EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Renta fija - El triple riesgo de los mercados emergentes

 

La subida de la rentabilidad de los bonos hace estragos en las divisas de países como Turquía, Brasil y Sudáfrica


Hace ocho años, cuando la crisis estremeció a los mercados emergentes, los denominados «cinco frágiles», Turquía, Brasil, Sudáfrica, la India e Indonesia, fueron los que más sufrieron.

El último aumento de las rentabilidades de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos amenaza con causar estragos en al menos tres de esas naciones.

Reproductor de audio

La lira turca, el real brasileño y el rand sudafricano lideraron las caídas a nivel mundial la pasada semana, que terminó como la peor en negociación de divisas de países en desarrollo desde finales de septiembre.

Efectos en el futuro

Los tipos de cambio tuvieron la volatilidad implícita más alta del mundo en una semana, por lo que algunos analistas advierten de que podría tener un mayor efecto en el futuro.

«Las tasas de interés más altas de los Estados Unidos dejan vulnerables a todos los mercados emergentes», señala Robin Brooks, economista jefe del Instituto de Finanzas Internacionales de Washington.

Es especialmente el caso de «países con grandes déficits en cuenta corriente como Turquía y lugares donde la expansión fiscal en 2020 hace que los mercados cuestionen las necesidades de financiación en 2021», explica el economista.

La rentabilidad de los bonos estadounidenses a diez años subió la semana pasada al nivel más alto en más de un año, lo que llevó a los operadores a adelantar sus expectativas sobre cuánto tardará la Fed en endurecer sus políticas.

Pendientes de la Fed

Según los funcionarios del banco central estadounidense, el organismo no tiene planes de subir las tasas de interés debido a la persistente fragilidad del mercado laboral.

Algo que hará que la intervención del presidente de la Fed, Jerome Powell, de este jueves en un evento del Wall Street Journal sea aún más interesante.

En los países desarrollados, los bonos y derivados en dólares sufrieron su peor mes desde marzo de 2020, mientras que las acciones registraron su mayor caída semanal en casi un año.

El índice de acciones de mercados emergentes del MSCI cayó por debajo de su promedio de 50 días, lo que indica que podría haber una debilidad adicional en el futuro.

Entre tanto, un índice de JP Morgan que rastrea la volatilidad de los activos de países en desarrollo subió la semana pasada al máximo desde comienzos de agosto.

Aun así, la entrada a los fondos cotizados en bolsa de los mercados emergentes se aceleró la pasada semana.

Seguirá la presión

«A falta de un esfuerzo más concertado para frenar el repunte de la deuda, los mercados emergentes pueden seguir presionados», señala Ilya Gofshteyn, estratega senior de Standard Chartered en Nueva York.

«Las divisas de mayor rendimiento seguirán viéndose especialmente afectadas de forma adversa y es probable que la duración en los mercados emergentes también siga siendo especialmente vulnerable», apunta el analista.

Este jueves también tendrá lugar la reunión de la OPEP, otro escenario para el potencial conflicto entre Rusia Arabia Saudí después de la guerra de precios del petróleo del año pasado.

Para el mismo día, además, se pronostica que los reguladores de Malasia mantendrán su tasa de referencia en el mínimo histórico del 1,75%.

En otras regiones, Turquía podría anunciar una aceleración de la inflación, mientras que la cifra del índice de gerentes de compra proporcionará más información sobre la salud económica de Corea del Sur.




finanzas.com