BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Diputados suma la legalización del aborto y la reforma jubilatoria a una agenda recargada

 La Cámara de Diputados deberá resolver desde ahora y hasta las fiestas de fin de año un temario de proyectos cada vez más denso. El Gobierno confirmó que en las próximas semanas enviará el texto sobre legalización del aborto, tema que volvería a provocar divisiones en los principales bloques, con la idea de aprobarlo en ese ala del Congreso y dejar el capítulo del Senado para el año próximo.

El anuncio sobre esta iniciativa, que no superó la prueba del Senado durante la gestión de Mauricio Macri, se produjo casi en paralelo con el anuncio del envío del proyecto que vuelve a cambiar el sistema de movilidad jubilatoria.

Ninguno de los dos proyectos arribó aún al Congreso, pero está claro que deberían ser tratados sin demora. Se agregan a una lista que tiene pendientes iniciativas con grandes cuotas de incertidumbre: entre ellos, la reforma de la justicia federal, el impuesto a las “grandes fortunas” y el recorte de fondos a la Ciudad en el ítem de Seguridad.

Las necesidades y objetivos del oficialismo son diferentes. En el caso de la legalización del aborto, aparece en la mirada del Gobierno como un tema que podría romper la lógica de oficialismo y oposición. Ya ocurrió eso en la gestión macrista pero luego la confrontación política volvió al territorio habitual.

También puede resultar un desafío en el plano interno. Si Diputados aprueba el proyecto, el tema quedaría para las sesiones del año que viene al tope de la agenda del Senado. Y allí será decisiva la posición y compromiso que asuma Cristina Fernández de Kirchner.

“El Poder Ejecutivo va a enviar su proyecto de ley de legalización del aborto junto con un proyecto de acompañamiento a la maternidad y a los tres primeros años de vida de niños y niñas”, dijo la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra. Se supone que es un mensaje que busca neutralizar el concepto de “anti-vida” que surge en los cruces entre Verdes y Celeste, con pronóstico de renovado y duro debate.

En cuanto al nuevo sistema de movilidad jubilatoria, la velocidad es impuesta por la negociación con el FMI. En esa línea, fue presentado con impulso presidencial y el aval de Sergio Massa y Máximo Kirchner. Corre en paralelo con la decisión de aceptar una baja mayor del déficit, calculado en 4,5% en el Presupuesto 2021, y el recorte del IFE, junto a otras señales de ajuste como el aumento de tarifas a partir de enero.