BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Las compañías chilenas se van porque en Argentina hay un claro sentimiento anti empresa"

Esta decisión dejó en claro además la mirada que tienen las empresas extranjeras sobre el rumbo económico que eligió recorrer el gobierno que encabezan Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

El caso Falabella es impactante, además, porque Argentina hoy es el segundo país en el que más invierten las empresas chilenas fuera de su territorio. Según un informe elaborado por la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) de ese país, el desembolso de capitales chilenos en la Argentina sumó US$ 18.437 millones entre 1990 y 2016, el segundo monto más elevado a nivel mundial después de Brasil. En un país en el que la inversión externa directa (dólares que se “hunden” para la producción, no solo para operaciones financieras) está en vías de extinción, importa lo que hacen las empresas chilenas que están radicadas en el país, e importa también cómo ven hoy los empresarios chilenos a la Argentina. Por eso Clarín dialogó con el empresario Juan Sutil, presidente de la poderosa Confederación de la Producción y del Comercio – CPC – , entidad que concentra a todos los sectores económicos de ese país, como el comercio, la agricultura, la pesca, la minería, la industria, la construcción y la banca. - ¿Lo sorprendió la decisión de Falabella de anunciar su retirada del país? - No quisiera hablar puntualmente de ese caso. Pero puedo decir que la visión general de los empresarios chilenos sobre la Argentina no es positiva. Lo que veo con preocupación es que en Argentina no hay terreno fértil para hacer inversiones - ¿Por qué? - Porque en tu país tienes una cantidad importante de informalidad. Y una situación de impuestos difícil de soportar. Además, hay una complejidad en la estructura administrativa desalentadora. Hay un alto grado de conflictividad.  - ¿Percibe un sesgo anti empresarial en este Gobierno? - No están dadas las condiciones para generar confianza. Las opiniones de sus autoridades son muchas veces desafortunadas y poco creíbles en términos de respeto a la inversión. Es un proceso que viene desde hace muchos años. Hubo un breve paréntesis durante el gobierno del ex Presidente Mauricio Macri. Pero ahora se volvió a atacar a las empresas. En los años anteriores las empresas chilenas han sufrido no ya ataques del Gobierno, sino de una agrupación afín al Gobierno, como La Cámpora. Eso no ocurre en ningún lugar del mundo. Y es inconcebible para el caso de la Argentina, un país muy rico, que tiene muchísimo talento humano, que muchas veces termina migrando. ¿A su juicio que es lo que está fallando en la Argentina? - No es ningún secreto lo que le voy a decir. Las empresas se van porque su país necesita estabilidad, certeza jurídica y salirse del prototipo del populismo y subdesarrollo.  - ¿Cree que se vienen más casos como el de Falabella? - No se si habrá más casos en el el futuro inmediato. Pero pienso que el sentido común de toda empresa y empresario es que cuando no hay condiciones habilitantes la pregunta es simple: qué sentido tiene estar en un país donde no se valora la gestión del empresario. De todas maneras me gustaría remarcar que el empresario nunca pierde la confianza y el optimismo. Pero la racionalidad dice que lo que necesita Argentina es algo más profundo que un simple cambio político.



NA