EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

CRÉDITO INTERNACIONAL Argentina acelera para que Alemania le preste u$s 1800 millones: en qué se usarán

 

El secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, negociará con el gobierno alemán y los bancos Santander y Credit Suisse el crédito para construir la represa Chihuido I en Neuquén, licitada en 2014.

Después de siete años de su adjudicaciónla Argentina encarará el último tramo de las negociaciones con Alemania para cerrar el financiamiento de la construcción de la represa hidroeléctrica Chihuido por 637 megavatios (MW) de potencia y otras obras complementarias en Neuquén, de la mano de un consorcio encabezado por el empresario Eduardo Eurnekian, dueño de la Corporación América.

La Secretaría de Asuntos Estratégicos, que comanda Gustavo Beliz, buscará en los próximos meses firmar un acuerdo comercial con Euler Hermes Aktiengesellschaft (la agencia de créditos para la exportación de Alemania) para que otorgue las garantías del préstamo sindicado de los bancos Santander y Credit Suisse por al menos u$s 1850 millones.

En el Presupuesto 2022, el Ministerio de Economía agregó un aval por u$s 450 millones, para completar los trabajos por u$s 2300 millones.

Además de la represa Chihuido, se construirá una Línea de Extra Alta Tensión de 500 kilovoltios (kV), una Estación Transformadora de 500 a 132 kV y se realizarán obras y acciones para mitigar y compensar el impacto ambiental, con la relocalización de poblaciones y áreas productivas.

Licitado en 2014, durante el segundo mandato presidencial de Cristina Fernández de Kirchner, el Aprovechamiento Multipropósito Chihuido I estuvo frenado por los problemas financieros y cambios en el contrato.

Por ejemplo, el primer ministro de Rusia, Vladimir Putin, rompió el diálogo con el ex presidente Mauricio Macri por el financiamiento, por lo que Helport, la constructora de Eurnekian, tuvo que acercar a los alemanes, que garantizarán el préstamo a cambio de que Voith Hydro sea el proveedor de las turbinas y equipamientos electromecánicos, al igual que en la ampliación de Yacyretá.

La obra tiene a Helport como líder y a Panedile (de Hugo Dragonetti), José Chediack, Eleprint (de la familia Weiss) y la Hidroeléctrica Ameghino (que operará la central) como socios.

El plazo de construcción es de 5 años; la propuesta financiera de los bancos es a 20 años, con un período de gracia de 6 meses a partir de la terminación, y tiene una tasa interna de retorno efectivo anual (TIREA) del 6,35%, por debajo del 6,62% previsto originalmente.

El monto a financiar sería de al menos el 85% del costo total del proyecto, aunque en el Gobierno buscarán que se acerque al 95%.

El emprendimiento está ubicado a 5,5 kilómetros aguas abajo de la confluencia del Río Neuquén con el Río Agrio y servirá no solo para generar energía eléctrica sino también para controlar las crecidas y asegurar la provisión de agua para el consumo humano, el riego y el uso industrial.

En medio de una bajante histórica de los embalses del Comahue por la sequía que ya lleva unos 15 años, la presa que se construirá en Neuquén tendrá 105 metros de altura respecto del fondo del cauce, con un salto nominal de 89,5 metros.

La central hidráulica tendrá cuatro grupos de turbinas por 159,25 MW cada uno, con lo que totalizarán 637 MW de potencia, y una generación media anual de energía de 1750 gigavatios-hora (GWh).

En medio de una gira de presentación por Europa en febrero de 2020, la construcción de Chihuido fue uno de los temas que habló el presidente Alberto Fernández con la canciller de Alemania, Angela Merkel.


CRONISTA