EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Escasez de suministro y alza del crudo impulsan oleaginosas

 El aumento de los precios del petróleo y las preocupaciones por el suministro debido a las malas condiciones meteorológicas en Sudamérica han causado un fuerte aumento de los precios mundiales de las semillas oleaginosas, elevando a la soja a su nivel más alto en casi siete años, al aceite de soja a un máximo de ocho años y al aceite de palma a su mayor nivel en 10 años.

Los precios recibieron un impulso adicional tras un ataque durante el fin de semana contra la terminal de petróleo más grande del mundo en Arabia Saudita, que impulsó al crudo Brent por encima de US$71 el barril, aunque la producción no pareció verse afectada. El aumento en los precios del petróleo generalmente impulsa al alza a los mercados de aceites vegetales utilizados en el biodiésel.

Lo que es más importante, la incesante demanda china de soja y las condiciones climáticas adversas en Argentina y Brasil, el principal productor mundial, están presionando los inventarios globales. Otros mercados también suben y los suministros ajustados de colza en Europa y Canadá impulsan los futuros de París a máximos históricos, mientras que los precios del aceite de girasol también se encuentran en niveles elevados.

Los futuros de la soja en Chicago se dispararon el lunes a su nivel más alto desde 2014. Si bien se espera que la cosecha brasileña sea abundante, los agricultores temen que puedan perder cosechas debido a las fuertes lluvias. El calor y la falta de lluvia en Argentina están secando las áreas de cultivo, reduciendo la producción potencial.

“La cosecha de soja en Brasil está siendo perjudicada y un poco mermada por el clima húmedo”, dijo Tobin Gorey, estratega de Commonwealth Bank of Australia. “El pronóstico de un clima cálido y seco en Argentina amenaza los cultivos de soja”.

Las alzas también se producen después de la presentación el viernes del último plan quinquenal de China, el principal importador mundial de soja y maíz. El país destacó las preocupaciones sobre la seguridad alimentaria y reveló un hoja de ruta para garantizar un suministro adecuado para los 1.400 millones de habitantes del país. Las medidas incluyen la protección de las tierras agrícolas y el desarrollo de nuevas semillas para aumentar los rendimientos. El país compró cantidades récord de carne, maíz y soja en el extranjero el año pasado.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos publicará el martes sus últimas estimaciones mensuales de oferta y demanda mundial, y los analistas esperan otro recorte en las existencias nacionales de soja y maíz.


©2021 Bloomberg L.P.