EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

AQR: El gran 'dron' que planea sobre Telefónica, Santander, Iberdrola, etc.

 En los tiempos que corren pocas personas hay que no sepan lo que es un “dron” dadas las múltiples aplicaciones que estos ingenios tienen hoy en día, pues aparte de uso militar y de seguridad, sus misiones se extienden, entre otros muchos usos, a la agricultura, a los eventos futbolísticos, al control de incendios forestales, seguimiento de personas etc., etc.,.etc., y entre estos largos etcéteras, cada vez más largos según evoluciona la tecnología, no olvidaré uno de sus usos más singulares, como lo es el empleo que algunos países hacen de estas aeronaves no tripuladas para sobrevolar terrenos declarados al fisco como baldíos con objeto de cobrar subvenciones o de eludir impuestos.


Como bien decía, mucha gente conoce los “drones” y alguna de sus aplicaciones, pero son pocos los que conocen el origen etimológico de esta palabra anglosajona, que en la lengua de Shakespeare significa zángano, que en su acepción más común de nuestra Real Academia Española se refiere al macho de la abeja reina, cuya única misión en la vida es aparearse con ella y cuyo característico zumbido al volar recuerda mucho al de estas aeronaves no tripuladas de múltiples usos hoy en día.

Nuestra RAE también muestra como acepción de esta palabra la de “persona holgazana que se sustenta de lo ajeno” y con ello ya he llegado a donde quería llegar, al fondo bajista estadounidense, “AQR Capital Management LLC”, que  anda ahora zanganeando en nuestro Ibex 35, es decir, buscando holgazanamente su sustento en lo ajeno, pues no en vano es un fondo que maneja 143.000 millones de dólares, montante que, a poco que se revalorice el dólar frente a nuestra divisa y para que nos hagamos una idea, representa un importe monetario cercano a los 140.000 millones de euros de fondos europeos para la recuperación que España podría llegar a recibir entre 2.021 y 2.026 si estas ayudas son finalmente transferidas desde Bruselas.

Como se pueden imaginar, con esta cantidad de dinero, AQR puede permitirse  el lujo de  poner en jaque a todas la empresas de nuestro mercado si así lo desea. Esto nos debe hacer reflexionar, no vaya a ser que con estos saqueos nos termine ocurriendo aquello que  contaba nuestro genial humorista José Mota, que terminemos cambiando las gallinas que entran por las que salen.

Para no cansarles, y sin ánimo de ser exhaustivo, les relaciono a continuación alguna de las posiciones cortas que este fondo ha tomado recientemente en nuestro Ibex y que están presionando a la baja la cotización de empresas como:

-      Iberdrola (MC:IBE): posición bajista sobre el 0,5% del capital;
-      Banco Santander (MC:SAN): posición bajista sobre el 0,51% del capital;
-      Cellnex Telecom (MC:CLNX): posición bajista sobre el 0,95% del capital;
-      Telefónica (MC:TEF): posición bajista sobre el 0,52% del capital;
-      Ferrovial (MC:FER): posición bajista sobre el 0,82% del capital;
-      Bankinter (MC:BKT): posición bajista sobre el 0,6% del capital;
-      Amadeus (MC:AMA): posición bajista sobre el 0,8% del capital;
-      AENA (MC:AENA): posición bajista sobre el 0,5% del capital.

Ahora ya sólo falta para rizar el rizo que desde nuestra CNMV alguien saque pecho y aplauda esta intervención en el mercado, de carácter parasitario y que ningún valor aporta a nuestro economía, argumentando que estos fondos ayudan a dar liquidez al mercado y que sirven para alertar a los inversores minoritarios del peligro que corren al posicionar sus ahorros en nuestro Ibex 35.

¡Ah, se me olvidaba! Recuerdo que hace ya algún tiempo  un amigo mío, piloto de profesión, me contó que los “drones” se utilizaron por primera vez en los años 30 del siglo pasado. En efecto, corría el año 1935 cuando un almirante de los Estados Unidos, William H. Standley, vio una demostración de nuevos aviones de control remoto de la Royal Navy británica utilizados como blanco para prácticas de tiro. Al volver a los Estados Unidos, Standley encargó al comandante Delmer Fahrney desarrollar algo similar para la Armada norteamericana. Fahrney adoptó el nombre de “drone” para referirse a estos aviones en homenaje a la abeja reina:

¡God Save the Queen!

Y a ver si alguien con mando en plaza gubernamental, pues no hay que olvidar que todavía estamos en estado de alarma, se anima a salvar a nuestro Ibex de este acoso de zánganos, también llamados “drones”.




investing