EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Empresas chinas de celulares llegan al auto eléctrico

 

Salón de Shangái


Xiaomi y Huawei presentan desarrollos. También Alibaba o DJI, el primer fabricante mundial de drones, hacen pie en el mercado chino, el más grande del mundo.

Los gigantes tecnológicos chinos compiten en imaginación para hacerse un hueco en el competitivo sector del automóvil, un nuevo terreno de batalla.

Los fabricantes de smartphone Xiaomi y Huawei, el líder del comercio en línea Alibaba, o DJI, el primer fabricante mundial de drones, han puesto un pie en el mercado local del coche eléctrico, el más importante del mundo. El sector chino del automóvil registró en 2020 una contracción del 2% con 25,1 millones de vehículos vendidos, pero las ventas se recuperan gracias a la popularidad creciente de los autos eléctricos que en marzo representaron 9% de las ventas totales de automóviles. El gobierno espera que para 2025 esta cifra alcance el 25%.

El florecimiento de la 5G y la cantidad de datos en manos de los gigantes tecnológicos locales hace que el entorno sea ideal para el desarrollo de vehículos "eléctricos e inteligentes" y la puesta en marcha de la conducción autónoma.

"Este tipo de competición es una buena cosa y va a acelerar enormemente la innovación", dijo a la AFP William Li, presidente del fabricante NIO, que participa en el Salón del Automóvil de Shanghái, el primer salón pospandemia.

Alibaba se alió al japonés Honda para acelerar las pruebas del AutoX, su tecnología de coche autónomo mientras Baidu, el "Google chino", anunció el lunes que su sistema de navegación autónomo Apollo se instalará en un millón de vehículos en los próximos tres a cinco años.

Por su parte, Xiaomi prevé invertir 10.000 millones de dólares en diez años en su filial de vehículos eléctricos inteligentes mientras que Huawei va a inyectar mil millones de dólares en el sector a partir de este año.

El automóvil representa una nueva oportunidad para Huawei que se vio forzado a desarrollar su propio ecosistema tecnológico tras las sanciones estadounidenses que le impiden utilizar el sistema de explotación Android de Google.

El gigante de las telecomunicaciones se dio cuenta de sus "límites de mercado" actuales, señala Chen Yusheng, director de la tecnología para la empresa de análisis de compras Shanghai Autodatas Co.

"(Huawei) va a entrar en una nueva era que tendrá la ventaja de combinar la programación con el material. Esto va a ayudarlo a promover un desarrollo ultrarrápido de vehículos inteligentes y de la conducción autónoma", agrega Chen.

"Es muy tranquilizador. (Las empresas tecnológicas) ven que hay una oportunidad en esta industria, lo que significa que tiene un futuro brillante", asegura Antoine Barthes, director general de Dongfeng Nissan.



cars