EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

En el día Internacional de la Mujer, Cristina Kirchner volvió a apuntar a la Justicia

 

Dijo que jueces y fiscales tienen que “dejar de mirar para otro lado” para poder “eliminar la violencia machista y los femicidios”.


La vicepresidenta Cristina Kirchner volvió a apuntar contra la Justicia y reclamó el “compromiso de todos los poderes del Estado para erradicar la violencia machista y los femicidios”, en un menaje que compartió a través de la red social Twitter con motivo del Día Internacional de la Mujer.

“Para avanzar con el cambio cultural que está protagonizando el colectivo feminista de nuestro país necesitamos el compromiso de todos los poderes del Estado: para erradicar la violencia machista y los femicidios, jueces y fiscales tienen que dejar de mirar para otro lado#8M2021″, escribió la expresidenta, reforzando su enfrentamiento contra el Poder Judicial.


Una historia de enfrentamiento con la Justicia

La exmandataria mantiene una postura enfrentada al Poder Judicial desde que intentó avanzar con una reforma de la Justicia durante su gestión. Al dejar la Casa Rosada comenzó a utilizar el término de lawfare y desde el kirchnerismo duro se instaló la idea sobre la existencia de “presos políticos” en la Argentina.

En su última audiencia ante la Cámara de Casación en la causa del dólar futuro, Fernández de Kirchner no ahorró críticas a la Justicia, como tampoco a los exfuncionarios del gobierno de Mauricio Macri, como Federico Sturzenegger, al que llamó “devaluador”, y a Alfonso Prat-Gay, al que calificó como “el genio de las finanzas”. También le hizo fuertes cuestionamientos a los medios de comunicación.

El término lawfare es el que la titular de la Cámara de Senadores suele usar para criticar a la Justicia. Lo calificó como “una corriente regional a través de los sistemas judiciales que persiguen a los movimientos populares”, que se articula “a través de los medios de comunicación, que cuentan cosas que no existen en los expedientes”. Dijo que la investigación en la que está procesada “es un leading case, no solo en el tema de lawfare, sino intromisión y manipulación de la política general de la República Argentina”.



En línea, el presidente Alberto Fernández envió un proyecto de reforma Judicial penal, que será tratada en el Congreso cuando se reinicien las sesiones. La Cámara baja tiene pendiente el tratamiento del proyecto que ya aprobado por el Senado, y según afirmó días atrás el diputado Rodolfo Tailhade, en el brindis de fin de año que tuvieron con Fernández, el Presidente les pidió que avancen con ese tema.

La oposición ya anticipó que no acompañará el proyecto impulsado por el Ejecutivo. “Deben sentir que estos jueces les garantizan impunidad al Gobierno que salió, pero la mayor garantía es tener jueces dignos y probos y un presidente que no se involucre y sin servicio de inteligencia que no se entrometa”, advirtió al respecto el Presidente.