EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

MARTÍN TETAZ Con $ 530.000 millones que se gastan en el nuevo cierre se podrían comprar 100 millones de dosis

 La gestión del Gobierno de Alberto Fernández sobre cómo se manejó el Estado argentino respecto a la negociación y compra de vacunas está por estas horas en tela de juicio. Desde la oposición aseguran que el ministerio de Salud pasó el tema de la inmunización de personas contra el covid a un plano "ideológico", pudiendo negociar y concretar solamente, hasta ahora, con Rusia, China, México y prontamente, cerrará acuerdos con Cuba. Sin embargo, el problema va más allá, y es que según algunos expertos en la materia y en el ámbito económico, sale mucho más caro llevar adelante esta nueva cuarentena que decretó el Presidente por nueve días, que comprar antídotos para vacunar a más personas.


La jornada de vacunación en Argentina ha tenido sus traspiés casi desde su inicio. En primer lugar, el Gobierno nacional no pudo conseguir un acuerdo con Pfizer sobre finales del 2020, situación que fue muy cuestionada por sectores de la oposición. Luego, Argentina también resignó el máximo del fondo Covax, esto le podría haber permitido al país conseguir vacunas para cubrir, por lo menos, al 50% de la población

Sumado a la mala gestión y negociación del ministerio de Salud respecto a las vacunas, se sumaron escándalos no menores como el de los vacunados VIP, tema que pica y se extiende en todo el territorio nacional. Aún así, son los expertos quienes aseguran que la situación va más allá de una mala gestión, sino que además, el gasto que requiere el confinamiento estricto que decretó Alberto Fernández equivale a un buen número de antídotos con el que se podría inmunizar a millones de ciudadanos. 

En ese sentido, el nuevo confinamiento que decretó el Gobierno argentino lo obliga a hacer un esfuerzo fiscal de 530.000 millones de pesos; un monto suficiente como para comprar 100 millones de dosis de Moderna; una de las vacunas más caras del mercado, según explicó el economista Martín Tetaz. 

"No solo contra las muertes, que es obvio, sino contra cualquier métrica resultaba conveniente acelerar la compra de vacunas a cualquier precio y con cualquier garantía", reflexionó el especialista.

En esa línea, explica que el monto anunciado para el Repro II, a los efectos de complementar el sueldo de los trabajadores de los sectores críticos (530.000 millones de pesos), permite comprar casi 5 dosis de la vacuna moderna por cada mes de subsidio a cada trabajador. 

"En tiempos en que miles de argentinos huyen a Miami a vacunarse gastándose cerca de 3.000 dólares per cápita, no se entiende como el Gobierno no puede ir a comprar vacunas para los trabajadores, en vez de pagarles 22.000 pesos mensuales de Repro", cuestionó Tetaz. 

 

Por otro lado, el economista Pablo Olivares, abordó el gasto que implica el tema de las terapias intensivas. En ese contexto, el especialista calculó que cubrir con dos dosis de la vacuna de Pfizer (20 dólares por inyección) cuesta menos del 10% del costo directo diario de una cama de terapia intensiva con respirador.

A su vez, los especialistas hicieron una advertencia respecto a las promesas de Alberto Fernández, que según sus cálculos, ponen en duda.

Y es que según explicaron, el Presidente aseguró que las nuevas medidas restrictivas se iban a financiar con el impuesto a las grandes fortunas y el aumento en la recaudación, pero el presupuesto 2021 ya contemplaba el incremento del 11% de la recaudación en términos reales, sin incluir a la segunda ola entre las previsiones de gastos, mientras que el tributo excepcional a los patrimonios recaudó 20% menos de lo esperado y su destino ya estaba comprometido por ley. 

"Es cierto que el dinero es fungible y que esos compromisos son relativos, pero no se puede cubrir 530.000 millones, con los 240.000 recaudados, mucho menos si parte de ellos ya han sido asignados", opinó Tetaz. 

A su vez, reflexionó sobre cómo será el panorama en los próximos meses sobre cuanto caerá la recaudación del Gobierno, específicamente en mayo y junio, en relación con marzo y abril, "sin contar el ingreso del impuesto a las fortunas (la gente de Ferreres y Asociados estima una caída del producto del 7% en el bimestre), como así también cuanto se eleva el gasto y consecuentemente cuanto se infla el déficit", explicó. 

Y agregó: "Es cierto que el Repro II es más acotado que el ATP y que las transferencias vía tarjeta alimentaria son más baratas que el IFE, pero es probable que el déficit se eleve al terreno de los 200.000 millones mensuales, desde los -57.000 que acaba de mostrar el resultado fiscal de abril".

Por último, los expertos explicaron que, a su juicio, ese rojo será financiado mayormente con emisión, sobre todo considerando que la última licitación del Tesoro "se quedó corta" en 55.000 millones y que se enfrentan vencimientos de 400.000 millones en julio y agosto, meses en los que además desaparece la ventaja estacional del gasto primario porque empiezan a entrar las paritarias y hay que pagar una cuota del aguinaldo.

"A fines de agosto quedará un poco más claro el panorama; sabremos cuanto cayó cayeron la economía y la recaudación por las nuevas restricciones, a cuanto se elevó el déficit y que parte de los vencimientos de deuda pudieron ser cubiertos sin emitir. Hasta entonces todo será incertidumbre", cerraron. 



urgente24