BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Destacan el buen momento para renovar el parque de maquinaria

 La consultora AZ Group analizó cómo ha evolucionado la relación entre los granos de maíz y soja versus el valor de las máquinas en los últimos meses, debido a la importante suba de estos granos en el mercado. Se destaca un claro beneficio en la actualidad para invertir en tractores y cosechadoras.

La evolución del mercado de granos para ventas del disponible ha marcado cambios importantes en los últimos meses, no es novedad. Resulta interesante entonces analizar la evolución de la relación entre los granos, maíz y soja, versus el valor de las máquinas tan necesarias para las tareas de campo.

Según describe el reporte de la consultora, en junio de este año la relación mostraba un encarecimiento en términos de intercambio respecto a junio-2019.

Desde junio a la fecha la tonelada de maíz disponible paso de valer 123,7 a 173 dólares; en cambio las máquinas han mostrado un aumento de entre 0 y 3 % lo cual claramente define una relación de intercambio muy diferente, incluso al comparar la misma relación a junio de 2019, tanto para tractores como para cosechadoras.



De los tres momentos analizados claramente la realidad actual es la más conveniente para los productores de maíz que aún tengan en su propiedad granos de la campaña 2019/20 y estén pensando en renovar sus equipos, subrayaron desde Az Group, o también para quienes puedan calzar la compra con ventas a futuros, que tomen como referencia el valor del grano disponible de hoy. Para ambos productos la cotización del dólar es la oficial de BNA por lo que los valores son equivalentes.

Además, se destaca que para los productores que dispongan de granos de soja para la venta, la relación también resulta beneficiosas. En junio pasado se requerían 2602 tn de soja para una cosechadora clase VII promedio y hoy se requieren 1962, algo mas de 600 toneladas menos para comprar la misma máquina. Para una clase VIII la diferencia es de 650 toneladas. Para el caso de tractores en el segmento de los 220 cv la diferencia es de 185 toneladas menos de soja hoy respecto de junio pasado y 164 respecto de junio 2019.



Desde la consultora también se planteó si se justifica la compra de un equipo de cosecha, ya que corresponde analizar el negocio de la subempresa maquinaria, que resulta similar al de un contratista.  Para ello, desglosaron el siguiente análisis:

Vemos en el gráfico a continuación que la inversión completa de un equipo de cosecha, considerado una máquina clase VII, comienza a ser rentable siempre que se cosechen más de 2635 ha /año, suponiendo una tarifa de 60 USD/ha de cosecha.



El punto de equilibrio define la cantidad de superficie mínima necesaria a realizar por año, para cubrir los costos operativos de un equipo de cosecha compuesto por maquina, casilla, tolva y los cabezales correspondientes a la cosecha de cereales de invierno, maíz, soja y girasol. Así, cuando la superficie realizada en un año no alcanza las 2635 has/año, se presentarán pérdidas económicas, representadas por la zona azul del gráfico anterior. Para no caer en tal situación se debería aumentar el valor cobrado por hectárea trabajada. O dicho de otro modo, al aumentar el valor de la hectárea se reduce la cantidad de hectáreas que definen el punto de equilibrio.


  

todoagro