EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El primer retroceso serio

●  Las bolsas han sufrido hoy el primer retroceso serio desde que comenzara el ejercicio.

Por ahora no hay que buscarle más argumentos que los de la perspectiva técnica, el exceso de sobrecompra por los últimos avances y la prueba de los niveles de resistencias que no son fáciles de superar.

Y sobre todo, que venimos de mercados que han marcado máximos históricos, como los americanos o el DAX alemán.

No hay razones desde el punto de vista de los bonos, que están tranquilos, para propiciar las correcciones, así como tampoco con el apartado de los resultados empresariales ni de los datos macroeconómicos coyunturales.

Es cierto que hay un incremento de la tensión geopolítica con Rusia y Ucrania y  China con Taiwán, pero no parecen por ahora detonantes de este inicio de posible corrección.

Sin amenazas al fondo de mercado

Clasificamos la sesión como corrección técnica y sin amenazas al fondo de mercado. Hay que esperar al cierre de las plazas americanas para ver si habrá continuidad y qué profundidad se puede esperar a la misma.

Las pruebas a los niveles de soporte pueden resultar sanos y que haya un ajuste de expectativas con lo que ya llevamos acumulado en el ejercicio puede resultar saludable para corregir excesos, tanto de sobrecompra como de sentimiento positivo.

Los grandes temas que pueden seguir preocupando a los grandes inversores no se desactivan, especialmente el del temor a la inflación.

Si vemos cómo se ha situado la tasa de ahorro privada, que ha marcado nuevos máximos, es normal que se espere, con la llegada de la normalidad, un exceso de gasto que sí tenga incidencia en el consumo y, como no, en los mercados.

Hay muchas voces que creen que puede pasar lo mismo que con la gripe española de 1918, que después dio lugar a los “locos años veinte” que tuvieron como final el crack de 1929.

Las fechas podrían hacer valer la comparación, al igual que la situación, pero no por su desarrollo,  velocidad y evolución.


Josep Codina



finanzas.com