EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Volkswagen acelera su transformación hacia un proveedor de movilidad basada en software.

 Volkswagen está acelerando su transformación para convertirse en un proveedor de movilidad basado en software. Al implementar la estrategia Accelerate que se acaba de presentar, la compañía se preparará sistemáticamente para los profundos cambios en la industria automotriz a su debido tiempo.



Así como Volkswagen lideró decididamente el camino con su ofensiva eléctrica global, ahora también está atendiendo los otros grandes problemas del futuro: la integración del software en el vehículo y la experiencia digital del cliente se convertirán en competencias centrales cruciales. Al implementar modelos comerciales basados en datos, la compañía busca atraer nuevos grupos de clientes y aprovechar fuentes adicionales de ingresos.

Volkswagen también hará que la conducción autónoma esté disponible para muchas personas antes de que finalice la década. “La movilidad eléctrica fue sólo el comienzo: la verdadera disrupción aún está por llegar. Con nuestra estrategia aceleramos hacia el futuro digital”, afirmó Ralf Brandstätter, CEO de Volkswagen. «En los próximos años, cambiaremos Volkswagen como nunca antes», añadió.

En 2016, Volkswagen inició una transformación de gran alcance y la mayor ofensiva eléctrica de la industria con la estrategia Transform 2025+. Con Accelerate, la compañía pretende ahora transformarse en “la marca más atractiva para la movilidad sustentable”. La empresa persigue tres impulsores de valor estratégico para la transformación acelerada: “valor de marca”, “plataformas escalables” y “empresa valiosa”, cada uno de los cuales se sustenta en medidas específicas y objetivos ambiciosos.

Integración de software, una competencia central para Volkswagen

Los altos volúmenes de la empresa asegurarán el necesario escalado del software en el Grupo. La integración de software en el vehículo y la experiencia digital del cliente se convertirán así en competencias centrales de Volkswagen. Con este fin, la compañía encabeza el desarrollo del ecosistema digital centrado en el cliente, con la Familia ID. abriendo el camino.

Para ello, Volkswagen ha establecido la unidad de proyectos ágiles ID. Digital que proporcionará actualizaciones “inalámbricas” cada 12 semanas a partir del verano de 2021. Estas permitirán que el vehículo se mantenga actualizado durante todo su ciclo de vida y mejore cada vez más con nuevas funciones.

Se espera que una flota completamente en red de más de 500.000 vehículos esté en la carretera en sólo dos años, a través de la cual Volkswagen podrá transmitir los comentarios directos de los clientes a las nuevas funciones.

Modelo de negocio 2.0: nuevos clientes y fuentes adicionales de ingresos

Al convertir el vehículo en un producto basado en software, Volkswagen está preparando el escenario para nuevos modelos comerciales sustentados en datos destinados a reducir las barreras de entrada a la movilidad individual al tiempo que ofrece paquetes de servicios muy atractivos para los clientes

Por lo tanto, Volkswagen tiene como objetivo generar ingresos adicionales durante la vida útil del vehículo a través de servicios de carga y energía, a través de funciones basadas en software que los clientes pueden reservar según sea necesario, o mediante la conducción automatizada.

La empresa también hará que la estructura del portfolio de vehículos sea mucho menos compleja. Las futuras generaciones de vehículos se producirán con un número muy reducido de versiones. La configuración individual ya no se establecerá a través del hardware cuando se compre el vehículo.

El vehículo tendrá prácticamente todo a bordo y los clientes podrán agregar las funciones deseadas bajo demanda en cualquier momento utilizando el ecosistema digital en el vehículo. Esto reducirá significativamente la complejidad de la producción.

Un plan claro para aumentar la rentabilidad

Volkswagen ha destinado alrededor de 16.000 millones de euros para invertir en las tendencias futuras de movilidad eléctrica, hibridación y digitalización hasta 2025. Para poder financiar las considerables inversiones futuras, la empresa trabajará sistemáticamente para aumentar su eficiencia con Accelerate. Se espera que el margen operativo objetivo de al menos el 6% se logre para 2023 y también se asegure a largo plazo.

El enfoque estará en ser más resistente a las fluctuaciones del mercado. Para lograr esto, Volkswagen busca recortar sus costos fijos en un 5% antes de 2023, aumentar la productividad de la fábrica en un 5% por año, optimizar los costos de materiales en un 7% y llevar todas las regiones a números rentables a largo plazo.

