EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

“Hay que declarar la emergencia cambiaria para que el Banco Central no rife las reservas”

 Default, deuda, fuga, crisis cambiaria y pandemia son algunos de los elementos que componen el complicado y particular escenario económico de Argentina. El crédito al FMI heredado de la anterior gestión de Gobierno es uno de los temas de los cuales se habla bastante en estos días, ya que el ministro de Economía, Martín Guzmán, se encuentra pronto a viajar a Washington para acelerar negociaciones y posponer los plazos de pago de los US$44.000.

“No nos olvidemos que Argentina está en default, porque mal o bien, el país le paga al FMI unos US$300 millones por trimestre. También, hace un año le debemos US$2.200 millones al Club de París y hay que pagar al menos una parte para salir del default. Por eso este acuerdo con el Fondo beneficiaría las negociaciones con el Club de París”, dice el licenciado en Economía, Horacio Rovelli.

Para el experto, la idea del Fondo es que el país tenga superávit fiscal para poder comprar dólares. “El Estado cerró el año pasado con $2,3 millones de déficit fiscal del 8,5% del PBI. El FMI pretende que se reduzca a 4,5 puntos del PBI. Son cuatro puntos que hay que bajar y es muchísima plata (alrededor de US$16.000 millones). Hay que aumentar los ingresos o bajar los gastos. Y hoy los gastos están muy acotados porque el Estado se hace cargo de las cajas jubilatorias, de todo el programa de salud del COVID-19, y otros programas sociales que hacen imposible que pueda reducir tan drásticamente sus gastos”.

Teniendo en cuenta este panorama, Rovelli plantea tres posibles maneras para que el Estado recupere ingresos y pueda encarar de mejor manera los tres años restantes de gestión, asumiendo que se logre concretar el plan de Guzmán con el FMI.

Las claves para la recuperación económica de Rovelli

1 –“Lo primero que hay que hacer es preservar el valor de nuestro dinero. El artículo 3 de la ley 24.144 de la carta orgánica del Banco Central pide preservar el valor de la moneda. No se puede seguir devaluando. La devaluación que ha hecho Macri de abril a julio de 2018 fue de un 100%. El dólar pasó de $20 a $40 en tres meses. Cuando devaluas la moneda estás perjudicando el poder adquisitivo de la población, provocando inflación. El aumento del dólar se transmite, tarde o temprano, en el aumento de los precios porque exportamos el mismo bien que consumimos”.

 

2- “En segundo, hay que declarar la emergencia cambiaria para que el Banco Central no rife las reservas que son de todos y que así no se cumpla una ley de reforma financiera de la dictadura militar. El decreto de lo anuló Macri en noviembre de 2017 cuando estábamos en emergencia cambiaria. Y este Gobierno, en vez de restablecerla permite que el BC les venda a los que quieran comprar. ¿A dónde se fueron US$17.000 millones? Es una barbaridad y eso nadie lo dice. Esa cantidad de dinero se perdió en los vericuetos de las leyes de la dictadura militar. Estamos en un momento de emergencia con 3.750.000 de personas sin trabajo. El BC cree que es el banco central de Suiza y le vende dólares a quienes los quieren comprar porque dicen que tienen deuda. Esta es la única explicación que tenemos de por qué el año pasado tuvimos un superávit comercial, las exportaciones superaron a las importaciones en US$12.258.000 millones y sin embargo las reservas internacionales bajaron en US$4.000 millones”.

 

3- “Y tercero, hay que modificar la ley de emergencia económica que hizo Alberto Fernández en diciembre de 2019 para sacarle los límites a las retenciones. El maíz tiene que tener una retención por lo menos del 30%. Si el aumento del precio del maíz en enero 2021 contra enero 2020 fue un 40%, el maíz tiene que tener una retención por lo menos del 30% -si fuera del 40%, mejor-. Que la suba del dólar no se la lleven los grandes acopiadores y comercializadores de granos. Que el país se beneficie pagando un maíz un 30% más barato de lo que pagan en el mundo. La soja, el trigo, el maíz, el sorgo, todos ellos crecieron en dólares en el mercado de Chicago un 40%. Entonces, lo mínimo que hay que hacer es aumentar los derechos de exportación y aumentar las retenciones. De esa manera se desacoplan los precios externos con los internos y le da recursos al Estado. Ese es un camino que hay que tomar”.



canalabierto