BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Por qué no suben los contagios en la Capital a pesar de la apertura de bares y restaurantes?

 Se calcula que un 20% de la población puede estar infectada y la clave está en la gran cantidad de personas que mantienen el aislamiento social.

La Ciudad abrió los locales gastronómicos hace casi tres semanas y los contagios diarios se mantuvieron altos, pero estables. Según los especialistas son dos los factores que influyen en el amesetamiento de la curva: cumplimiento de protocolos y poca gente en la calle.

El distrito capital registró hasta ahora 117 mil contagiados testeados, pero se supone que entre hay entre 5 y 10 veces más personas que tuvieron el virus con síntomas leves y nunca llegaron a atenderse en el sistema de salud. Una subestimación de casos que según el análisis de lo que ocurre en otras grandes ciudades del mundo, podría ser incluso bastante más amplio.

Se supone que la "inmunidad del rebaño" llega con valores cercanos al 70% u 80 % de la población contagiada. En el cálculo más optimista la Ciudad estaría en torno al 40%, pero lo más probable es que esté cerca del 20%.

Sin embargo con la pandemia ocurre otro fenómeno: hay mucha gente, que según las curvas de movilidad podría ser casi el 50% de la población, que sale poco y nada de su casa. Son ellos los que ayudan a construir una inmunidad mayor. ¿Por qué? Porque achican el universo de los posibles contagiados.Ginés criticó la apertura de bares y en la Ciudad hablan de "indignación selectiva"

"La cantidad de casos acumulados influye. Estamos lejísimos de la inmunidad del rebaño, pero tener un mínimo de 20% de contagiados en CABA le pone un freno a la curva. La otra parte es la gente que se cuida y sale poco", explicó un especialista a LPO.

La cantidad de casos acumulados influye. Estamos lejísimos de la inmunidad del rebaño, pero tener un mínimo de 20% de contagiados en CABA le pone un freno a la curva. Pero la otra parte es la gente que se cuida y sale poco.

"Si esa gente se deja de cuidar y sale a la calle, ese 20% de contagiados van a ser menos incidente en el total. Ahora es altamente incidente respecto del 50% que se cuida, pero si metes más susceptibles de contagios en el combo se te va a complicar y es lo que pasa en Europa", comparó.

Según los reportes de movilidad de Google, la movilidad en la Ciudad es 48% menor a los valores de referencia desde que se inició la pandemia. El último máximo de la Ciudad llegó el 31 de agosto, justamente el primer día "oficial" de la apertura de locales gastronómicos con 1478 casos. El pico anterior había sido el 4 de agosto con 1504 contagiados en una jornada.

El fin de semana siguiente, el del 5 y 6 de septiembre se observaron aglomeraciones de personas en las puertas de los bares y en el gobierno porteño se mostraron alarmados y prometieron más controles.

Los bares en San Telmo.

El número de muertes en los últimos 39 días tuvo su máximo el 9 de septiembre, con 36 decesos, el resto de los días se mantuvo por debajo de las 30 diarias. Incluso en los últimos cuatro días estuvo por debajo de 20, aunque no parece una serie tan larga como para sacar conclusiones.¿Por qué Nueva York pudo controlar la pandemia y Madrid suma cada vez más casos?

LPO publicó la semana pasada una comparación entre las cifras de contagios entre Nueva York y Madrid, dos de las ciudades que mejor habían controlado la pandemia después de meses de zozobra. Sin embargo las curvas siguieron caminos muy distintos: Nueva York se mantuvo estable y Madrid volvió a números cercanos a los peores momentos de la enfermedad.

La principal diferencia parece estar en la apertura de locales gastronómicos con pocos controles en la capital española y permitiendo el ingreso al interior, frente a los protocolos más estrictos en Nueva York, que como Buenos Aires, sólo habilitó las mesas en la calle.

"Se cumplen los protocolos, hay mesas con cierto distanciamiento. En la medida que se cumplan no va a ser una catástrofe que la gente salga a comer", explicó a LPO un reconocido epidemiólogo que prefirió mantener el anonimato. 

Igual prevalece la prudencia a la hora de sacar conclusiones. Es escasa hasta ahora la información verificada sobre el comportamiento del Covid y son pocos los que se atreven a arriesgar hipótesis. "En la Provincia tampoco está explotando la situación. Esto reafirma la importancia de cumplir con las instrucciones que todos tenemos. La estabilidad de los casos habla del buen cumplimento de las normas. Los números en la Provincia, respecto a la duplicación de casos están bien, lleva más de 20 días. Hay que insistir en el cumplimento", agregó el especialista.