BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Londres anuncia nuevas ayudas al empleo debido al rebrote del covid-19

 El ministro de Finanzas británico, Rishi Sunak, anunció el jueves nuevas medidas para proteger el empleo y la economía del Reino Unido ante el resurgimiento de la pandemia de covid-19 que corre el riesgo de asfixiar la frágil recuperación del país.

Este es "un nuevo sistema de apoyo al empleo", anunció Sunak ante el Parlamento, tras haber renunciado la víspera a presentar sus presupuestos para este otoño ante la incertidumbre y los cambios constantes causados por el coronavirus.

"El objetivo principal de nuestra política económica sigue siendo el mismo: apoyar los empleo de la gente, pero la forma en que lo logremos debe evolucionar", precisó al anunciar un cambio de rumbo en su sistema de respaldo a las empresas establecido en marzo coincidiendo con el confinamiento.

Por este, el gobierno había pagado hasta finales de agosto el 80% de los salarios, con un límite de 2.500 libras mensuales por persona, de todos los empleados que no fueron despedidos pese al cese de la actividad económica. 

Sin embargo, este dispositivo se va ahora reduciendo progresivamente y en octubre debería llegar a su fin, para disgusto de muchos empresarios que advirtieron que se verían obligados a despedir a buena parte de sus plantillas.

Ahora, la nueva estrategia de Sunak no busca preservar los puestos de los empleados que se quedan en casa, sino incentivar que vuelvan al trabajo aunque sea a tiempo parcial debido a la caída de la actividad.

Así, el jueves anunció subvenciones durante seis mees para los salarios de los empleados que trabajen al menos un tercio de sus horas habituales, en el marco de un dispositivo que sumará 300 millones de libras al mes y al que podrán acogerse todas las pymes.

Por su parte, las grandes empresas tendrán que justificar una caída de la facturación debido a la pandemia para acceder a este mecanismo.

Sunak también mantuvo en mente la difícil situación en el sector de la hostelería y la restauración.

En agosto ya había sorprendido al anunciar que el gobierno pagaría la mitad de todas las consumiciones tomadas en restaurantes de lunes a miércoles, con un límite de 10 libras por persona y comida, para incentivar a los británicos a volver a salir.

Ahora les da una mano adicional prolongando el IVA reducido a 5% hasta finales de marzo.

Así mismo, el gobierno prolongará de seis a diez años el reembolso de los créditos de urgencia garantizados por las arcas públicas para más de un millón de pymes y permitirá escalonar el pago del IVA en once meses en lugar de hacerlo de un golpe en marzo.


- "Más vale tarde que nunca" -

Las medidas de estímulo de Sunak tras el confinamiento permitieron que la economía británica, golpeada por la peor recesión de su historia debido a la pandemia, empezase a repuntar recientemente.

Sin embargo, el rápido aumento en los contagios de covid-19 llevó al gobierno de Boris Johnson a imponer el martes nuevas restricciones. 

Tras haber llamado recientemente a los empleados a regresar a las oficinas para impulsar las economía de los centros urbanos, el primer ministro conservador tuvo que cambiar de estrategia y pidió a los británicos que vuelvan a trabajar desde casa.

Así mismo, todos los bares y restaurantes de Inglaterra deberán cerrar a las 22h a partir del jueves. 

Estos anuncios habían desatado nuevos llamados al gobierno para que respaldase financieramente a una economía maltrecha.

Pero las nuevas medidas presentadas por el ministro de Finanzas llegan tarde para algunos.

"Más vale tarde que nunca, pero la indecisión del gobierno ya ha hecho que se pierdan muchos empleos y ha causado una enorme e innecesaria ansiedad entre millones de trabajadores", lamentó el gibraltareño Manuel Cortes, secretario general de TSSA, el sindicato de los transportes, uno de los sectores más duramente golpeados por la crisis. 

"Pedimos una acción audaz por parte del gobierno y seguimos preocupados porque seis meses son demasiado cortos para estabilizar realmente a las empresas y los empleos que tanto apoyo necesitan y nos gustaría tener claridad sobre quién decide qué empresas son viables", subrayó.

acc/es