EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Nueva sesión de consolidación con los mercados a la espera de la "nueva era Biden" - capitalbolsa

 Los inversores en las bolsas europeas y estadounidenses se decantaron AYER por las tomas de beneficios tras las fuertes alzas acumuladas por los principales índices y por muchos valores la semana pasada.

Como señalamos AYER en nuestro comentario del día, cuando un mercado se encuentra muy sobrecomprado es muy normal, incluso saludable, que experimente pequeños recortes, en lo que suele ser parte de un proceso de consolidación. Normalmente los inversores buscan “excusas” para deshacer posiciones, “excusas” que en la mayoría de los casos suelen ser factores de riesgo ya presentes que hasta ese momento los inversores han obviado.


Así, AYER temas como el imparable avance de la pandemia tanto en Europa como en EEUU; el deficiente progreso del programa de vacunación en la mayoría de los países donde se ha iniciado; las elevadas y difíciles de justificar valoraciones de muchas cotizadas, entre las que destacaríamos a las empresas especializadas en las energías renovables, cuyas acciones se han revalorizado con mucha fuerza desde la victoria del candidato demócrata en las elecciones presidenciales estadounidenses a principios de noviembre; o la elevada tensión política en EEUU hicieron que los inversores se decantaran AYER por las tomas de beneficios, lo que llevó a la mayoría de los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses a cerrar la sesión con caídas algo superiores al medio punto porcentual.

En las plazas europeas sólo el sector de la sanidad acabó el día en positivo, con los valores/sectores de corte más cíclico como los de materiales o los de ocio y turismo liderando los descensos. Por su parte, en Wall Street fueron el sector de la energía e, igualmente, el de la sanidad los que mejor se comportaron, mientras que los valores del sector de consumo discrecional y los relacionados con las redes sociales, estos últimos muy involucrados en los últimos días en la tensión política que afecta al país, fueron los más castigados. También hubo recogidas de beneficios en valores que habían subido mucho en las últimas sesiones. Un ejemplo de ello es Tesla, compañía cuyas acciones habían subido en bolsa en las últimas 12 sesiones, revalorizándose en este periodo un 40%, y que AYER cedieron casi el 8%. Algo parecido ha ocurrido con el precio de otros activos de corte muy especulativo como las criptodivisas. Así, el precio del Bitcoin lleva dos sesiones de fuertes caídas tras haber alcanzado recientemente un nuevo récord histórico, al superar los $ 41.000 la unidad.

Otro factor que está “pasando un poco de puntillas” para los inversores pero que puede terminar afectando negativamente al comportamiento de las bolsas es la caída de los precios de los bonos, especialmente de los bonos del Tesoro estadounidenses a largo plazo, que se inició tras conocerse los resultados de las elecciones al Senado en Georgia, en la que los demócratas se hicieron con el control del Senado estadounidense, y que ha provocado un fuerte repunte de las rentabilidades de estos activos. De seguir subiendo -la rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años se ha situado a niveles no vistos desde el 18 de marzo- los inversores pueden comenzar a preocuparse por las valoraciones de muchas compañías, especialmente las de crecimiento, ya que para calcular las mismas -descuento de futuros flujos de caja- se suele utilizar la tasa de interés del bono a 10 años. Además, unas mayores tasas de interés penalizan a las empresas que acuden a los mercados de bonos a financiar sus planes de negocio, al incrementar sus costes financieros. Por tanto, habrá que estar muy atentos en los próximos días a la evolución de los bonos estadounidenses.

HOY esperamos que las bolsas europeas abran sin una clara tendencia, probablemente ligeramente al alza, con los mismos factores que pesaron AYER en el comportamiento de la renta variable occidental, factores como la negativa evolución de la pandemia, el deficiente proceso de vacunación en la mayoría de los países en los que se ha iniciado, la tensión política en EEUU, con los demócratas intentando destituir al presidente Trump cuando queda menos de una semana para la investidura de Biden, las exigentes valoraciones de muchas cotizadas tras las fuertes alzas de los últimos meses, y el aumento de las tasas de interés a largo plazo en EEUU, condicionando el comportamiento de los inversores. Esperamos, por todo ello, una nueva sesión de consolidación, con los mercados a la espera de que el jueves el presidente electo de EEUU, Biden, dé a conocer las líneas maestras de su programa económico y el importe y el alcance del “prometido” nuevo programa fiscal de ayudas a los afectados por la pandemia provocada por el coronavirus de origen chino.

Analista: Juan J. Fdez-Figares