En Sudamérica y Estados Unidos, Volkswagen se esfuerza por alcanzar el punto de equilibrio en el año fiscal actual. La compañía ahora puede registrar ganancias en América del Norte con una disminución en los volúmenes de ventas de alrededor del 15% y en América del Sur con una disminución de los volúmenes de ventas de hasta un 30%.

Una expansión de la e-mobility más rápida

Volkswagen planea acelerar rápidamente la campaña eléctrica global una vez más: para 2030, la marca aumentará su participación de mercado a más del 70% de las entregas de autos totalmente eléctricos en Europa, el doble del objetivo de planificación anterior del 35%.

En los Estados Unidos y China, la marca apunta a una participación de mercado de vehículos eléctricos de más del 50% en el mismo período. Para lograr esto, Volkswagen lanzará al menos un nuevo modelo de BEV cada año. El ID.4 GTX (1) de tracción total comenzará en la primera mitad de 2021, seguido del deportivo ID.51 en la segunda mitad del año.

El ID.6 X / Cross (1), un SUV eléctrico de siete plazas para el mercado chino, se lanzará en otoño. Los planes para un automóvil eléctrico con el ID.3 (2), con un precio de nivel de entrada a partir de 20.000 euros, se adelantan dos años hasta 2025.

Volkswagen optimizará continuamente el kit de herramientas de accionamiento eléctrico modular (MEB) con mejoras en la aceleración, la capacidad de carga y el alcance. La compañía también aprovechará sus puntos fuertes como campeón de plataforma en la próxima generación de un conjunto de herramientas de conducción totalmente eléctrica de alto rendimiento para vehículos planos: la plataforma de sistemas escalables. Esto se implementará en 2026 por primera vez en el proyecto insignia de Volkswagen, Trinity.

La flota de motores de combustión también se seguirá desarrollando en paralelo a la aceleración de la campaña eléctrica. Todos los modelos principales, incluidos Golf, Tiguan, Passat, Tayron y T-ROC, tendrán otro sucesor. Ralf Brandstätter: “Seguiremos necesitando motores de combustión durante un tiempo, pero deberían ser lo más eficientes posible, por lo que la próxima generación de nuestros productos principales, todos los cuales son modelos mundiales, también estarán equipados con la última generación de tecnología híbrida enchufable, con una autonomía eléctrica de hasta 100 kilómetros”.

Trinity expandirá la conducción autónoma

Todo lo que Volkswagen ha planeado para el futuro, los clientes podrán experimentarlo en un vehículo por primera vez en 2026. En Trinity, todos los elementos se unirán. El vehículo establecerá nuevos estándares en tres aspectos: tecnológicamente, en términos del modelo comercial 2.0, y con nuevos enfoques de producción en la planta de Wolfsburg.

Trinity habilitará la conducción automatizada de nivel 2+ desde el principio y el nivel 4 en el futuro. “Trinity se convertirá en una especie de máquina del tiempo para nuestros clientes, ahorrándoles tiempo y estrés. Sin embargo, esta tecnología no debe convertirse en el dominio exclusivo de una élite selecta, por lo que la estamos trabajando para que esté disponible para muchas personas”, sostuvo Brandstätter.

Vender alrededor de 6 millones de unidades por año le da a la compañía la masa crítica que necesita para escalar la conducción autónoma, cuyo desarrollo es sofisticado, para implementarla en todo el mundo. A partir de Trinity en 2026, Volkswagen tomará el liderazgo en el Grupo Volkswagen mediante el establecimiento de una red neuronal en toda su flota de vehículos completamente interconectada sobre la cual los vehículos intercambiarán datos continuamente, por ejemplo, sobre la situación del tráfico, obstáculos o accidentes. Esto permitirá a Volkswagen crear un sistema de auto-aprendizaje con millones de vehículos que beneficiará a los clientes de todas las marcas del Grupo.

Ralf Brandstätter: “Volkswagen experimentará cambios profundos. Representaremos no sólo la movilidad eléctrica respetuosa con el clima, sino también las fascinantes experiencias digitales de los clientes, los nuevos modelos de negocio y la conducción autónoma para muchas personas. Hemos construido una base sólida para esto durante los últimos años. Ahora, con Accelerate daremos un nuevo impulso a la digitalización».

Notas

  1. Los vehículos no se ofrecen a la venta.
  2. ID.3 – consumo de energía (combinado) en kWh/100 km (NEDC): 17,7 – 14,5; Emisiones de CO2 (combinadas) en g/km: 0; clase de eficiencia: A+





motoresapleno