EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

MARANGONI & RODRÍGUEZ Tres tristes tigres traen tensiones en el traumático trimestre

 La economía argentina es un trabalenguas: no ha levantado en el intermedio entre la 1ra. y la 2da. ola de la pandemia pese al activo rol del Estado. Probablemente, no resulte un problema de inyectar pesos sino de definir políticas que promuevan la inversión. La idea de que el gasto público puede movilizar la economía fue uno de los fracasos más notables de Cristina Fernández de Kirchner en sus 8 años en la Casa Rosada. Le mintieron con desmesura y le siguen mintiendo. En la Argentina no hay política económica y las medidas espasmódicas refuerzan el sesgo anti inversión directa privada. Estos conceptos se encuentran en el trasfondo del informe semanal de la consultora Marangoni & Rodríguez titulado "El nuevo cierre puede abrir nuevos problemas / Tres tensiones sobre la economía".


El reciente cierre en prácticamente todo el país durante los próximos 9 días pondrá tensión (en diferentes grados) sobre el ritmo de la recuperación económica, sobre las cuentas fiscales y en el mercado cambiario.

Son los 3 aspectos para monitorear en las próximas semanas.

## La actividad en marzo mostró un 2do. mes consecutivo de caída desestacionalizada (dato que sorprendió por lo negativo ya que prácticamente no impactaron las suaves restricciones que se impusieron). 

A partir de ahora el efecto sobre los sectores más castigados por la pandemia será mayor (gastronomía, comercios en general, transporte, recreación, salud), ya que en abril se endureció algo más y ahora se cerró del todo. 

La menor movilidad pegará también en la demanda general hacia varios sectores, a lo que se suma algunos problemas puntuales en diversas plantas que tienen personal afectado y no pueden operar normalmente (industria automotriz). 

En el caso que no se prorrogue por mucho más tiempo y tengamos mayor ritmo de vacunación el efecto será una mayor caída en el 2do. trimestre, adicional a la que ya se esperaba (podría estar en torno al 1,5%). Por ahora no cambian demasiado las proyecciones del rebote promedio anual para toda la economía de alrededor de un 6,5%. 

A diferencia del lockdown duro del año pasado ahora tenemos muchos sectores y actividades donde la producción convive con la pandemia a partir de protocolos rigurosos.

Será clave esperar el efecto que tenga este cierre para estabilizar y torcer el rumbo en la curva de contagios, para de estar forma levantar las restricciones y recuperar actividad rápidamente. 

Por supuesto también el impacto que tenga la aceleración prometida en la inmunización con la llegada de más vacunas.

## El segundo plano de los efectos, y el más preocupante por sus implicancias de corto plazo, reside en el impacto de esta nueva ola de restricciones sobre la caja fiscal. 

Aún sin estos anuncios de cierres, ya existía una tensión política con el ministro Martín Guzmán respecto al sendero fiscal para 2021. Gastar más e impulsar la economía o ser más austeros para mejorar el frente de negociaciones con el FMI y emitir lo menos posible. 

La pelea por los subsidios se inscribió en este capítulo y el Ministro quedó golpeado. Ya venía manifestando que los márgenes de este año para repetir un gasto covid abundante y recostado sobre la emisión eran exiguos.

Ahora ya existen anuncios concretos de un nuevo paquete Covid por unos $ 480.000 millones, que representan 1,3 del PBI. 

Seguramente mayores pedidos de auxilio serán moneda corriente cuando comiencen a verse los efectos sobre la población más vulnerable y que no puede “encerrarse” y dejar de salir a trabajar.

Afortunadamente el punto de partida para las cuentas fiscales es muy bueno, en el sentido que se cierra un cuatrimestre con un déficit muy moderado (sacando 2019 es el mejor año desde 2015) con ingresos en abril creciendo al 93% i.a. (interanual) y gastos al 14% i.a. 

Los ingresos extras por el shock de precios de commodities y los recursos del aporte extraordinario de grandes fortunas representan aproximadamente una cifra similar al paquete comprometido. 

En este sentido, hasta aquí no se movería tanto la hora de ruta planeada por el Ministro en cuanto a cómo financiar el desequilibrio de mas de 4 puntos para este año. 

Lo que sí hay que olvidar es la posibilidad de mostrar un déficit menor al 4% para darle señales al FMI y presionar menos la emisión y el mercado de deuda local.

Año electoral, una situación social muy delicada, inflación muy elevada e ingresos que no repuntan y ahora un cierre duro (aunque por ahora corto) de la economía renovarán las presiones para que el ministro deje de lado toda pretensión de moderación fiscal en estos meses. 

## Y aquí llegamos a la tercera repercusión que hay que monitorear que es el mercado cambiario. Hasta aquí el gobierno tienen un frente aliviado con el dólar tranquilo, liquidaciones abundantes y reservas en alza. Aunque si comenzó algún movimiento y nerviosismo en los dólares paralelos. 

En la medida que las presiones por mayor gasto crezcan, y ello impacte en mayores necesidades de monetización (al mercado de deuda local no lo sobra nada ya que renueva lo que vence y logra captar poco dinero fresco adicional, al menos a este nivel de tasas de interés), y siga la caída en la demanda de dinero, entonces la presión sobre los dólares libres y la brecha ser renovarán.




urgente24