EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Policía del pensamiento Preocupante: NODIO intimó a una emisora a “ideologizar” su contenido

 Una nota enviada a una emisora deportiva, firmada por la defensora del Público, Miriam Lewin, creadora de NODIO, la iniciativa que busca controlar los límites de la libertad de prensa y expresión, deja al descubierto el interés del gobierno K de ideologizar el discurso.


En el mes de octubre del 2020, a través de una iniciativa del gobierno de Alberto Fernández, la defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual de la Nación presentó oficialmente NODIO, un polémico experimento que las autoridades describieron como “un observatorio de la desinformación y la violencia simbólica, que trabajará en la detección, verificación, identificación y desarticulación de las noticias maliciosas”.

Ya por entonces, la iniciativa despertó las más diversas críticas, dado que pone en duda la capacidad de la sociedad de elegir y discernir por sí misma cuáles noticias, comentarios o artículos periodísticos son dignos de credibilidad. Sin dudas, revisar las noticias y adoptar medidas contra quienes informan implican mecanismos que coartan la libertad de expresión.

La nota, que lleva la firma de Miriam Lewin, está identificada bajo el número 30/2021. “Tengo el agrado de dirigirme a ustedes en mi carácter de defensora del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, a raíz de un reclamo recibido por este organismo, relacionado a una emisión del pasado 8 de noviembre de Radio Revolución 98.9 de la ciudad de La Plata”, comienza indicando el documento.

El reclamo en cuestión hace referencia a la cobertura que realizó el periodista Alberto Raimundi del partido entre Gimnasia y Esgrima La Plata - Velez Sarfield, que tuvo lugar el 8 de noviembre.

“En el minuto 68, inmediatamente después del gol de Johan Carbonero (GELP), el relator Raimundi comenzó a dirigirse de manera muy violenta contra la subcomisión de Género del club. Vale decir que, respecto del jugador Carbonero, estuvo en duda su presencia en el partido, por haber sido denunciado por acoso y abuso sexual, lo cual motivó debates en GELP impulsados por la subcomisión de Género que veía necesario la aplicación de un protocolo y apartar momentáneamente al jugador del plantel. Entonces, después del gol de Carbonero, el relator Raimundi empezó a referirse muy exaltado sobre la denuncia de abuso, diciendo que ‘acá te abren un juzgado en cada esquina, son todos jueces’”.

Según añade la denunciante, “fueron al menos 4 / 5 minutos de hablar muy fuera de tono y en estos términos”. “Soy hincha de Gimnasia y quiero erradicar la violencia machista de mi club”, afirma.

LA VISIÓN DE NODIO

Para NODIO, “el conductor plantea un conjunto de afirmaciones que relativizan la importancia de las denuncias, promueven información imprecisa y poco rigurosa sobre la veracidad de las mismas, y desestiman la aplicación de protocolos específicos de acción frente a tales sucesos, los cuales se insertan en espacios institucionales debidamente conformados para tal fin”.

Y describe: “En esta línea operan las siguientes afirmaciones: ‘No tuvo una buena semana porque vivimos en una sociedad de mierda, hipócrita (...) donde con el solo hecho de que te hagan una denuncia, ya todo el mundo te crucifica’; ‘Yo leía atónito que se reunía el área de Género de la comisión directiva para ver..., ¿qué carajo se tienen que... pero qué son?’; ‘Si lo único que tenés es una denuncia. Y el 50 por ciento de esas denuncias son falsas’; ‘¿Protocolo de qué vas a activar? Activate el protocolo en el orto, actívate’”.

Lewin identifica un relato “victimizante” por parte del conductor hacia Carbonero. “El conductor propone un relato victimizante del jugador que fuera denunciado cuando expresa: ‘Le hicieron pasar un fin de semana de mierda a Carbonero y sacando de adentro la rebeldía, seguramente, mete tremendo derechazo’”. Y dicho sentido es reforzado por uno de los locutores cuando agrega: ‘Esta fuerza mental que tiene está demostrando que le afectó poco y nada’”.

Finalmente, Lewin agrega: “Si bien los integrantes del programa proponen una correcta alusión a la presunción de inocencia que asiste a Carbonero y expresan cierta cautela que pretenderían mantener hasta que la Justicia se expida, los dichos citados configuran una riesgosa victimización del jugador acusado que adquiere un sentido inconveniente y refuerza la banalización de la denuncia ya referida”.

