BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

“Te voy a partir al medio” Tras el fracaso sanitario, denuncian al subadministrador del hipódromo de La Plata por amenazas de muerte

 La víctima fue el profesional de la salud, Sergio González Echevarría, quien forma parte del cuerpo médico del circo hípico platense y habría advertido que las condiciones no estaban dadas para reanudar las carreras en medio de la pandemia por el coronavirus.


Fueron muchos los que se sorprendieron cuando, durante las últimas semanas, el presidente Alberto Fernández dio el visto bueno para la apertura de hipódromos y agencias de juego. Acorde a las opiniones de los propios trabajadores de los hipódromos, las condiciones sanitarias no estaban dadas para el reinicio de las actividades.

De todos modos, y siguiendo con la iniciativa del gobierno nacional, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, decidió que las arcas bonaerenses sean las responsables de poner los fondos que el hipódromo de La Plata necesita para los premios.

Días antes de la vuelta a las actividades, numerosos profesionales del cuerpo médico del hipódromo platense elevaron sus preocupaciones con respecto a la iniciativa del gobernador Kicillof. En una carta dirigida al subadministrador del organismo, Javier Denis, y luego de varias reuniones con el gerente de Actividades Hípicas Fabián Cipolla, los médicos aseguraron que “no es viable el funcionamiento del servicio médico, por lo que no podemos garantizar la integridad física de las personas que asistan al establecimiento”.


El funcionario de Kicillof trabajó con Larreta en Lotería de la Ciudad.

Entre los problemas que aquejan a la salubridad del hipódromo de La Plata, los profesionales aseguraron que “no hay personal asignado al protocolo de bioseguridad, no se ha hisopado al personal en condiciones de trabajar, no hay indicaciones con respecto al manejo de las áreas comunes como las boleterías, confiterías, baños, seguridad, etcétera. No contamos con insumos como guantes, pervinox, alcohol en gel, antiparras, barbijos, mamelucos, etcétera, y no contamos con ninguna garantía escrita de nosocomios donde deben ser derivados los pacientes que requieran atención inmediata o urgente”.

A pesar de ello, las autoridades siguieron adelante con la apertura de las actividades. El propio jueves, cuando el hipódromo abrió sus puertas, incluso los trabajadores del predio tomaron fotos con sus celulares que evidencian una completa falta de preparación para una situación inusual como la que atraviesa el país. Apostadores agolpados alrededor de un televisor, sin ningún distanciamiento unos de otros, instalaciones completamente sucias y abandonadas y una muy pobre calidad de higiene en general. Teniendo en cuenta que el apostador promedio supera los sesenta años, el hipódromo de La Plata se transformó en una bomba de tiempo para el coronavirus.

Días después, y acorde a la denuncia presentada en la fiscalía correspondiente por el médico Sergio González Echevarría, se llevó adelante una reunión entre él y el subadministrador del hipódromo de La Plata, Javier Denis. Durante la misma, Denis se quitó el tapabocas y amenazó a Echevarría asegurándole que “yo a vos te voy a partir al medio”.

La gravísima situación provocó que numerosos profesionales, entre ellos el propio Echevarría, decidan no presentarse a cumplir con su trabajo en los días siguientes, hasta que la Justicia esclarezca la situación y garantice condiciones laborales seguras. 


(www.REALPOLITIK.com.ar)