BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Podría cambiar el panorama para algunas empresas en EEUU?

 La llegada a la Casa Blanca de Joe Biden, que prometió desarrollar las energías renovables y un alza del salario mínimo, puede cambiar el panorama para algunos sectores económicos en Estados Unidos.

Los cambios dependerán de si los demócratas de Biden se hacen o no del control del Senado, que se definirá el 5 de enero en una doble elección parcial en Georgia.

– La lucha contra la pandemia –

El presidente electo hizo de la lucha contra la pandemia su prioridad. A corto plazo, restaurantes, comercios, empresas de entretenimiento, aerolíneas, podrían sufrir nuevas medidas de restricción. Un nuevo plan de apoyo a la economía debería limitar el impacto de esas medidas, aunque la envergadura de ese plan dependerá fuertemente del control del Senado.

Una vacuna, como la anunciada este lunes por Pfizer y BioNTech con eficacia de 90% en la fase anterior al pedido de aprobación, podría cambiar las cosas.

– Finanzas-

Muchas empresas se beneficiaron de un descenso de las tasas impositivas de empresas de 35% a 21% durante el gobierno de Donald Trump, en particular los bancos. El incremento de estas tasas a 28% que propone Biden debería recortar sus beneficios.

Aunque esta medida no está en su programa, Biden y su vicepresidenta Kamala Harris también son partidarios de un impuesto sobre las transacciones financieras.

– Energía –

Biden quiere crear una economía sin emisiones de gases de efecto invernadero para 2050. En particular apunta a electricidad limpia para 2035, lo cual implica dejar de utilizar carbón para generar energía eléctrica.

Su programa prevé frenar nuevos permisos de perforación para buscar petróleo y gas en tierras públicas y en el mar. Biden no prohibirá la contaminante técnica de fracturación hidráulica de rocas o “fracking” para extraer petróleo y gas de esquisto, sino que frenará nuevos permisos en tierras federales.

Su proyecto es invertir dos billones de dólares en cuatro años para energías renovables, reconvertir el transporte a la electricidad, y la investigación en nuevas tecnologías.

También planea nuevas normas sobre emisiones que afectarían a los vehículos a gasolina, la enorme mayoría de los que se venden en Estados Unidos.

– Salud –

Biden quiere extender la reforma de salud conocida como “Obamacare”, que los republicanos de Trump trataron de eliminar, y propone crear una nueva opción de seguro de salud gestionada por el sector público en competencia con los privados.

También apunta a reducir el precio de los medicamentos, permitiendo que los gerentes de los programas públicos para mayores de 65 años (Medicare) puedan negociar precios para medicamentos o autorizando a los pacientes a comprar medicamentos en el exterior.

– Industrias –

Trump impuso varios aranceles sobre cientos de miles de millones en mercaderías que aumentaron los precios de varios productos en Estados Unidos y provocaron medidas de retaliación, principalmente de China.

Biden será más previsible que su predecesor sobre este tema, pero su posición no necesariamente cambiará por completo. Biden quiere imponer impuestos a empresas que deslocalicen empleos para fabricar productos vendidos en Estados Unidos.

– Consumidores –

Biden quiere aumentar el salario mínimo a 15 dólares la hora, lo cual aumentaría el poder de compra de los empleados de bajos ingresos pero recortaría beneficios de algunos sectores empresariales, por ejemplo los restaurantes.

– Cannabis –

Biden prometió despenalizar el consumo de cannabis en el marco de una reforma del sistema penal. No obstante, se enfoca en la despenalización del consumo para uso médico a nivel federal, más que en una legalización total.



revista mercado