BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Diputados de Juntos por el Cambio repudiaron que la Oficina Anticorrupción abandone la querella contra causas de corrupción

 A TRAVÉS DE UN PROYECTO DE DECLARACIÓN


La diputada nacional por Confianza Pública, Graciela Ocaña, presentó junto a diputados de Juntos por el Cambio un proyecto de declaración para expresar su más enérgico repudio a la decisión del titular de la Oficina Anticorrupción, Félix Crous, quien dispuso que el organismo dejará de constituirse como querellante en las causas penales donde se investigan hechos de corrupción. 

 

Acompañado por los diputados Pablo Torello, Carmen Polledo, Ignacio Torres, Mónica Frade, Hernán Berisso, Victoria Morales Gorleri, Julio Sahad, María de las Mercedes Joury, Alberto Asseff, Dina Rezinovsky y Marcelo Orrego; el escrito señala que “la Oficina Anticorrupción ha venido restringiendo sus acciones desde hace ya varios meses, dejando al descubierto que las intenciones del gobierno de turno no son precisamente enfrentar a los corruptos sino todo lo contrario, generando que este organismo fuera perdiendo peso institucional desde la asunción del actual Presidente de la Nación”. 

 

En ese sentido, Ocaña recordó que “Félix Crous es uno de los miembros fundadores de la agrupación kirchnerista ‘Justicia Legitima’, con lo cual no hay que indagar demasiado para corroborar que sus intenciones son proteger a la vicepresidenta” y agregó que “ya en mayo he denunciado al titular de la OA por desistir de la querella en las causas Hotesur y Los Sauces, nombres de origen de los proyectos inmobiliarios y hoteleros de la familia de la vicepresidenta”. 

 

“Esta decisión de retirar la querella, siendo que ambos procesos se encontraban en medio de la realización del debate oral donde la ex Presidenta y actual Vicepresidenta se encontraba en el banquillo de los acusados, no solo generó graves sospechas de la vinculación directa entre los imputados y el Dr. Crous, sino que dejaron al descubierto la existencia de un plan general para lograr la impunidad de estos funcionarios”, aseveró la legisladora nacional. 

 

Finalmente, Ocaña analizó que “si quitamos la participación en las causas penales como querellante, estamos eliminando una de las principales tareas que lleva a cabo la Oficina Anticorrupción, lo cual desnaturaliza su existencia en el contexto actual”.