BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

No se deje llevar ni por la euforia ni por el pánico. Ambas cosas son igual de dañinas en los mercados.

 Fuertes alzas al cierre de las bolsas europeas, en una reproducción del pasado lunes 9 de noviembre, cuando la farmacéutica Pfizer dio datos positivos sobre su vacuna Covid-10. Hoy ha sido la vacuna de Moderna la que ha destapado la euforia, algo más contenida, de los inversores.

La sesión comenzaba con alzas del Eurostoxx 50 del 0,84% y del 1,69% en el caso del Ibex 35, ante el renovado optimismo inversor por un futuro más positivo que la situación actual, en el que las vacunas contra el Covid-19 jugarán un papel fundamental.

“Los valores cíclicos estaban muy infraponderados en las carteras de los gestores, de hecho, habían alcanzado infraponderaciones históricas. Era normal que ante las noticias positivas sobre las vacunas contra el Covid, hubiera un reposicionamiento a nivel global. Eso ha provocado que sectores como el bancario o el turístico hayan tenido unas revalorizaciones en vertical. Lo recomendable ahora es no subirse al tren en marcha. Esperar que se asiente un poco la situación, que se corrija la fuerte sobrecompra, y que se analice con más detalle qué efecto tendrá sobre la economía mundial la aplicación generalizada de estas vacunas, que no será algo ni fácil ni a corto plazo”, nos comentaba un importante gestor nacional a media mañana.

Y es que los inversores se han lanzado de forma demasiado impulsiva, desde nuestro punto de vista, a los mercados de renta variable. Entendemos las cancelaciones a mercado de las posiciones cortas, al fin y al cabo, quieren materializar el fuerte beneficio que presentaban. En cuanto a los inversores finales, con revalorizaciones superiores al 20% en un mes parece más razonable seguir el consejo del gestor anterior, y esperar a que “el polvo se asiente”, una expresión muy escuchada últimamente en los mercados.

A media sesión, justo después de que se conocieran los datos positivos de la vacuna de Moderna, el Ibex 35 subía más del 3% y el Eurostoxx 50 más del punto y medio porcentual. Los bancos eran los grandes beneficiados en la sesión, junto con el sector turístico y de distribución minorista.

Esas subidas se mantendrían de aquí al final de la jornada, con una leve toma de beneficios en la última parte.

No hemos tenido hoy datos macroeconómicos de especial relevancia. Si acaso destacar el índice manufacturero Empire State en EE.UU. Que se situaba claramente por debajo de lo esperado. No tuvo impacto en los mercados.


Es pronto aún para ser catastrofistas, pero esta noticia en una jornada menos “eufórica”, habría provocado claras presiones bajistas en los activos de riesgo españoles. Habrá que estar atentos a cómo se desarrolla este hecho.Sin ánimo de ser “agua fiestas”, hay una noticia que ha pasado prácticamente desapercibida entre los inversores, y que podría tener un efecto claramente negativo para las bolsas europeas, sobre todo para la española. Esta noticia es que se están produciendo dificultades a la hora de aprobar por unanimidad de los estados miembros, del plan de reconstrucción de la Unión Europea. Países como Hungría y Polonia se oponen a dicha aprobación. Es fácil adivinar el enorme efecto negativo que tendría para nuestra economía si finalmente no se aprobara la ayuda europea. Las presiones del conjunto de la Unión a estos dos países para que aprueben el plan será enormes, pero ambos países tienen gobiernos bastante impermeables a las presiones internacionales.

Mientras tanto paciencia. Dejen que el polvo se asiente. No es recomendable dejarse llevar ni por la euforia ni por el pánico. Ambas cosas son igual de dañinas en los mercados.





capitalbolsa