EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tope al financiamiento El mercado ya le pide al Gobierno más tasa para prestarle pesos y teme mayor emisión

 

Algunos analistas empiezan a observar señales de saturación hacia las emisiones indexadas por CER y advierten que una caída en las colocaciones podría derivar en más emisión por parte del BCRA.

El objetivo del Gobierno de financiar el 40% del déficit fiscal en el mercado de capitales está encontrando traspiés, ya que los inversores empiezan a mostrar síntomas de agotamiento respecto de las colocaciones.

Por ello, podría verse obligado a recurrir a más emisión monetaria o a profundizar el ajuste.

El abaratamiento del contado con liquidación y el MEP hace tentadora la posibilidad de dolarizarse y puede distraer la mirada de un mercado que ha mostrado entusiasmo hacia las licitaciones CER y dólar linked durante 2020.

Las soluciones parecerían vincularse con mejorar los incentivos (tasas) y aportar driver positivos.

"En el primer trimestre el Gobierno consiguió financiamiento neto por $90 mil millones y debería estar consiguiendo $74 mil millones netos por mes para alcanzar los $890 mil millones que necesita conseguir en 2021, según lo presupuestado", consignó el estratega de Portfolio Personal Inversiones Pedro Siaba Serrate.

En tanto, el economista Fernando Marull, de FMyA.com.ar, recordó que "la semana pasada el mercado le dijo al Gobierno 'dame más tasa o no te voy a ir a comprar letras'".

En la licitación a la que hizo referencia Marull, al Tesoro le costó colocar deuda que ajusta por CER, ya que pagó 0,85%, cuando en el mercado estaba más barata (rendía 1%).

"Puede haber una señal de saturación en el mercado de deuda local. Recordemos que el Gobierno apuesta a financiar el déficit fiscal financiero de 6% PBI en parte con emisión (3, 2% del PBI) y el resto deuda en pesos", añadió Marull.

Por último, Marull agregó que si el Tesoro no da señales de tasas, "la única alternativa que tiene es inclinarse por mayor emisión monetaria", aunque advirtió que "no hay margen" para ello.

En línea con su colega, el director de la consultora EcoGo, Federico Furiase, agregó: "El mercado quiere tasas reales más altas en la curva CER y eso es una señal de alerta, teniendo en cuenta la incertidumbre macroeconómica, la postergación del acuerdo con el FMI y, sobre todo, la apreciación que venimos teniendo en el tipo de cambio real contra el dólar CCL".

Furiase recordó que el CCL llegó a estar por encima de los $180 y que hoy está por debajo de los $150, "pese a la inflación de estos meses".

Por otro lado, el economista adelantó que el IPC de marzo y abril muy posiblemente esté en la zona del 4%.

 "El Gobierno, para evitar que se siga estresando la curva de pesos y para asegurarse el roll over, debería poner tasas reales positivas, tener un programa económico que genere expectativas de consolidación fiscal y monetaria y lograr que se sostenga el ingreso de dólares al MULC", agregó Furiase.

Furiase añadió que hay unos u$s 4000 millones de fondos offshore en la curva de pesos "que quedaron atrapados, no pueden salir por temas de liquidez y son una potencial fuente de inestabilidad cambiaria".

El estratega de renta fija de Consultatio, Francisco Mattig, consignó: "Si la situación macro se complica, al Tesoro le van a empezar a costar las licitaciones".

Mattig destacó que hay un segmento "cautivo" para esas licitaciones, aunque advirtió: "Eso tiene un límite, porque el Gobierno quiere emitir a tasas 'sostenibles', por lo que si la deuda en pesos sigue floja va a empezar a conseguir cada vez menos y a monetizar más".

Quien mostró un matiz diferente fue Fernando Baer, de la consultora Quantum: "El Gobierno todavía tiene espacio para seguir buscando mecanismos locales, mediante títulos ajustables. La estabilidad cambiaria de las ultimas semanas y la que se espera para las próximas puede darle margen para lograrlo, sin subir las tasas".

Por último, Baer resumió: "Dependerá mucho de lo que pase con el déficit".



cronista