BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

“Trump lo que hace son cosas llamativas y locas para divertir a la gente que está en contra del sistema”

 Jaime Durán Barba:


 

En Perspectivas desde Buenos Aires, y dentro de la cobertura continua de CNN En Español de las elecciones en los Estados Unidos, Jaime Durán Barba analiza el voto latino, las diferencias en la votación entre sectores rurales y centros urbanos, y destaca a la poca educación y el rechazo a la tercera revolución industrial, más el rechazo al socialismo, como los factores clave para los votantes de Trump.

 

 


 

Te comparto los principales textuales de la entrevista emitida por CNN En Español:

Acerca de si hay una grieta entre lugares rurales y centros urbanos en las elecciones de Estados Unidos:

“Creo que hay algo más de fondo en esta división. Es cierto que los votos de Trump son mucho más rurales y la población urbana va más hacia Biden, pero creo que hay un problema de fondo que es la crisis que provoca la tercera revolución industrial, la globalización, la robotización y todos estos elementos en una zona que fue muy rica. En Estados Unidos la zona más importante industrial fue el Rust Belt, donde estuvieron todas las grandes fábricas, la manufactura, las minas, una zona súper próspera en la que las Unions (los sindicatos), que eran la gran base del Partido Demócrata, tenían gran peso. Hay un estudio muy interesante de Francis Fukuyama que dice que eso se empezó a derrumbar hace unos diez o 12 años y entró en una crisis muy aguda. Ciudades que eran enormemente prósperas perdieron hasta el 45% de su población. Muchos obreros blancos −porque en esa zona hay mucha gente blanca− perdieron el empleo y cuando se intentó reciclar esas fábricas hacia lo que es la nueva producción de la tercera revolución industrial −la nanotecnología, la robótica, la inteligencia artificial− no fue posible porque esas personas tenían un nivel de educación formal muy bajo. Por eso pasa algo que es muy apasionante para una persona que estudia esto desde la sociología y es que la gran base de Trump termina estando en estos estados, que fueron los estados de la industria, los estados demócratas. Son blancos, poco educados, enojados con la globalización, enojados con el mundo este nuevo que trae la tercera revolución industrial, que son las computadoras y demás. Quienes por un lado esa base blanca, obreros, con esas fábricas desmanteladas más zonas campesinas que tampoco acaba de incorporarse a la tercera revolución industrial, más sectores urbanos pobres que están siendo desplazados por la robótica. Entonces es ese conjunto de personas que están enojadas por la tercera revolución industrial los que reaccionan en contra de las universidades, los medios de comunicación, todo lo que significa la ciencia que se asocia a la globalización y a la tercera revolución.”

 

Acerca de las diferencias en el comportamiento del voto latino:

“Más que el lugar que el que vivan, el lugar del que proceden. He estado trabajando en esta elección analizando qué pasa con el voto latino. No hay voto latino: no hay voto más diverso que el votante latino de California −normalmente chicano, procedente de México o que tiene una problemática− y el votante de Florida que, sobre todo en el condado de Dade, es un votante cubano. Los votantes cubanos del sur de Florida han establecido la ciudad más próspera del continente que es Miami, son gente próspera y profundamente anticomunistas. Estos detestan al gobierno de la isla. Se ha unido en Florida este año un número importante de venezolanos −dicen que cerca de 100 mil− que detestan a Maduro. Entonces estos votantes latinos de Florida antepusieron su antipatía por la izquierda cubana y por la dictadura venezolana y temiendo que Biden fuera socialista o izquierdista apoyaron a Trump. De hecho, algo que se detectó es que en el sur de la Florida hubo una intensa campaña diciendo que Biden era socialista, era comunista e iba a apoyar a Maduro y a Cuba. Yo creo que eso sí pesó porque es gente muy ideológica. Eso no pesa ni existe en Nevada, ni en California ni en Nuevo México porque son otros latinos, son latinos de origen mexicano. Por otro lado, algo que se ha estudiado en varias universidades es que los latinos de segunda generación que ya están asentados en Estados Unidos, se siguen sintiendo latinos pero no están tan contentos con que lleguen más latinos. Entonces esos que ya están asentados en Estados Unidos, los que están legalizados, no ven mal las políticas de restricción al ingreso de más latinos. Es un fenómenos que se ha estudiado mucho también y funciona mucho sobre todo en el lado oeste de Estados Unidos.”

 

¿Trump es causa o efecto? ¿Puede liderar otra persona en el Partido Republicano este movimiento?

“Sin duda. Yo creo que Trump es un personaje que representa a todos estos sectores: obreros, campesinos, antiglobalizadores, antiuniversidades, anti tercera revolución industrial. Por eso sus actitudes son antisistema. Cuando él sale de la Casa Blanca, provoca ese problema y termina yendo con su Biblia a la Iglesia Bautista, no fue a conseguir votos bautistas: de hecho, la Obispa bautista de Washington le censuró. Cuando fue a la Iglesia Católica lo mismo. Él lo que hace son cosas llamativas y locas para divertir a la gente que está en contra del sistema. No es posible que se haya tomado una foto con el guante negro de los Black Panthers, que son un símbolo de la izquierda-izquierda o que baile el YMCA, que es una canción de un grupo gay lo que hace son cosas llamativas y locas para divertir a la gente que está en contra del sistema −y es un himno de los gays− siendo él un tipo antigay. Todas son cosas muy contradictorias pero que tienen que ver con que su discurso es un discurso de un reality show, no es un discurso político: es un discurso que quiere jorobarle al sistema para que los que están contra el sistema voten por él. Entonces tiene otra lógica. Esa lógica la hemos estudiado en América latina, con mi socio Santiago Nieto y son los anticandidatos: personas que su mala imagen les da más votos.”