BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Con un sueldo de 544 mil pesos, el senador Fisher se niega a actualizar la cuota alimentaria del hijo

 Fisher desembarcó al frente del municipio de Laprida en el año 2007 y ratificó su cargo en 2011 y 2015. En 2019 se presentó como candidato a senador provincial por la sexta sección electoral y accedió a una banca con el Frente de Todos, tras lo cual fue designado vicepresidente primero del Senado de la provincia de Buenos Aires.


Prácticamente durante toda su carrera política, Fisher fue sorteando la demanda por alimentos de la madre de su hijo, DSO, quien supo desempeñarse como funcionaria en las gestiones de Felipe Solá y Daniel Scioli.

La odisea de DSO y su hijo XX comenzó en el año 2007, cuando inició un juicio por filiación en el juzgado de Familia Nro. 1 mediante el cual, a través de una prueba de ADN, se confirmó la paternidad del entonces intendente de Laprida, Alfredo Fisher. El mismo fue caratulado “DSO c/ Fischer Alfredo Rubén s/ Filiación.

En ese marco, la demandante buscó, en primer lugar, que Fisher asumiera la paternidad del menor. Consecuentemente, se inició un subjuicio por alimentos, por medio del cual se lo intentó ubicar durante todo el 2008. Sin embargo, una vez que la Justicia pudo dar con el demandado, este se negó a comparecer.

La odisea de DSO se extendió hasta mayo de 2010, cuando, por instancia del juez, se homologó un acuerdo por alimentos y se pidió la apertura de una cuenta en la sucursal de Tribunales del Banco Provincia. En ese marco, se procedió a embargar un porcentaje del sueldo de Fisher, quien entonces se encontraba cerca de culminar su primer mandato como jefe comunal.

Para el 2011, la demandante solicitó practicar una nueva liquidación de haberes, y se le dio traslado a la otra parte, aunque esta hizo caso omiso. De este modo, el juez determinó una sentencia disponiendo un nuevo embargo de los haberes.

Las cosas continuaron sin demasiadas noticias hasta 2020. El 16 de septiembre de este año hubo un cambio de juez y la demandante presentó una nueva abogada, quien pidió sacar el expediente de paralizado, para digitalizarlo y denunciar un nuevo incumplimiento.

Según detalla la abogada de la demandada, Fisher no declaró cuál es el sueldo que percibe en carácter de senador provincial, lo que alterará notablemente la suma de dinero destinada a los alimentos del menor. En ese marco, la parte demandante pidió iniciar un embargo y una actualización del mismo. La Justicia dio traslado a la parte y ofició al Senado de la provincia de Buenos Aires y a la municipalidad de Laprida.

El 26 del octubre Fisher se presentó ante la Justicia y ratificó como cierto el acuerdo por el descuento de un 15 por ciento, aunque este porcentaje se realizaba sobre una base de 47.800 pesos.

Finalmente, según pudo saber REALPOLITIK, actualmente el sueldo de Fisher es casi once veces superior al mencionado: el ex mandamás percibe 544.050 por su cargo como vicepresidente de la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires. 


(www.REALPOLITIK.com.ar)