Al final de la comunicación, NODIO indica: “Solicitamos que las cuestiones expuestas sean tenidas en cuenta en futuras emisiones de Radio Revolución 98.9, y se promuevan abordajes respetuosos y responsables de la temática en futuras emisiones”.

Finalmente remite una “guía para el tratamiento mediático responsable de los casos de violencia contra las mujeres” elaborada por la defensoría, para que “pueda ser tenida en cuenta en futuros abordajes”.

LA RESPUESTA

A modo de descargo, Alberto Raimundi aseguró: “Disfrazada de una institución democrática, esto no es ni más ni menos que la policía del pensamiento de la que hablaba George Orwell en 1984, porque la comunicación, si no es libre, no tiene ningún sentido”

Y agregó: “No me pueden obligar a seguir una linea de pensamiento por más que esté reflejada en una ley, que es ilegitima. Yo tengo la libertad de seguir la linea de pensamiento que yo quiera, siempre y cuando no me meta con la libertad de los demás, que no lo estoy haciendo. Además, como yo tengo la libertad de decir y pensar lo que quiero y de comunicarlo, los oyentes también tienen la libertad de escucharme o no, o de escuchar lo que quieran”.

En ese sentido, el periodista descartó la posibilidad de que quienes lo denunciaron ante NODIO sean oyentes y adelantó que “hay un montón de inexactitudes en cuanto a las partes donde remiten a dichos textuales míos”. Entre ellas, niega que le haya dedicado “4 o 5 minutos” a hablar del tema.

“No defiendo a Carbonero, no es una cuestión personal con él. No estoy de acuerdo para nada con el área de Género, creo que es una invasión de la politiquería en los clubes, donde tiene que haber igualdad y justicia. Los clubes contienen adentro todo tipo de gente, de todas las características, creo que la igualdad está garantizada”, continuó.

Luego, el periodista insistió: “Con la igualdad y la justicia, tomando a todos como iguales, no es necesaria de ninguna manera un área de Género. Acá la intención de las áreas de Género no es proteger derechos sino extender un despliegue de su ideología politiquera. Yo en ningún momento dije si Carbonero era culpable o inocente, solo dije que una persona por solo la denuncia no puede ser juzgada”.

“El protocolo no tiene ninguna autoridad, la única autoridad es la de la comisión directiva, que es votada por los socios. Y uno es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Lo que yo afirmé fue que de ninguna manera se puede aplicar un protocolo o juzgar a este muchacho por una sola denuncia”, detalló.

“Desde este ámbito institucional, disfrazado de democrático, se está aplicando la policía del pensamiento. Si algo tiene la comunicación de importante es que le transmite a las personas un montón de cosas, y sobre todo aquellas que desde el poder no se les transmite, para que tengan elementos necesarios o diferentes opciones para que reflexionen y piensen y tomen mejores decisiones. Si todo el mundo va a tener la misma idea sobre determinado tema, más que comunicación lo que estamos haciendo es adoctrinamiento”, aseguró.

Posteriormente, Raimundi reflexionó: “Creo que las personas se clasifican en buenas y malas, independientemente de cualquier otra características. Y así como hay hombres buenos también hay mujeres malas y se cometen un montón de injusticias que no serían necesarias bajo ningún concepto si hubiera igualdad y justicia, que es lo único que tiene que haber. Ni feminismo, ni machismo, ni patriarcado, ni matriarcado”.

Y finalizó: “Así como muchas mujeres sufren, hay un montón de hombres que sufren por el accionar tanto físico como psicológico de muchísimas mujeres que literalmente les arruinan la vida. No es cierto eso de que la mujer por el solo hecho de ser mujer nace buena y el hombre por el hecho de ser hombre nace malo. Hay buenos y malos, tanto hombres como mujeres, y eso depende de la experiencia y de la personalidad que se ha forjado a lo largo de, sobre todo, los primeros años de vida. No tiene que ver con el género. No me voy a sumar a la bajada de línea ni de la defensoría ni de nadie. Después, el oyente sacará sus propias conclusiones”. 



(www.REALPOLITIK.com.ar)