EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

En la industria láctea temen que el Gobierno también les restrinja las exportaciones

 Los envíos al exterior del sector crecieron un 14% en el primer cuatrimestre de la mano del boom internacional de la leche en polvo. La producción aumentó un 4,5%.


Las exportaciones de productos lácteos vienen aumentando de manera significativa en lo que va del año al ritmo de la suba de precios internacionales. Durante el primer cuatrimestre de 2021 los envíos al exterior del sector crecieron un 14% en volumen y un 12% en dólares.

Los datos surgen de un informe publicado por el Observatorio de la Cadena Láctea (OCLA). En el periodo enero/abril de este año se exportaron 121.700 toneladas de productos lácteos. La cifra representó un 26% de la producción nacional de leche y unos 380 millones de dólares.

Tal como adelantó LPO, el precio internacional de la leche en polvo registra actualmente niveles máximos en los últimos 7 años luego de superar los 4.000 dólares por tonelada en el mercado de Nueva Zelanda (NZX) que actúa como referencia en la cotización de este commodity.

Los exportadores locales acceden a valores que se ubican entre 3700 y 3800 dólares por tonelada que, de todas formas, resulta un precio muy atractivo para la industria láctea dado que el promedio histórico no supera los 3000 dólares (los mayores compradores son Argelia, Brasil, Rusia y Chile).

La leche en polvo representa un 50% de las exportaciones de lácteos (el otro 50% son quesos, caseína y suero). Las empresas pagan un 9% en concepto de retenciones que se lo descuentan al productor. Es decir, el tipo de cambio real para el sector se ubica en torno a los 85 pesos.

En este contexto, lo cierto es que entre empresarios y productores se encendieron las alarmas después del cierre de exportaciones de carne. Muchos temen que la Casa Rosada también restrinja los envíos al exterior de lácteos para intentar planchar los precios internos.

"Si la lógica del Gobierno es cerrar las exportaciones por la suba de precios internos, no veo por qué no lo van a hacer con los lácteos. Ya lo hicieron en 2005 cuando establecieron precios máximos para las exportaciones del sector", recordó a este medio el propietario de una Pyme bonaerense.

La suba de precios internacionales le permitió a las empresas lácteas reducir las pérdidas y compensar el programa "Precios Máximos" que rige desde marzo de 2020. Mastellone Hnos, por ejemplo, registró una pérdida de 828 millones de pesos en los primeros tres meses de este año.

Si bien la pérdida es importante, el dato es que la firma logró reducir el rojo a la mitad respecto a igual periodo de 2020. Una situación similar les ocurrió al resto de las grandes empresas, mientras que las Pymes que destinan su producción al mercado local afrontan un escenario más complicado.

En los últimos 12 meses, según datos del INDEC, los productos lácteos en los supermercados registraron un aumento del 35% versus un 46% de la inflación general y un 41% de actualización del tipo de cambio oficial que se tomar en cuenta para liquidar las exportaciones.

En el primer cuatrimestre de 2021 la producción de leche en la Argentina fue de 3.368 litros, según el Ministerio de Agricultura. La cifra representa un 4,5% más que en igual periodo de 2020, aunque aún está por debajo de los 3464 litros producidos en enero/abril de 2015.

La participación del tambero en el precio final de la leche es del 29%. La industria, por su parte, recibe alrededor del 27%, al tiempo que el comercio minorista percibe un 16% y la carga fiscal (en los 3 niveles del Estado) ronda el 26%, según un reciente informe de FADA.

El último IPOD de CAME determinó que el precio promedio de la leche pagado por los consumidores se ubicó en abril en torno a los 87 pesos por litro. Los productores, en tanto, recibieron 26 pesos el mes pasado. La brecha entre las dos puntas de la cadena comercial fue del 235%.