EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Jorge Lanata: “El tema del aborto es parte del relato kirchnerista”


 

“Ya tengo cerrado el año que viene con la radio y la televisión”. Desde José Ignacio, Uruguay, donde se encuentra de vacaciones, el periodista argentino Jorge Lanata. “Todo lo que me pasó después de los 20 fue gratis”. El aborto, la reforma judicial, Cristina Kirchner, las próximas elecciones, la vacuna rusa, el no acuerdo declarado por el gobierno con Pfizer, su ego, Maradona… todo a su estilo. Las definiciones de Lanata en Camilo, entrevistado por José Manuel Rodríguez.

 

 


 

Te comparto los principales textuales y videos de la entrevista emitida por CNN En Español:

 

Sobre la discusión del aborto en medio de la pandemia del coronavirus:

“El gobierno kirchnerista adelantó mucho el cerrar todo y después siguió con el cierre. Y esto produjo un descalabro económico increíble y al punto de hoy siguen cerrados los colegios: los colegios estuvieron todo este año cerrados, cosa que fue una locura absoluta. Y el tema del aborto es parte del relato kirchnerista. Cristina, si lo buscas en cualquier archivo, estaba en contra del aborto, manifiestamente en contra. Y en aquel momento era algo que la propia tropa kirchnerista le reclamaba. Y en algún momento cuando vio que eso era popular y que le podía servir, se montaron al tema del aborto como un argumento del propio gobierno. En este momento que todo anda mal −la economía, la pandemia− el tema del aborto es un poco cambiar el eje de la discusión y cambiar un poco la agenda para retomar lo que es para ellos el voto progresista. Si hay una fecha en el año para no discutir esto, es esta fecha, por el tema religioso: estamos discutiendo esto en Navidad, y la gente está en contra por cuestiones religiosas”.

Video: https://cnnespanol.cnn.com/video/jorge-lanata-aborto-cristina-kirchner-voto-progresista-argentina-jose-manuel-rodriguez-camilo-cnne/

 

 

Acerca de las fracturas internas dentro del frente de gobierno:

“Cristina, como política estratega, es muy inteligente. ¿Qué hizo Cristina? Es la primera vez en la historia que un vicepresidente elige al presidente. Ella sabía que hubieran perdido si no elegía a Alberto Fernández porque el peronismo hubiera ido dividido. En el peronismo hay una división histórica entre peronistas y kirchneristas: los kirchneristas se sienten más que los peronistas. Se sienten a la izquierda del peronismo, son menos conservadores de hecho porque son más jóvenes y fueron la base electoral de Cristina. Todo el tiempo se dijo −y yo me acuerdo porque en aquel momento en mi programa yo tenía un sketch donde Alberto aparecía como un títere y Cristina aparecía manejándolo− que Cristina iba a manejar verdaderamente el gobierno. Esto, al poco tiempo de empezar el gobierno, fue y es lo que está sucediendo. Hay discusiones puntuales que son muy internas, pero se ha impuesto en la mayoría de los casos el criterio de Cristina contra el de Alberto. Y muchas veces públicamente. Lo cual ha desgastado mucho el poder de Alberto. Hoy el poder de Alberto yo creo que es casi formal. El gobierno está en manos de Cristina y lo que se podría pensar como decisiones a futuro tiene mucha mayor influencia del kirchnerismo que del peronismo”.

Video: https://cnnespanol.cnn.com/video/jorge-lanata-argentina-poder-gobierno-alberto-cristina-fernandez-jose-manuel-rodriguez-camilo-cnne/

 

 

La reforma judicial y las causas judiciales de Cristina Fernández:

“La mayoría de las causas judiciales fueron investigaciones nuestras. Muchas de esas denuncias, están congeladas. ¿Por qué a Cristina le interesaba volver al gobierno, más allá de la ascendencia que eso le daba? Para solucionar sus problemas judiciales. Cristina tiene muchas causas abiertas. Hoy un objetivo de Cristina es terminar con las causas que le imputan en su caso, en el caso de su hija −que nunca tuvo participación política pero sí tuvo participación en sociedades que están imputadas por delitos− y en el caso de su hijo, Máximo, que va a ser sin duda el candidato kirchnerista a presidente en el 23. Alberto todavía hoy cree que puede ir por la reelección, yo no creo que esto pase. Yo creo que el candidato de Cristina va a ser su hijo. Y lo están preparando para eso. La reforma judicial fue, en principio, un proyecto compartido de Cristina y Alberto. Finalmente, la reforma que terminó saliendo no dejó conforme a nadie, ni a Alberto ni a Cristina, porque a Cristina no le sirve para lo que quiere que es el efecto impunidad y a Alberto tampoco le sirve. Hoy el tema de la reforma judicial en el Congreso va a terminar saliendo sin conformar a nadie”.

