https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La Ciudad perdería 40.000 millones si avanza el anuncio de Alberto

No van a destinarse únicamente a Seguridad, sino una parte. De volcarse íntegramente a salarios, alcanzarían para sumar $34 mil a cada policía por mes.

Alberto Fernández resolvió este miércoles modificar la coparticipación tributaria y sacarle un punto a la Ciudad de Buenos Aires para dárselo a Kicillof. De esta forma, el gobernador podrá contar con el equivalente a unos $35.000 millones al año adicionales para hacerles frente a los reclamos salariales y el plan de seguridad.
Producto de la caída de la recaudación por la pandemia, un punto de coparticipación este año fueron $30.000 millones, y el año que viene, inflación y reactivación económica mediante, pueden elevarse a $40.000 millones, indicaron fuentes oficiales a este medio. Como las fuerzas de seguridad en la provincia de Buenos Aires cuentan con unos 98.000 miembros (93.000 millones de la Policía Bonaerense), la cantidad de recursos adicionales serían el equivalente a un aumento de unos $34.000 mensuales para cada efectivo.
Sin embargo, el presidente aclaró que el gobernador usará "parte de esos recursos para el Plan de Seguridad ya no solo para el Gran Buenos Aires, sino para todo el territorio bonaerense y parte para recomponer los salarios". Es que detrás del reclamo de los policías también está el de los médicos y el de los docentes, cuyos salarios también quedaron atrasados frente a la inflación.
Para la Ciudad de Buenos Aires, la decisión presidencial no fue sorpresa. La disputa por los recursos que Macri le giró a Larreta con el traspaso de la Policía Federal no es nuevo. Como relató el presidente, fueron 2,1 puntos de coparticipación del Estado nacional lo que se le giró a la Ciudad y sus cálculos indican que sería de aproximadamente 1 punto.Alberto le saca un punto de coparticipación a la Ciudad para pagarle a la Bonaerense
"Había francamente más de un punto de coparticipación excedente", aseguró el presidente al tiempo que recordó que en los años ‘80 la provincia de Buenos Aires cedió 8 puntos de coparticipación a los provincias del norte para que mejoraran las condiciones de vida allí y así se frenara la oleada migratoria hacia la provincia.
En este sentido, el presidente detalló con una filmina la inequidad en materia de ingresos y de seguridad a ambos lados de la General Paz. Por ejemplo, detalló que cada 100 mil habitantes, los 3 millones de porteños cuentan con 1063 agentes de seguridad. En tanto que 17,4 millones de bonaerenses cuentan con 563 agentes cada 100 mil. Presentados así, los números sugieren que los porteños cuentan con el doble de seguridad por habitante.
Sin embargo, el cálculo no contempla los 3,5 millones de bonaerenses que en promedio habitualmente -prepandemia- ingresaban a diario a la Ciudad para trabajar, para estudiar y para otros fines. Cuando se contempla el desplazamiento poblacional, la brecha desaparece. De hecho, no solo desparece sino que se revierte: hay más efectivos de seguridad por habitante en la provincia, lo cual es lógico atento a la amplitud territorial.
Así y todo, a la hora de contemplar el gasto per cápita en seguridad la brecha persiste. Con valores de 2019, el presidente señaló que los porteños gastaban $16.901 y los bonaerenses, $6.702, siempre en relación a la cantidad de habitantes. Incluso si se consideran los 3,5 millones que ingresan a la Ciudad -que dependiendo el momento del año llegan a ser 4 millones- el gasto per cápita sería de casi $7.900, 18% más que la provincia.Los policías de la Bonaerense ganan menos de la mitad que los de la Ciudad
Ya en febrero, antes de la pandemia, Fernández y Larreta venían con una pulseada por este excedente. Con Macri en la presidencia la coparticipación de la Ciudad creció de 1,4 puntos a 3,75 puntos y Alberto Fernández quería reducirla a 2,1 puntos.
Ya en agosto, los datos de coparticipación mostraban para la Ciudad la mayor caída. De acuerdo a un estudio del CEPA publicado la semana pasada, solo en cuatro distritos la variación interanual era negativa: Formosa (-0,3%), San Luis (-0,7%), Santa Fe (-0,2%) y la Capital (-5,1%).
En cambio, la provincia de Buenos Aires era la que más se recuperaba con un aumento del 4,7%, seguida de Santa Cruz (4,1%) y Chubut (3,6%). A esto se les deben sumar los otros recursos transferidos durante la pandemia en la que la provincia de Buenos Aires también se vio más favorecida que las demás en línea con la mayor gravedad sanitaria.