BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Banco Mundial alerta del riesgo de una nueva crisis financiera por la pandemia

 Empieza a crecer el temor de que la grave crisis económica provocada por la pandemia de covid-19 desemboque en una crisis financiera cuyas consecuencias sean aún más devastadoras. El último aviso lo ha dado la economista jefe del Banco Mundial, Carmen Reinhart, que ha avisado de que “hay un largo camino por recorrer”.

“Esto no comenzó como una crisis financiera, pero se está transformando en una gran crisis económica, con consecuencias financieras muy graves”, ha señalado Reinhart en una entrevista con Bloomberg Tv.

La economista estadounidense de origen cubano, que asumió el cargo en junio, es mejor conocida por su trabajo con el entonces colega de Harvard Kenneth Rogoff sobre la última crisis financiera en su libro de 2009 ‘Esta vez es distinto: ocho siglos de necedad financiera’. La publicación convirtió a los autores en referencia sobre la historia de defaults gubernamentales, recesiones, corridas bancarias, desplomes de divisas o picos inflacionarios.

Pero no solo la economista jefe del Banco Mundial ha advertido del riesgo de que la crisis se transforme en financiera. Poco a poco este temor empieza a hacerse presente en los discursos oficiales. Hace apenas unos días el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, aprovechó una intervención en el Congreso para advertir a los diputados de que “una crisis que empezó siendo sanitaria y luego económica hay que evitar a toda costa que se convierta en una crisis financiera”.

Volviendo a Reinhart, preguntada sobre si las compras de bonos de los bancos centrales pueden acabar siendo un juego de suma cero al hacerlo todos, la economista ha reflexionado que “esto es una guerra. Durante las guerras, los gobiernos financian sus gastos de guerra como pueden y ahora mismo hay necesidades urgentes”.

Eso sí, “el escenario en el que nos encontramos no es sostenible”, ha añadido.

Las naciones más ricas del mundo han acordado renovar una iniciativa de alivio de la deuda para los más pobres hasta al menos la primera mitad de 2021, sin hacer caso al llamamiento del Banco Mundial de una extensión de un año.




elboletin