BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tensión en la antesala de la reunión de la Corte: el Gobierno acusa a la oposición de hacer operaciones

 La temperatura política sigue aumentando en las horas previas a la reunión prevista por la Corte Suprema para mañana, con el objetivo de analizar los planteos de los tres jueces desplazados de sus cargos. El oficialismo y la oposición habían coincidido ayer en repudiar la protesta que sufrió Ricardo Lorenzetti en su casa de la localidad santafesina de Rafaela, pero el Gobierno le agregó ahora un giro y acusó a Juntos por el Cambio de promover operaciones que pueden afectar el sistema democrático.

En rigor, la tensión ya había comenzado a sentirse durante el fin de semana. Alberto Fernández apuntó directamente contra el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, y esa ofensiva fue criticada de inmediato por dirigentes de Juntos por el Cambio.

Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Mario Negri, entre otros, agregaron después su condena al “escrache” contra Lorenzetti y algunos de ellos señalaron que deben evitarse “todas” las presiones contra los jueces, incluida la carga presidencial contra el titular del máximo tribunal.

Alberto Fernández evitó responder directamente. En cambio, fuentes allegadas a Olivos dejaban trascender que el Presidente consideraba que existe una estrategia opositora para desgastarlo y hasta para desestabilizarlo.

El Presidente aprovechó un acto oficial para expresar su solidaridad con Lorenzetti, calificó como un “escrache” la protesta frente a la casa del juez y sostuvo que se trata de expresiones de “lo más vil del fascismo y nazismo”. En esa línea, también dijo que solidariza con Cristina Fernández de Kirchner por las manifestaciones que son realizadas frente a su piso de Recoleta en cada versión del “banderazo”.

“Cada vez que vean que están sembrando disputas y discordias entre nosotros, por favor, den vuelta la cara y dense cuenta de que ahí hay otros intereses”, expresó el mandatario, al hablar en un acto oficial realizado en la localidad de Escobar, en compañía del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

La línea oficial fue expresada más abiertamente por la ministra de Justicia, Marcela Losardo, que en general mantiene un bajo perfil. Aseguró que la protesta contra Lorenzetti forma parte de “un plan sistemático” armado por la oposición.

“Me dijeron que es gente del macrismo, del PRO, aunque, si no fuera así, también es lamentable, porque se está generando violencia y se está atentando contra el orden democrático”,dijo en declaraciones radiales. La Corte debe resolver los planteos de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, y del juez Germán Castelli. Los tres tuvieron relación con causas por corrupción que involucran a Cristina Fernández de Kirchner y ex funcionarios kirchneristas. Fueron desplazados de sus cargos por decisión del oficialismo, argumentando que fueron trasladados de manera irregular durante el gobierno de Macri.