EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Barclays aconseja no comprar renta variable de EE.UU.

 El mercado estadounidense ha sido el más beneficiado en 2020 y cree que esa tendencia no continuará

“Creemos que la renta variable seguirá al alza”. Ese es el pronóstico que hacen los expertos de Barclays, que se pronuncian así pese a que la recuperación se ha ralentizado y a que el despliegue de las vacunas es irregular, sin olvidar los movimientos de los minoristas, que califican como “inquietantes” (en clara referencia a lo ocurrido con GameStop). Pero siguen creyendo que la bolsa será una clara ganadora en 2021 porque “el equilibrio entre crecimiento y política sigue siendo favorable y el posicionamiento general aún no se ha estirado”.

¿Cuál es su estrategia? Muy sencilla, comprar bolsa pero no la estadounidense. “Preferimos la renta variable de cualquier país del mundo a la de EEUU”, dicen los analistas del banco británico, que creen que los mercados USA se han “beneficiado de su condición de ‘refugio’ relativo y de su gran peso en el sector tecnológico durante la mayor parte de 2020”, y esta tendencia acabará pronto.

“Consideramos que la renta variable del resto del mundo presenta una mejor relación riesgo-rendimiento”, inciden los estrategas de Barclays en uno de sus últimos informes, en el que también señalan que “dado que la actividad en Europa y los mercados emergentes se vio más perjudicada por los cierres, las dos regiones podrían tener un mayor crecimiento este año”. Según afirman, “la mejor forma de cubrirse es a través de la exposición al valor y a la renta variable no estadounidense”.

Sus consejos son los siguientes:

1. Se mantienen neutrales con Europa frente a EEUU: “

Europa debería ser una de las principales beneficiarias de la recuperación mundial, pero los riesgos para la actividad nacional están sesgados a la baja por los nuevos cierres y la lentitud de la aplicación de las vacunas, y la reapertura podría llegar más tarde que en EEUU”, apuntan estos analistas.

Ven la renta variable europea “más barata” que la de Estados Unidos, aunque creen que “aún está infravalorada” y, por eso, “tiene un precio más bajo”. Además, no esperan un gran repunte de la región.

Como dicen, “la brecha de rentabilidad respecto a EEUU debido a su diferente composición sectorial es poco probable que se cierre, incluso si los beneficios europeos repuntan más en 2021”.

2. Sobreponderar la periferia dentro de la Eurozona:

“Italia y España se han visto muy afectadas por la crisis del Covid-19 y tienen posiciones fiscales débiles. Sin embargo, un respaldo creíble del BCE y el avance decisivo hacia la integración fiscal en toda la UE deberían ayudar más a la periferia con el tiempo”, afirman los analistas de Barclays

Creen que mientras que el núcleo de la Eurozona ofrece “más exposición a la recuperación mundial y más diversificación de los índices”, lo cierto es que “ha tenido un rendimiento muy superior en 2020 y está más cara que la periferia”.

Por eso, dicen, “somos positivos con los bancos, que tienen un peso de capitalización de mercado mucho mayor en la periferia que en el núcleo”.

3. Infraponderar Reino Unido frente a la zona euro:

Barclays explica que “después de su fuerte rendimiento inferior el año pasado”, ve una mejor relación riesgo-recompensa en Reino Unido. “Está infravalorado, es barato y se beneficia de la reflación dada su inclinación hacia el valor”.

No obstante, mantiene el consejo de infraponderar ya que el peso de los sectores defensivos hace que sea “improbable que haya un rendimiento superior de UK al principio del ciclo”.

“El Brexit probablemente afectará al PIB durante los próximos años y el resultado de la pandemia en el país está entre los peores, pero en consecuencia podría ver un mayor repunte de la actividad si el despliegue de la vacuna sigue teniendo éxito”.

4. Sobreponderar china y aumentar la exposición a los mercados emergentes:

“Consideramos que el riesgo/recompensa de la exposición a los mercados emergentes sigue siendo atractiva, aunque el rendimiento ha sido impresionante”, apuntan estos estrategas, que opinan que se podrían beneficiar del posible enfoque “menos firme” en materia de comercio de Joe Biden y de la debilidad del dólar, que “también apoya a la renta variable de los emergentes”.

“Observamos que su rendimiento se ha recuperado pero no ha seguido el ritmo del debilitamiento del dólar. Los inversores han vuelto a la región, pero pero el interés en corto sigue siendo alto”, comentan.

Invierta aquí sin pensarlo

En opinión de Barclays, hay varios sectores en los que hay que centrarse sin pensarlo. “Recomendamos mantener una inclinación por el valor frente a los sectores defensivos/de calidad/de crecimiento, que siguen siendo caros, y seguir con los cíclicos, a pesar de sus valoraciones más exigentes”, dicen los expertos del banco, que añaden: “Ni el ‘value’ ni los cíclicos parecen sobrevalorados, y ambas categorías ofrecen un aumento de las ganancias por acción y una cobertura frente a los mayores rendimientos de los bonos”.

Su consejo es comprar bancos, ya que sobrepondera el sector financiero porque aunque “siguen existiendo vientos en contra estructurales y ha perdido parte de sus fuertes ganancias del cuarto trimestre, creemos que las valoraciones siguen siendo baratas”. “

Los bancos son una opción atractiva para la recuperación”, remarcan, y también las aseguradoras (sobreponderar) “a pesar de su mejor posición de capital, sus beneficios más resistentes y sus dividendos relativamente más seguros”.

También sobrepondera la minería, que ve más atractiva que la energía (neutral) y los valores de consumo discrecional, porque se beneficiarán de la reapertura de las economías, aunque recuerda que “es necesario tener paciencia”.

En cuanto al sector tecnológico, Barclays se mantiene neutral porque “es el que mejor se ha comportado en los últimos 12 meses”, y aconseja comprar semiconductores, porque “son nuestra exposición preferida”.

Sobrepondear los bienes de capital

El banco aconseja sobrepondear los bienes de capital, y se mantiene neutral con los valores relacionados con los servicios públicos (que son, no obstante, sus preferidos entre los defensivos), y aconseja infrapondear salud, alimentos básicos y telecomunicaciones.

Por último, los expertos de la entidad británica aconsejan a los inversores extremar el cuidado con “la exuberancia de los minoristas”, porque es una “señal de alarma que debe vigilarse cuidadosamente”.

“Con la renta variable mundial cerca de sus máximos históricos, los catalizadores clave detrás de nosotros, el despliegue irregular de las vacunas y los desagradables aspectos técnicos en juego, la volatilidad podría persistir.

Sin embargo, creemos que mientras las vacunas funcionen y los bancos centrales ‘no se muevan’, la estrategia correcta sigue siendo comprar las caídas”.