EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

“Por muy optimista que sea el futuro que se descuente, es razonable hacer un alto en el camino”

 Moderados descensos al cierre de las bolsas europeas en una jornada de escaso volumen de negociación, y en la que los resultados empresariales y los datos macroeconómicos han marcado el transcurso de la sesión.

El día comenzaba con un comportamiento plano en la preapertura de los mercados del viejo continente, con los inversores a la espera de los resultados del último trimestre de importantes compañías europeas como Airbus, Credit Suisse, Barclays, Daimler, Air France KLM, Orange, Carrefour, Bouygues, Valeo y EDF, Moncler, Nestlé, o Repsol en España.

Los inversores también esperaban con atención los datos macro que conoceríamos hoy, sobre todo en EE.UU.

El Eurostoxx 50 abría con una subida del 0,13%. El Eurostoxx 50 plano. El volumen de actividad bajo.


Tras la primera hora de negociación se imponían las alzas en el Ibex 35, por encima del medio punto porcentual, y en el Eurostoxx 50 +0,31%. Sin embargo, poco a poco iba desapareciendo la presión compradora, y la toma de beneficios se imponía en las siguientes horas.Respecto a los resultados macro señalados buenos en el caso de Carrefour o Daimler, malos de Airbus, Orange, Air Francia. En cuanto a Repsol, las pérdidas de 2020 fueron importantes, aunque por debajo de las previsiones consenso. El anuncio de un ambicioso programa de recompra de acciones ayudaba a la cotización del valor.

Importante destacar el repunte del oro, y la corrección de los bonos USA y del dólar respecto a sus principales contrapartes. Una debilidad, por otro lado, buscado por los organismos estadounidenses, y perjudicial para los intereses europeos.

A media sesión las caídas se imponían en Europa. El Ibex 35 descendía un 0,21%. El Eurostoxx 50 –0,16%. Los futuros de Wall Street apuntaban moderados descensos, tal y como confirmarían posteriormente.

Respecto a los datos macro de EE.UU. Que comentábamos anteriormente, destacar la buena lectura del índice manufacturero de la Fed de Filadelfia en febrero, que subía a 23,1 puntos frente 20,0 esperado y 26,5 anterior. El inicio de nuevas viviendas en el país en el mes de enero caía a 1,58 millones frente 1,658 millones esperadas y 1,680 anteriores. Datos que no tuvieron eco en el mercado.

“Que la bolsa está perdiendo impulso alcista es un hecho, pero hay que considerar esto: Desde los mínimos del pasado marzo, la bolsa europea en promedio ha subido más de un 60%. Una enorme subida para algo menos de un año. Es normal, por tanto, que por muy optimista que sea el futuro que se descuente, sería razonable hacer un alto en el camino y pararse a pensar a qué sociedades y economías nos enfrentaremos cuando la pandemia finalice. A veces parece que el mercado cree que una vez terminada la pandemia la euforia volverá a la economía. Es lo que algunos están empezando a llamar unos nuevos felices años 20. Yo no lo creo. La pérdida de empleo será tan enorme en las principales economías del mundo, sobre todo las europeas, que, aunque las tasas de ahorro han aumentado considerablemente, el consumo se mantendrá retenido. Las expectativas de crecimiento desde mi punto de vista están sobrevaloradas. Eso el mercado no lo descuenta, y por eso defiendo que lo más saludable sería un largo proceso consolidativo en los mercados a la espera de que el tiempo pase y ponga las cosas en su sitio”, nos comentaba un importante gestor nacional que ha preferido no ser nombrado minutos antes del cierre. Un cierre, que como decíamos anteriormente, ha sido moderadamente bajista en las bolsas.



capitalbolsa