoil y 100.000 m3 de fueloil. Las empresas oferentes deberán presentar sus ofertas entre el partes y el miércoles de esta semana.

El objetivo del gobierno es exportar a energía a Brasil aprovechando que el país vecino atraviesa por una sequía histórica (la peor desde 1944), lo que provocó una abrupta caída en la generación hidroeléctrica, que es su principal fuente energética.

La importación de Cammesa de esta semana se concretará con dos cargamentos de fuel oil y cuatro cargamentos de gasoil por 200.000 m3. Los cargos llegarán al país a partir de noviembre.

La empresa estatal Integración Energética Argentina S.A. (IEASA, ex Enarsa) importó la semana pasada cuatro cargamentos de LNG para revenderlos también a Brasil. El país presidido por Jair Bolsonaro está importando energía desde la Argentina como parte de un plan de contingencia para sortear la crisis energética que está atravesando.

Importación en verano

Según cálculos de la propia Cammesa, desde octubre de 2020 hasta esta hoy los ingresos provenientes por la exportación de energía hacia Brasil se ubican en alrededor de los 630 millones de dólares. La creciente exportación de energía al sistema brasilero es significativa, sobre todo en un contexto de necesidad de divisas por parte del Tesoro.

El escenario más optimista del gobierno durante el próximo verano, es decir, entre noviembre de 2021 y marzo del año próximo, es exportar energía a Brasil por un total cercano a los 300 millones de dólares más.



econojournal