 

Sobre el futuro de la economía argentina:

“Si existe la matemática, y yo creo que existe, el futuro de la Argentina el año próximo va a ser muy malo. ¿Los motivos? El gobierno cree en una economía más cercana a la idea de una economía centralizada estatal que en el desarrollo de la economía privada. Hasta ahora han avanzado en lo que pudieron porque hubo mucha oposición de la opinión pública. El protagonismo del Estado en la economía argentina es cada vez mayor. Y va a ser cada vez mayor porque es la convicción del gobierno. Por otro lado, Argentina ya venía mal antes de la pandemia, los resultados económicos de Macri no fueron buenos y los de estos meses primeros, antes de la pandemia del kirchnerismo tampoco lo fueron. Hoy la economía bajó: más de un 20% de las empresas medianas quebraron por el cierre total que el gobierno impuso y que yo creo que fue equivocado por el tema este de queremos defender la salud y no la economía. Habría que haber buscado la manera de defender las dos cosas y no solo una”.

 

¿Se pondría la vacuna rusa?

“Sí, me pondría una vacuna que fuera probada. El problema que hay con la vacuna rusa es que Rusia dijo que va a terminar la fase 3, o sea el final de prueba de la vacuna, recién en abril. Argentina dice −no creo que lo pueda cumplir− que va a vacunar en enero. O sea, daría Argentina una vacuna que no fue aprobada aun por el país que la produce, lo cual sería increíblemente audaz. Tampoco Rusia va a mandar a la FDA la vacuna. O sea, sería una locura que lo hicieran. Las vacunas, si cumplen con los pasos formales, no tienen ideología”.

 

Acerca de las declaraciones del ministro de Salud de Argentina, Ginés González García, sobre el acuerdo no cerrado con Pfizer:

“El gobierno, por lo que yo sabía, iba a comprar un poco de cada vacuna. El acuerdo que hicieron con la vacuna rusa estaba hecho a través de una empresa que era totalmente impresentable y que se formó días antes de que el gobierno anunciara el acuerdo: era una vergüenza. En un momento se ve que el propio gobierno tuvo un poco de vergüenza y dijeron que iban a hacer un acuerdo de Estado a Estado. La vacuna rusa es mucho más cara que todas las demás −es una vacuna que sale US$ 20 cuando las otras salen US$ 4−. Es muy difícil en la Argentina hacer la logística para vacunar a millones de personas. Si el gobierno no pudo organizar el velorio de Maradona menos va a poder dar millones de vacunas. Le va a costar mucho organizarlo”.

 

Su visión de la oposición en la Argentina y sus candidatos:

“Desgraciadamente, bastante desarticulada, con algún tipo de incidencia, pero muy menor. En este momento la peor oposición del gobierno está en el gobierno, no está en la oposición. En este momento, Cambiemos hace todo lo posible por no dividirse. Hasta ahora lo han logrado, Macri no termina de definir el rol que quiere, su ascendiente como expresidente o como miembro de Cambiemos. Hay mucha discusión en la oposición. Hoy la oposición no significa un riesgo para el gobierno más allá de la figura de Horacio Rodríguez Larreta, que es el dirigente opositor con la mejor imagen, incluso en este momento supera a la imagen de Alberto Fernández. Por lo que sé, Macri no va a presentarse como candidato. En Cambiemos va a ser Larreta y probablemente acompañado de María Eugenia Vidal, que también sigue teniendo una buena imagen y que hizo una buena gestión en su momento como gobernadora de la provincia de Buenos Aires. Falta mucho tiempo y hay que ver qué país llega. Hoy el país tiene la mitad de pobres. ¿Qué país va a llegar al 23? Creo que de esa pregunta depende mucho la respuesta de quién pueda ganar”.

 

¿Qué les sucede a los argentinos con la muerte y en especial la de Diego Maradona?

