EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Operativo vacunas": ambiciosa agenda de Guzmán para poder estabilizar al dólar y controlar precios

 En el gabinete tienen en claro que sólo la llegada masiva de Sputnik V, Astrazeneca o Sinopharm será la verdadera "vacuna" que necesita la economía


Después de la última reunión de gabinete económico, varios de los funcionarios coincidieron en una misma síntesis: la agenda principal de las próximas semanas -además del tema de los precios de los alimentos, por cierto- pasará por la capacidad de la Casa Rosada para conseguir vacunas.

"La diplomacia de las vacunas", definió uno de los ministros que estuvo presente el la Casa de Gobierno.

En el gabinete económico tienen en claro que sólo la llegada masiva de Sputnik V, Astrazeneca o Sinopharm será la verdadera "vacuna" que necesita la economía para inmunizarse de esta dramática crisis sanitaria.

El propio Alberto Fernández contó, en su discurso del viernes en Rosario, que utiliza buena parte de su tiempo para comunicarse con otros jefes de Estado, y también con laboratorios, para tratar de conseguir vacunas. No se trata de una tarea sencilla ni con final exitoso asegurado: las vacunas se han convertido en el bien más preciado y escaso del mundo.

El incipiente recalentamiento del mercado cambiario luce como la muestra cabal de la incertidumbre a la que lleva la ola de contagios y el récord de fallecimientos diario con el que se llegó al fin de semana.

El "mercado" toma como una posibilidad cada vez más cierta que la Argentina se encamine hacia un cierre mucho más estricto de la economía, y que en esas condiciones la dolarización aparece como el único camino posible para protegerse. Tal como sucedió el año pasado, cuando en el peor momento de la crisis sanitaria, la cotización del "blue" tocó el récord de $195.

Por ahora, la definición de Martín Guzmán de que no hay espacio para que el país vuelva a "fase 1" a pesar de la ola de contagios evitó un salto más fuerte del "paralelo".

En el Palacio de Hacienda reina la preocupación. Los funcionarios tienen más claro que nadie todo lo que costó domar al mercado cambiario.

La cotización de la soja -cerró la semana en u$s565, en el mejor precio de los últimos ocho años- ayudó sin dudas a la estabilización. De hecho, la liquidación de divisas de las cerealeras le permitió al Banco Central adquirir u$s1.100 millones en lo que val del mes. Pero todos tienen en claro que cuando los inversores pierden la tranquilidad, la dolarización en la Argentina es implacable. Y que así como las divisas llegan a la ventanilla del BCRA, así es como también se van.

Por eso mismo, en el equipo destacan la gira que Guzmán realizó por Europa, que incluyó una escapada hasta Moscú, en donde se fabrican millones de dosis de Sputnik V. Guzmán fue a estrechar lazos para asegurarse más vacunas.

Acelerar con el plan de vacunación es fundamental para poder controlar otras variables de la economía

Acuerdo con el FMI: el plan B

El ministro sabe que ganó espacio en el poder de decisión gubernamental, y en ese contexto aprovechó -una vez más- para dejar trascender su deseo de un pronto acuerdo con el Fondo Monetario, que lleve algo de sosiego al alterado escenario.

Entre funcionarios del área económica gana espacio la idea de que más vale un rápido acuerdo con el Fondo Monetario para evitarse un nuevo traspié cambiario.

Para las próximas semanas está asegurada la afluencia de divisas por parte de chacareros y de cerealeras atraídos por el precio (casi) récord de la soja, y se apuran a vender para asegurarse un buen rendimiento de la cosecha.

Pero los funcionarios piensan un poco más allá. Para cuando se termine la estacionalidad sojera. Y por eso confían en que "la política" tenga el mismo diagnóstico, de cara a las elecciones.

Dólar y precios: dos grandes desafíos

Lo que parece cada vez más claro es que la estrategia conservadora de "pisar" el tipo de cambio para desacelerar la inflación y, de esa manera, dar cabida a una recuperación del consumo no alcanza, se queda corta, en un contexto de récord de contagios e incertidumbre total.

El Gobierno, y así lo creen en el gabinete económico, necesita mostrar más gestión y audacia para asegurar la estabilidad cambiaria. Lo dicho: la llegada de vacunas es la pelea "de fondo". Lo más relevante para las próximas semanas.

Pero, además, hay necesidad de una articulación de medidas concretas para enfriar la dinámica de los precios. Los últimos datos alarmaron a todos.

Y las mediciones "online" de las consultoras privadas ya marcan que abril viene con una inflación más elevada de la que quiere el ministro de Economía. La consultora Eco Go -de la economista Marina Dal Poggeto- proyecta una inflación de entre 3,5% a 4% para este mes.

En la segunda semana, la consultora LCG -fundada por Martín Lousteau- midió un alza promedio en alimentos del 1,1%. Apenas dos décimas menos que en la semana previa. Para las últimas cuatro semanas, LCG midió una inflación en ese rubro del 4,6%.

En las últimas dos semanas se tomaron varias medidas de control sobre los principales fabricantes de alimentos básicos. Ayer mismo se anunció una batería de medidas -sobre todo enfocadas en el rubro carne-, con el objetivo de enfriar el proceso inflacionario.

Algunas de esas iniciativas -como el troceo de cortes- recién están pensadas para el mediano plazo. Otras, como la vigencia de Precios Cuidados para ocho cortes populares, se mantienen como una opción -limitada- para acercar la carne a los sectores más populares de la población.

La estabilidad del tipo de cambio es la principal herramienta del Gobierno para contener la presión inflacionaria

¿Logrará Guzmán bajar el envión de la dinámica inflacionaria? Lo más contundente de las últimas decisiones refieren al ancla cambiaria.

La principal ancla es la estabilidad del tipo de cambio. Los últimos números resultan elocuentes:

- En diciembre de 2020, con una inflación del 4%, la cotización del dólar subió 3,5%.

- En enero, con una inflación del 4%, el dólar se elevó 3,75%.

- En febrero, los precios subieron 3,6% pero el dólar lo hizo un 2,9%.

- El mes pasado, contra una inflación del 4,8%, la cotización del dólar subió apenas el 2,4% Exactamente la mitad.

- En lo que va de este mes, transcurrida una quincena, la cotización del dólar mayorista se elevó tan sólo 1,2%.

La otra cuestión de peso se relaciona con las tarifas. El Gobierno ya admitió que habría retoques en mayo. No más allá del 6%-7% tanto en las boletas de luz como de gas.

Igualmente, habrá que esperar a verificar si esos anuncios "informales" después se trasladan a la realidad.

Otra vez, ahí también se trata del contraste entre la visión de Guzmán y de otros funcionarios -en este caso de los entes reguladores (Enargas y Enre)- que está alineados con el Instituto Patria.

Así como la tragedia de la pandemia no deja demasiado lugar para el ombliguismo de la grieta -donde sólo hacen "negocio" los dirigentes y funcionarios involucrados-, en el tema económico propiamente dicho tampoco existe margen para las visiones más estrechas. Que pudieron ser aplaudidas en otro momento, cuando la economía y la realidad social tenían otra holgura.

Este 2021 no es el caso. La Argentina, en este contexto de pandemia y un marco externo incluso más agresivo por la competencia por las vacunas- se ve obligada a mantener alineamientos políticos muy concretos. Y a tomar medidas que no dejen dudas que van a favor del bienestar general.



iprofesional