EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

HASTÍO

El hombre es el ser viviente más inteligente sobre la tierra, pero también el único tan necio que cae en el mismo error muchas veces, en nosotros los argentinos esto es un constante patrón de conducta.

Continuamos con anteojeras corriendo desordenadamente tratando de encontrar como salir de nuestro laberinto, sin percibir y menos comprender que el mundo libremente busca nuevos horizontes.


Tal es nuestra necedad e irresponsabilidad que muchos tienen como faro que le alumbra el camino a Cristina Fernández de Kirchner, el agravante mayor es que el Presidente también así lo entiende limitándose a cumplir sus órdenes. En el mientras tanto Cristina continua repitiendo y acrecentado errores y fracasos, ante la debacle económica, social y política en que estamos sumidos, amparando la corrupción, burlándose de la Constitución y las leyes, fomentando y avivando la discordia y división entre los argentinos, desgraciadamente aquí no termina esta tragedia, ahora cuando la pandemia más nos castiga antepone a la salud del pueblo intereses políticos. Proceder este que también algunos caudillos provinciales practican.


Dentro de este contexto de incertidumbre, contradicciones y derrumbe, el Presidente que simula gobernar se nos presenta como en el cuento del escritor y poeta danés Hans Christian Andersen como el Rey Desnudo, con sus diarias contradicciones, sus idas y vueltas, su desconexión con la realidad que no le permite advertir que a todos desorienta, a todos disgusta y a todos perjudica.


Vaya como ejemplo de este desorden e incertidumbre: desde octubre el Presidente, su Ministro de Salud y demás funcionarios hacen públicas declaraciones en cuanto a fechas de vacunación, al origen y cantidad de vacunas que vamos a comprar para contener la pandemia, sin embargo los hechos demuestran que todavía no sabemos cuando tendremos cantidades suficientes de vacunas, de que origen, ni donde se vacunara ya que la Campora pretende el monopolio de vacunar solo movida por bajos y repudiables propósitos políticos.



Ante todo esto bien vale preguntarnos:


*¿Tenemos un programa económico?

*¿Tenemos controladas las variables económicas y sociales?

*¿Tenemos un programa para contener y sacar de la pobreza a millones de argentinos?

*¿Tenemos un programa de Obras Públicas?

*¿Promovemos la inversión productiva?

*¿Sabemos cuanto, cuando y como vamos hacer para pagar lo que debemos?

*¿Qué hacemos para evitar la fuga de capitales y emigración de la inteligencia?

*¿Qué hacemos por los millones de niños que pasan hambre?

*¿Qué hacemos por los jubilados condenados a la mendicidad?

*¿Estamos educando bien a nuestros niños y jóvenes?

*¿Nuestro sistema de seguridad nos da seguridad?

*¿Nuestro sistema salud publica es eficiente?

*¿Nuestras Relaciones Exteriores son concordantes con el interés nacional?

*¿Nuestras Fuerzas Armadas están en condiciones de cumplir con el rol para las que

fueron creadas?

*¿Somos fieles cumplidores de la Constitución, la Ley y las Normas?



La respuesta a todo esto es NO o NADA


En el mientras tanto, nosotros el pueblo solo somos mudos y pacientes espectadores de cómo nuestro estilo de vida, nuestra salud, nuestra seguridad, la educación de nuestros jóvenes, en definitiva nuestro futuro es moneda de cambio por intereses políticos, geopolíticos, sectoriales y personales. Todo tiene límites y quienes nos gobiernan pareciera que no advierten esta situación, pero nuestra anomia, abulia o paciencia están próximas a su fin.


Tengamos siempre presente que luego del hastío viene el repudio, que se debe materializar en elecciones limpias, sino desgraciadamente vienen los conflictos y disturbios sociales y finalmente la desobediencia civil, pero esta nunca resulta incruenta, la historia así nos lo indica. Tampoco no debe escapar a nuestro análisis en este contexto de posibles hipótesis de conflictos que en algunos estados provinciales se alentara la separación política de la república y ejemplos actuales no faltan, Escocia en Gran Bretaña, Cataluña en España, la Liga en Norte en Italia o que alentemos ambiciones territoriales de nuestros vecinos.

Sintetizando ¿Qué nos pasó y pasa a los argentinos? ¿Qué estamos esperando para reacciona y volver a poner las cosas en su lugar? No vemos que día a día aumenta la pobreza y miseria, que los jóvenes emigran, que los ancianos mueren desilusionados y abatidos, que no tenemos futuro. No somos zombis que con monotonía y pesadumbre dejan pasar la vida. Por favor reaccionemos, unidos digamos basta y comencemos a exigir sensatez, idoneidad, decencia y celeridad, tengamos siempre presente que la unión da animo y fuerza para defender los valores y principios que supimos tener que nos dieron dignidad y el respeto de la comunidad de naciones.


Diego Lo Tártaro Presidente de IADER