“La muerte en la Argentina tiene costados muy curiosos. En su momento el cadáver de Rosas estaba en el exterior, lo repatriaron; el cadáver de Eva Perón, embalsamado, estuvo en Italia; el robo de las manos de Perón…Tenemos un problema los argentinos con el tema de la muerte. Muerto Néstor, un canto muy popular en el kirchnerismo, es: ‘Néstor no se murió”. La muerte de Maradona fue sorpresiva, aunque para muchos previsible y desencadenó un shock muy grande en la gente. Fue un error para mí que se lo velara en la Casa de Gobierno. Yo creo, también, que el gobierno intentó capitalizar eso. Pero finalmente fue un arma de doble filo, hubo gente entrando a la Casa de Gobierno y haciendo desmanes, aunque el gobierno desmintió que esto hubiera pasado. Siempre le digo a la gente: por favor, busquen una fotografía de la casa donde Maradona nació, que hoy es la casa de una villa de emergencia. Bastante bien estuvo Maradona habiendo salido de ahí y habiendo sido un ídolo mundial como fue. Después, respecto de su vida personal, es cierto, hay cosas que son muy difíciles de compartir, lo de los hijos, etcétera. De hecho, hoy la sucesión, ¿va a tener hijos nuevos que aparezcan? Debe haber sido difícil ser Maradona, es eso lo que yo siento”.

 

¿Es difícil ser Lanata?

“A veces sí. Yo hace muchos años que trato de ganar libertad, en el sentido de libertad de cabeza y también de expresión. Y yo hace un tiempo bastante largo que, gracias a Dios, puedo hacer lo que quiero y decir lo que quiero, pero nunca completamente; siempre hay cosas que te limitan un poco. Pero mi relación en la calle con la gente es muy buena, me hablan como si fuera un familiar. Cada tanto alguno me insulta y el insulto es político, así que no me importa: no están hablando de mí, están hablando de lo que creen que yo soy. Yo siento que la calle de algún modo me protege. Uno quiere a la gente, porque por eso hago un trabajo público”.

 

¿Le tiene miedo a la muerte?

“Yo creo que frente a la muerte lo que hay son preguntas. Miedo no, curiosidad. Uno le tiene miedo al dolor, no a la muerte. Uno le tiene miedo a morir sufriendo. La muerte es parte de la vida. Yo tengo una teoría rara, yo creo que nos convertimos en estrellas. Y entonces lo que tengo es curiosidad”.

 

Cómo maneja su ego:

“Es difícil de responder eso. Hay gente que dice que soy muy ególatra y yo no me siento así. Yo no creo que la gente cambie con el tiempo, yo creo que lo que hace el tiempo es permitirles mostrarse como verdaderamente son y yo soy Jorge, yo soy Lanata; un pibe de Sarandí aun cuando ya no viva ahí hace muchos años. Yo me siento así y también todo el tiempo siento que me falta. Yo tengo una carrera muy extensa, afortunadamente con muchos premios y reconocimiento, pero yo no siento que terminé mi carrera; siempre hay algo nuevo para hacer. Y eso es lo que me permitió también salir de enfermedades muy complicadas, trasplante, de la diálisis, que son cosas muy difíciles. Yo nunca paré, siempre quise seguir. Trato de mirar para adelante, no miro para atrás ni para los costados”.

 

Su pelea y posible reconciliación con Fito Páez:

“Yo tuve la intuición o la casualidad, en una ceremonia de premiación del Martín Fierro, de hablar de algo que yo llamé la grieta, la división, y esa palabra quedó. La grieta entre kirchneristas y antikirchneristas separó familias, separó amigos. Fue realmente muy fuerte y esa grieta fue lo que me separó de Fito y en ese momento también de Cecilia Roth, su mujer de entonces. Una lástima, Argentina está muy dividida por ese tema. Me gustaría reconciliarme con Fito, nos hemos ido de vacaciones juntos, éramos muy amigos. También con gente del periodismo. Lo que pasa es que, a esta altura, de Página 12 para acá, armamos una generación de periodistas, que yo llamo gente nuestra. Y la verdad muchos se hicieron kirchneristas y dejaron de ser gente nuestra o por lo menos dejaron de sentirse así. Me gustaría que más allá de los nombres puntuales, que Argentina no viviera esta división fanática en la cual realmente no se puede estar de acuerdo con los ultra K ni tampoco con los ultra PRO. En algún momento me imagino que el tiempo va a poder sanar eso”.

Video: https://cnnespanol.cnn.com/video/jorge-lanata-quisiera-reconciliarse-con-fito-paez-argentina-jose-manuel-rodriguez-camilo-cnne/