EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

MASSOT & MONTEVERDE Las "2 mochilas" sobre el Gobierno, la sonrisa de la soja y el factor Vidal

 La consultora se anticipa al proceso electoral en ciernes y analizó las fortalezas y debilidades tanto del oficialismo como de la oposición, que se medirán en los comicios legislativos.

El último informe de la coyuntura política de la consultora Massot & Monteverde se anticipa al proceso electoral en ciernes y analizó las fortalezas y debilidades tanto del oficialismo como de la oposición, que se medirán en los comicios legislativos. 

Respecto del Gobierno, la firma sostiene que habrá "aspectos del plan electoral" que mantendrá bajo estricto secreto, pero que todo lo contrario sucede con "el sesgo intervencionista" que pretende imprimirle "a todos los aspectos de la vida económica". Al mismo tiempo, el informe observa "el visto bueno que se le ha extendido (el Ejecutivo) a La Cámpora para el manejo logístico de la vacunación masiva de la población"

En materia de fortalezas, el análisis sostiene que los "puntos fuertes" del oficialismo se hallan asociados al manejo de los recursos del Estado ("múltiples cajas") y el control del correo, donde se concentra el conteo de los votos, y que quedó en manos de la camporista Vanesa Piescorovski.

La capacidad de movilizar militancia para que fiscalice y cuide los votos también es una de las virtudes que Massot & Monteverde destacan en relación a las elecciones. 

Por último, menciona que el precio de la soja, que cotiza a máximos de 7 años, "le sonríe al kirchnerismo" y  le permite al Ejecutivo disponer de mayores recursos por las retenciones a las exportaciones. 

Sin embargo, más allá de ese salvavidas, la economía se convierte en el principal talón de Aquiles del Frente de Todos, junto con lo que el informe denomina una "torpe" gestión de la vacunación contra el Covid19. "Son dos verdaderas mochilas que pesan sobre sus hombros", sentencia. 

Sobre la "mochila" económica, sostiene: "El definido perfil intervencionista en materias tan sensibles como lo son las tarifas de los servicios públicos, el precio de los alquileres, de los alimentos, de los abonos de cable y de la medicina privada, unido a las cortapisas puestas a las importaciones, el atraso del dólar, la imposibilidad de generar despidos en la actividad privada y los límites puestos a las paritarias, han sido pensados con arreglo a una urgencia electoral: defender, a rajatabla, su voto histórico".

"Con la sola salvedad que, en el marco de una economía destartalada, sin inversión, con índices de pobreza lacerantes, un tipo de cambio agazapado y una inflación que amenaza estacionarse en el escalón de 4 % mensual o algo más, aquellos controles pueden beneficiar al grueso de las tribus electorales peronistas pero no necesariamente a lo que cabe denominar voto blando", agrega. 

"La apuesta del comando K por ahora está centrada en retener a los pobres, condición necesaria para ganar. Siendo la condición suficiente contar con el respaldo de unos sectores fluctuantes, sin ideología definida, que de ordinario deciden el sufragio pensando en el bolsillo. Son los que le aportaron los tres puntos decisivos a Macri en 2015 y los ocho con los que triunfó Alberto Fernández en 2019", sigue. 

"Cabría sostener, aun corriendo el riesgo de incurrir en un vicio reduccionista, que si bien parece imposible para cualquier oficialismo ganar las elecciones con un aumento generalizado de las tarifas de servicios públicos —puesto en marcha antes de entrar en el cuarto oscuro— también es cierto que, cuanto mayor sea la inflación, menores serán las chances de los candidatos del gobierno de turno de salir airosos. El problema que se recorta en el horizonte kirchnerista es el de la frazada corta", concluye respecto al oficialismo. 

En cuanto a la oposición, la principal fragilidad que observa el informe es su fragmentación. 

"Lavagna, Milei, Espert, Gómez Centurión, Stolbizer y Camaño, para sólo nombrar a los más representativos, arrastran entre sí diferencias ideológicas insalvables a la vez que no comulgan con Juntos por el Cambio. De modo que deberá descartarse cualquier idea de unidad", dice. 

No obstante, considera que esto "no complicará las chances electorales del arco opositor en términos de la elección de los diputados, aunque una dispersión de votos podría resultar letal en el caso de que en Tucumán, Corrientes, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, La Pampa, Chubut y Catamarca —donde se eligen senadores— la oferta antikirchnerista presentase más de una variante".

El análisis también advierte sobre las dificultades de los espacios opositores de garantizarse una fiscalización como la que promete el oficialismo en el principal distrito electoral: la provincia de Buenos Aires. 

"Cambiemos alistó en el año 2015 un ejército —superior inclusive al del propio peronismo— que se hizo presente en todas las mesas del distrito. Fue algo único. Repitió el ejercicio con éxito en 2017 y flaqueó algo en 2019", recuerda. 

Por otro lado, destaca a María Eugenia Vidal por su potencial electoral, lo que pondría en riesgos a JxC si decidiera no presentarse en los comicios. "La probabilidad de un final abierto desaparecería", anticipa.

A la hora de las fortalezas, el informe sostiene que "la ventaja más evidente con la que cuenta la oposición es el producto de la principal desventaja que afecta al oficialismo: los números de la economía". 

"El aumento del costo de la vida, la incertidumbre de los mercados, la olla a presión con la que se intenta tapar el alza del dólar, los índices de desocupación y de indigencia, la recesión que sigue su curso y el daño que la pandemia le ha producido al grueso de los sectores medios de la Argentina, son otros tantos argumentos que respaldan las posibilidades opositoras", concluye. 




urgente24