EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Fundamentos de la lubricación en motos: la importancia de seguir capacitando profesionales

 

El contexto de la crisis sanitaria ha generado cambios en el comportamiento de los consumidores de todos los sectores. La creciente demanda de servicios de delivery, la limitación en el uso del transporte público, entre otras variables, sumado al impulso de proyectos de gobierno como el plan Mi moto, potencian el uso de estos vehículos como alternativa de movilidad. Así lo demuestran los recientes datos publicados por la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), donde se evidencia un aumento del 7,2% en las ventas de motos 0KM comparado con el mismo mes de 2020, y un incremento de 32,1% respecto a diciembre*.

 

Es por esta razón que los talleres y lubricentros deben estar preparados para afrontar las demandas de este creciente segmento.

Los aceites lubricantes son un recurso indispensable en cualquier tipo de motor, ya sea en las operaciones industriales o en los vehículos livianos, como autos y motos. En relación a estos últimos dos segmentos, hay diferencias muy marcadas entre los motores de las motos y el de los autos. En el caso de las motos, poseen motores más compactos por lo que tienen una densidad más grande. Por otro lado, trabajan a rotaciones más altas, así como también operan a temperaturas mucho más elevadas. Sin embargo, la gran diferencia entre ambos es que las motos, por el poco espacio, disponen de un solo reservatorio de aceite destinado a lubricar tanto el motor como el embrague y los engranajes.

 

Por lo tanto, dado que presentan particularidades, es importante conocer una serie de buenas prácticas en lubricación. En primer lugar, cabe destacar el rol que juega el lubricante en el motor. Sus principales funciones son reducir la fricción, proteger contra la corrosión y controlar el desgaste y la temperatura. Esto último es posible gracias a que el aceite se encarga de enfriar el motor al circular entre los distintos componentes del equipo. Todo esto se traduce en un mayor cuidado, contribuyendo a extender el uso por mucho más tiempo.

 

Ahora bien, un aporte importante del lubricante es cuando el motor se enciende; es decir, ayuda en el arranque en frío. Cuanto más rápido se produzca el encendido, mejor es la circulación de aceite, situación crítica en cuanto a la protección contra el desgaste. Además, a través del lubricante, se logra la transmisión de potencia, siendo ésta una función exclusiva de las motos.

 

Como se mencionó anteriormente, el motor de la motocicleta presenta altas rotaciones y temperaturas elevadas como características distintivas. Esta combinación representa un desafío para el aceite lubricante, principalmente vinculado con la oxidación. De este modo, para formular un lubricante es necesario partir de un aceite base cuya resistencia a la oxidación sea elevada, ya que esto provoca el desgaste prematuro del motor como consecuencia del espesamiento, pérdida de fluidez, entre otros efectos/impactos.

 

En línea con los componentes del motor, es esencial que cada parte esté correctamente lubricada. En el caso de los engranajes, todos están sujetos a elevadas tensiones. Las presiones entre los dientes someten a prueba la resistencia de la película del lubricante. Por lo tanto, si el aceite es de buena calidad (esto es, tener los suficientes aditivos y una buena resistencia de la película), protegerá los engranajes, dando como resultado un mayor tiempo de vida del motor. En el caso del embrague, es vital que el aceite tenga la fricción adecuada para que logre operar en óptimas condiciones.

 

En resumen, el lubricante cumple un rol importante para el mantenimiento de la moto, así como también el uso del producto adecuado. Dentro de su oferta, Mobil cuenta con aceites para motos con motores de 2 y 4 tiempos, así como también productos auxiliares.