EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Más combustible para el dólar?: qué efectos puede tener la fuerte emisión de pesos del Central

 La dinámica de emisión de pesos de diciembre no ejerce presión inmediata sobre el dólar pero impone desafíos para el primer trimestre del año que viene


No escapa a la mirada de ningún analista que la dinámica monetaria de este año se caracterizó por la fuerte emisión de pesos y que diciembre no será la excepción. La inyección de dinero se utilizó durante 2020 para financiar los gastos adicionales que generó la pandemia y ayudar al Tesoro a cubrir un déficit que -se calcula- cerrará en los 8 puntos del PBI. 

La monetización del déficit -es decir, imprimir para financiarlo- es señalada como un problema en una economía como la argentina, en la que los actores económicos no quieren los pesos y corren rápidamente al dólar. 

Sin embargo, con los mercados de deuda cerrados mientras el Gobierno negociaba con los acreedores externos, el Tesoro no tuvo más remedio que recurrir al Banco Central (BCRA) para cubrir el agujero fiscal. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció hace poco su intención de reducir ese financiamiento monetario y se comprometió a no requerir más adelantos transitorios al organismo que conduce Miguel Pesce. No obstante, no se expresó sobre la transferencia de utilidades, que siguió usando

El pago de los aguinaldos del sector público amplía las necesidades de financiamiento del Tesoro
El pago de los aguinaldos del sector público amplía las necesidades de financiamiento del Tesoro

En los primeros 11 meses del año, ese concepto significó la emisión de $1,3 billón y en los primeros días de diciembre ya hubo un nuevo giro de $100.000 millones. En los cálculos de Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, esa cifra puede llegar hasta los $2 billones antes de que termine el año

"Ese es el límite que tiene el BCRA para girar utilidades. En diciembre aumenta la demanda de dinero, con lo cual, habría una parte del crecimiento que es genuino. Sin embargo, este año, producto del déficit récord que tuvo que ser financiado con emisión, ya se estuvo preparando el terreno para que este aumento de la demanda de dinero no tenga que ser cubierto con nueva inyección", afirmó el analista.

El aumento de la demanda de dinero es un efecto estacional de diciembre y se debe al pago de aguinaldos y gastos de fin de año. Sucede tanto a nivel del Gobierno como de las empresas e individuos. 

Por ese motivo, aunque la emisión monetaria crezca durante este mes, la brecha cambiaria podría mantenerse relativamente calma ya que los agentes económicos prefieren tener los pesos en el bolsillo. En cambio, esa situación se revierte hacia fin de año y, sobre todo, a partir de enero

¿Cuántos pesos necesita el Tesoro? 

De acuerdo con cálculos de Quantum Finanzas, las necesidades de asistencia del Tesoro ascenderían a $650.000 millones en diciembre. En sus últimas declaraciones, Guzmán indicó que aspira a financiar buena parte de sus gastos en el mercado de deuda local

Sin embargo, Quantum sostuvo: "Probablemente el Tesoro termine haciendo una combinación de fuentes de financiamiento -mercado de deuda y BCRA- aprovechando el aumento estacional en la demanda de dinero, que juega a favor en el último mes del año".

Por su parte, Fernando Marull, socio de la consultora FM&A, recordó que desde fin de octubre viene advirtiendo que el déficit de diciembre sería "altísimo y que se cubriría con emisión monetaria". 

El Central giró $100.000 millones al Tesoro en diciembre
El Central ya giró $100.000 millones al Tesoro en diciembre

No obstante, afirmó que el efecto estacional de la suba de la demanda de dinero en el último mes del año puede contener el impacto monetario pero advirtió que la tendencia se invierte en el inicio de 2021. "Esto lo sabe el BCRA y todo el mercado, por lo que deberían seguir subiendo las tasas de interés", afirmó Marull. 

Desde Consultatio, no se mostraron sorprendidos por el incremento en la emisión monetaria pero aseguraron que es un tema "a seguir muy de cerca" porque "hay señales de que la base monetaria también empieza a crecer: el crecimiento interanual pasó de +30% a fines de noviembre a +49% al 3-dic". 

La base monetaria incluye la asistencia al Tesoro pero también otras operaciones que realiza el BCRA y que pueden resultar inyectar o retirar pesos de la calle. 

Problemas para el verano

Una vez superado diciembre, con su incremento estacional en la demanda de dinero, el desafío para el BCRA será empezar a absorber los pesos excedentes en la economía para evitar que vuelvan las presiones sobre el dólar y que se acelere la inflación

"Respecto de los riesgos, creo que lo fundamental es el impacto en el dólar paralelo, que impacta en las expectativas de devaluación. Si uno ve que la brecha sube y que el dólar Bolsa aumenta, empieza a sentir que el tipo de cambio oficial está barato. Entonces arrancan las  presiones cambiarias. Ese es el gran riesgo que hay, que la mayor liquidez se vaya al paralelo", sintetizó Rajnerman. 

En la misma línea, Quantum advirtió: "En el primer trimestre del año próximo, cuando se revierte esa mayor demanda estacional de dinero, la política monetaria y cambiaria enfrentarán mayores desafíos. Absorber el excedente de fondos, reducir el déficit fiscal y encontrar un mercado financiero sin mayores turbulencias, son algunos de los elementos que le permitirían reducir las presiones inflacionarias y sobre los tipos de cambio".

Si en el verano no se aspiran los pesos sobrantes, el riesgo es que se vuelquen al blue
Si en el verano no se aspiran los pesos sobrantes, el riesgo es que se vuelquen al blue

Por ahora, el BCRA tiene algunas semanas de calma por delante. "La monetización del déficit de diciembre, que empezamos a ver estos últimos días, no impactará tanto en los precios (y el tipo de cambio) porque el último mes del año suele tener una mayor actividad y demanda de dinero por factores estacionales. Pero en enero y febrero eso cambia, y vamos a tener que ver cómo se digiere esa resaca monetaria", completaron desde Consultatio. 

Una posibilidad que tiene el organismo que conduce Miguel Pesce es subir las tasas de interés, de modo de aspirar dinero mediante pases o Leliq. Eso, no obstante, incrementaría aún más los pasivos remunerados del organismo, que ya suman $2,5 billones entre ambos instrumentos.

Para Marull, además de la presión por aumentar las tasas, en el BCRA seguirán enfrentando una fuerte demanda de dólares en el comienzo de 2021. Según el economista, el BCRA tendrá que ir "calibrando" la demanda de importadores para no vender más de u$s800 millones mensuales "ya que le quedan solo u$s3.600 millones de reservas netas".

"En conclusión, el BCRA seguirá endureciendo los cepos para no vender más de u$s40 millones diarios y tendrá que subir la tasa de interés. Si no lo hace, en enero-febrero (o antes porque el mercado se adelanta) venderá más reservas y la brecha cambiaria subirá", sostuvo Marull. 

"Con más cepo, brecha cambiaria e inflación creciente, se puede pasar el verano, pero se pagará un costo alto. ¿Próxima estación? llegar a las elecciones sin otro estrés cambiario", cerró el economista.




iprofesional