BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

CÓMO FUNCIONA VACUNA RUSA QUE COMPRÓ ALBERTO PARA 12,5 M DE ARGENTINOS: POR QUÉ HAY POLÉMICA

 SPUTNIK V: LA VACUNA RUSA LLEGARÁ A LA ARGENTINA ENTRE DICIEMBRE Y ENERO. QUÉ ESPERAN LOS INFECTÓLOGOS ARGENTINOS Y LA COMUNIDAD INTERNACIONAL. 

Alrededor de 19.000 personas ya participaron de los ensayos clínicos "a gran escala" de la vacuna contra el coronavirus que registró Rusia. Esperan durante la tercera fase de investigación vacunar a 40.000 voluntarios. El Gobierno argentino confirmó que comprará 25.000.000 de dosis de la vacuna Sputnik Vse administrarán dos dosis por persona y llegarán entre diciembre y enero. Fue creada de forma artificialsin ningún elemento del coronavirus en su composición. La vacuna se presenta en forma liofilizada, como un polvo que se mezcla con un excipiente para disolverlo y luego administrar por vía intramuscular.

Los resultados de la vacuna Sputnik V fueron publicados en The Lancet. Los investigadores indicaron que produjo una respuesta inmunitaria fuerte y que los efectos secundarios se limitaban a efectos leves a corto plazo, como irritación en los lugares de inyección o dolores de cabeza y musculares. Según el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, “un 15% de los vacunados presentaron efectos secundarios. El 85% de los vacunados no tienen efectos secundarios”.

"La respuesta inmune podría no ser directamente proporcional al grado de protección, solo se puede averiguar en ensayos a gran escala", explica Peter Openshaw, profesor de medicina experimental en el Imperial College de Londres, Reino Unido.

Sputnik V fue desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RFPI). Según el ministro de Salud ruso, Mijaíl Murashko, la dosis se basa en una plataforma ya utilizada para otras seis vacunas.

El Ministerio de Salud de Rusia anunció que la vacuna podría garantizar la inmunidad al COVID-19 por un período de hasta dos años. Al anunciar el registro de la vacuna el pasado 11 de agosto, Putin aclaró que la vacunación de la población deberá realizarse exclusivamente de forma voluntaria.

"Entendimos que habría mucho escepticismo y resistencia a la vacuna rusa por razones competitivas; por lo tanto, hubo una decisión de llamarlo un nombre internacional ruso reconocible", dijo Kirill Dmitriev, CEO del Fondo de Inversión Directa (RDIF) a The Lancet.

En cuanto a la venta de la vacuna, Dmitriev aseguró que hay "una gran demanda" de la vacuna rusa, que se producirá "en más de cinco países" y mencionó como posibles a Brasil, Cuba, India y Corea del Norte, que según el CEO cuentan con las capacidades necesarias para sumarse al proyecto.

Los ensayos, por su parte, se extenderán a Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Filipinas, con un "quizás" añadido en el caso de Brasil e India, citó Europapress.

La compra de 25.000.000 de dosis le permitirá al gobierno argentino vacunar al 55% de la población argentina de COVID-19.

Qué dudas genera la vacuna rusa

The Lancet se negó a revelar su política de datos para “apoyar los ensayos clínicos que publica”. A raíz de la publicación de la vacuna rusa, el medio declaró que "invitó a los autores del estudio de vacunas rusos a responder a las preguntas planteadas en la carta abierta de Enrico Bucci", y que seguiría la situación de cerca.

A principios de septiembre, 37 médicos y científicos firmaron una misiva de preocupación analizando el estudio de la vacuna rusa Sputnik publicado en The Lancet. La carta fue publicada en el medio italiano Cattivi Scienziati. “Si bien la investigación descrita en este estudio es potencialmente significativa, la presentación de los datos plantea varias preocupaciones que requieren acceso a los datos originales para investigar completamente”, escribieron. Constataron incoherencias en gráficos y dijeron que los datos obtenidos eran “altamente improbables”

El infectólogo argentino Eduardo López, integranrte del equipo de médicos asesor de Presidencia, explicó que la vacuna Sputnik V obtuvo buenos resultados en la fase 1 y 2. Sin embargo, espera "disponer de mayor evidencia científica". "Han avanzado en un estudio de magnitud en fase 3 con individuos sanos. En Rusia ya empezó y hay que ver los resultados, que yo no los conozco, en cuanto a seguridad y eficacia”, sostuvo.

La revista médica realizó un descargo de responsabilidad y dejó una advertencia: “El artículo ruso sobre la vacuna Sputnik V no resuelve los debates en torno a la política y la ciencia del Sputnik V a pesar de que los desarrolladores afirman que es la "mejor vacuna" contra COVID-19”.

"Que los rusos se estén saltando tales medidas y medidas es lo que preocupa a nuestra comunidad de científicos de vacunas. Si se equivocan, podría socavar toda la empresa global", afirma Peter Hotez, un científico de vacunas de Baylor College of Medicine en Houston, Texas en un artículo de Nature.

"Simplemente no he logrado encontrar ningún detalle publicado de un protocolo", declaró a la revista Nature Danny Altmann, inmunólogo del Imperial College de Londres. 

Según la comunidad científica internacional, Rusia debe llevar a cabo ensayos a gran escala para probar la seguridad y eficacia de la vacuna antes de distribuir una vacuna probada de forma inadecuada que pone en peligro a miles de personas.

Se puede leer la carta completa https://cattiviscienziati.com/2020/09/07/note-of-concern/


infotechnology