EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El dólar, en la recta final del primer trimestre: ¿qué chances hay de que siga el veranito?

 Los últimos días de marzo serán una etapa de prueba para el dólar, que viene calmo a lo largo de todo el trimestre. Los analistas anticipan lo que vendrá


El primer trimestre del año llega a su fin de la mano de marzo y una incógnita que aparece es qué esperar para los últimos días de este mes. Además, como todo cierre de mes, es tiempo de balances, momento para revisar cuál ha sido el comportamiento cambiario a lo largo de este mes en particular y del trimestre en general.

En una mirada por el espejo retrovisor, se puede concluir que el tercer mes del año ha sido calmo, con una tendencia a la baja y alguna que otra oscilación llamativa pero no preocupante. 

Así, se llega al último tramo de marzo con un dólar solidario a $160, un blue alrededor de $140 y el MEP y el Contado Con Liquidación (CCL) que se ubican entre ambas cotizaciones (cerca de $141 y $148, respectivamente), aunque -en estos últimos días- el dólar bolsa estuvo algo más depreciado que el ilegal (apenas unos centavos). Además, como es lógico, con estos números, la brecha está bastante acotada, ronda el 60/50%, lo que es un buen signo.  

El BCRA tiene soga para mantener calmo el mercado cambiario mientras dure la liquidación de las cosechas.
El BCRA tiene soga para mantener calmo el mercado cambiario mientras dure la liquidación de las cosechas.

El BCRA tuvo capacidad para marcar la cancha

"Marzo completa un muy buen trimestre para el mercado de cambios. Con compras que superarán los u$s1.500 millones solo en este mes, el BCRA va marcando con comodidad la pauta para el dólar oficial, que lo desliza cada vez menos, y para los financieros, que los estabiliza con flotación sucia en la brecha utilizando el mercado de bonos", explica sobre esta dinámica el economista Fabio Rodríguez, director de MyR Asociados.

Un elemento clave para mantener esta situación de pax cambiaria es el ingreso de divisas por las exportaciones de los commodities, empujado por el hecho de que los productores están con ansias de liquidar debido al alto precio internacional que alcanzaron. Así lo explica Federico Furiase, director de EcoGo, quien asegura que "mientras se sostengan los dólares de la cosecha gruesa, el BCRA va a tener margen para mantener la brecha cambiaria en un rango aceptable".

Según Hernán Lechter, director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), no es esperable que haya sobresaltos cambiarios en el corto plazo porque el BCRA está comprando dólares y no hay una demanda significativa de dólares. Si bien señala "que puede haber algunas críticas respecto de que el acuerdo con el Fondo puede demorarse un poco más de lo esperado y de la posición más inflexible que muestra el Gobierno en esa negociación", considera que "eso no será relevante en materia cambiaria".   

En esta misma línea, el economista Fabián Medina prevé que, durante los próximos días del mes y hasta mediados de mayo, vamos a ver al dólar blue estabilizado entre los $140 y $150 y el oficial se va a mantener también alrededor de los niveles que estamos viendo (alrededor de $90 para la compra y $97 para la venta).

Coincide con Furiase en que "esta situación de calma va de la mano con el hecho de que van a seguir ingresando dólares por retenciones producto de la liquidación de exportaciones del campo". Y, por otro lado, analizando el comportamiento del mercado paralelo durante el trimestre, opina que, "ha quedado claro a lo largo de estos meses que aquellos que vienen apostando desde octubre a la fecha a que el blue iba a subir han perdido dinero, ya que viene sucediendo todo lo contrario".

Hay que recordar que el blue cotizaba en $195 en octubre del año pasado, luego fue bajando y comenzó 2021 con un valor de $ 166 (precio del 04/01/21) y este 24 de marzo se ubicó en $ 143. Así, en lo que va del año, mostró una caída en el precio cercana al 14%.

Con estos números y la evolución favorable de la exportación de commodities que se espera para los próximos días, los economistas prevén que el escenario seguirá tranquilo durante lo que queda de marzo y en gran parte de abril.

Un tema que se debe rever es el cepo aplicado a las importaciones.
Un tema que se debe rever es el cepo aplicado a las importaciones.

¿Cómo se perfila el segundo trimestre?

Furiase anticipa que "el problema está en que, cuando se termine la liquidación de exportaciones del campo, con un tipo de cambio real que se va a ir apreciando, porque seguirá a la inflación que va a ir por arriba del "crawling" (deslizamiento) del dólar oficial, tal como lo anunció el ministro de Economía, podría verse afectada la calma de este veranito cambiario que estamos teniendo a lo largo del mes y del trimestre".

Por el momento, aún hay soga para tirar en materia de ingreso de dólares para el BCRA ya que, según Rodríguez, "el segundo trimestre será aún más abundante en divisas que el primero debido a la salida de la cosecha gruesa".

Sin embargo, advierte que "el BCRA tiene el doble desafío de hacer que sus compras de dólares, que vienen creciendo, se luzcan más, es decir, que se vean reflejadas en una mayor acumulación de reservas, algo que no logra en el primer trimestre", debido a que está realizando fuertes intervenciones en el mercado cambiario y, por otro lado, considera que sería bueno "aflojar un poco el cepo a las importaciones para no poner arena en la rueda de la reactivación económica ni en las exportaciones".

También, y tal como consignara iProfesional, aparecen algunas luces amarillas a partir de abril. 

Al respecto, el economista Fabio Rodríguez, socio de la consultora M&R, sostiene que en los dos primeros meses del segundo trimestre habrá que prestar atención a los siguientes elementos, como posibles detonantes de una suba del blue:

1. La recomposición de ingresos por paritarias, lo que generará algún margen de ahorro adicional en algunas franjas del tejido social que podría ir hacia el blue.

2. El hecho de que culminará el efecto de desdolarización en el segmento de la población que tiene que pagar el Aporte Solidario de las Grandes Fortunas (hay que recordar que este fue uno de los elementos que los analistas vienen señalando hace tiempo como elemento que presionaba a la baja el CCL).

3. Una inflación que no cede y sistemáticamente queda arriba de las tasas de interés. "Abusar de esta tendencia puede revertir la actual preferencia de muchos ahorristas por renovar plazos fijos", alerta Rodríguez.




iprofesional