EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

INTENSO CAMINO A OCTUBRE Sin confianza, nada impedirá al blue volar hasta los $250

 El economista Iván Cachanosky lanzó un sombrío pronóstico para el dólar blue, en caso que el Gobierno de Alberto Fernández no genere confianza. "Nada impide que el billete informal siga subiendo hasta fin de año", advirtió.


La volatilidad del dólar blue encendió las alarmas, y los economistas están considerando que su precio puede seguir subiendo con fuerza si el Gobierno no logra generar confianza, tal como sucedió en octubre pasado cuando alcanzó los $195.

Los analistas consideran que nada impide que pueda volver a alcanzar o superar esa cifra, sobre todo porque ya lo hizo meses atrás.

En este sentido, Iván Cachanosky, economista de la 'Fundación Libertad Y Progreso', dijo que el dólar paralelo "podría ubicarse cerca de los $250 hacia finales de año, si no se genera confianza".

Su justificación es que la tensión en el mercado cambiario crece en un contexto de año electoral y en un momento donde la inflación está lejos de encontrarse domada.

El último dato de marzo arrojó un incremento de los precios del 4,8% en términos mensuales y abril, aunque por debajo del nivel de marzo, se considera que también tendrá una inflación elevada.

"Ante el avance en el nivel de los precios, desde febrero que el Gobierno viene pisando el tipo de cambio oficial. Antes, lo devaluaba al ritmo de la inflación, ahora a un menor ritmo. En otras palabras, claramente el Ejecutivo está asustado por la dinámica que está tomando la evolución de los precios", detalla Cachanosky.

Por otro lado, el mercado cambiario se despertó con fuerza en los últimos días en las plazas paralelas.

"La preocupación crece, y no es para menos, teniendo en cuenta los grados y variedades en la incertidumbre que se vive", explicó el economista en diálogo con el sitio 'iProfesional'.

En este sentido, afirmó que surgen varias preguntas como, por ejemplo, si se profundizarán las restricciones. Y en caso de que así sea, se desconoce por cuánto tiempo será.

Por otro lado, surgen temores a que pueda acelerarse aún más la inflación, y titubeos a que pueda bajar de manera consistente en el corto plazo.

A todas estas dudas que se plantean desde hace un buen tiempo, Cachanosky acota que se le debe sumar "la incertidumbre Guzmán".

Con ello se refiere a la tensión política reciente en el seno del Gobierno, desencadenada por el grado de ajuste tarifario pretendido entre el ministro de Economía y el kirchnerismo.

A estas incertidumbres, se le agrega una fundamental: cuál es la sostenibilidad del plan del Gobierno de tener "planchado" al precio del dólar hasta las elecciones legislativas, como ancla antiinflacionaria. Algo que puede influir y presionar también al mercado paralelo.

"De aquí a octubre el camino no sólo es largo, sino que además es complicado. La calma que se observó en los últimos meses en el mercado cambiario era por intervenciones", sostiene Cachanosky.

Para completar que, por el momento y en lo inmediato, "los agro-dólares le juegan a favor, especialmente con buenos datos en la cosecha y en un contexto de precios de los commodities elevados".

Los dólares del campo ingresarán durante la liquidación de la temporada alta de cosecha, que será hasta junio. Por lo que el gran interrogante es qué sucederá luego.

Por otro lado, este analista considera que el Banco Central y el Fondo de Garantía de sustentabilidad (FGS) cuentan con bonos en dólares que podrían utilizar para bajar a los dólares paralelos, en caso de que la brecha se dispare.

También es importante analizar en caudal de dólares que tiene disponible el Gobierno para hacerle frente a la demanda del mercado.

"En lo que respecta a las reservas internacionales netas, no son muy abultadas ya que rondan en torno a los US$6.000 millones, pero con el agravante que la mayoría de ellas se encuentran en oro y otro tanto en DEGs (Derechos Especiales de Giro)", indica Cachanosky.

Por eso, la noticia preocupante es que, descontando el oro y los DEG, al Banco Central sólo le quedarían "unos US$2.000 millones de rápida disponibilidad. Es decir, este es el monto líquido para atender una emergencia cambiaria, en caso de que se lo precise", acota el economista.

En resumen, Cachanosky resalta que todos estos factores "ponen en evidencia que el mercado cambiario está lejos de encontrarse equilibrado, y que la paz que se venía observando era artificial".

También destaca que se revela que el camino a octubre "luce complicado si no se logra recuperar la confianza".

En este sentido, no hay que olvidarse de que el 30 de mayo hay vencimientos con el Club de París por US$2.400 millones, aunque con 60 días de gracia.

"Finalmente, una carta que puede jugar a favor es la ampliación de los DEGs por parte del FMI, que podrían significar alrededor de US$4.500 millones para el país. Sin embargo, parte de este monto tiene destino específico para afrontar la pandemia y, además, no está del todo claro cuándo se cobraría", contextualiza Cachanosky.

En síntesis, opina que el camino del mercado cambiario desde ahora hasta octubre "será intenso".

"Si bien el Gobierno y el Banco Central cuentan con algunos instrumentos para hacer frente a los compromisos, es insuficiente para llegar sólo con estas herramientas a octubre. Se requerirán esfuerzos mayores que contribuyan a recuperar una confianza cada vez más dañada", finalizó Cachanosky.

Así las cosas, todo lo que le haga ruido al Gobierno se reflejará en el precio del dólar blue en los próximos meses.



urgente24