https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Este es el escenario económico y de mercado con el que tenemos que lidiar

En esta jornada de escasos movimientos en la renta variable europea, y en la que el foco de atención se ha centrado en los datos macro (datos de IPC España, Alemania, y EE.UU.), vamos a publicar en este cierre de mercado, el escenario económico y de mercado establecido por el brillante analista de M&G A.V., Nicolás López:

El BCE mantiene su política monetaria sin cambios. No ha habido novedades relevantes en la reunión del BCE celebrada esta semana. Christine Lagarde ha confirmado que la recuperación de la economía sigue el curso previsto, con muy ligeros retoques de las previsiones de crecimiento en el período 2020-22: -8,0%, +5,0% y +3,2% respectivamente. Los diferentes programas de compra de bonos se mantienen sin cambios y los tipos de interés seguirán en sus niveles actuales o más bajos hasta que el escenario de inflación converja hacia un nivel próximo pero inferior al 2%. El BCE ha reincidido en la importancia clave de un ambicioso y coordinado plan fiscal para sostener la recuperación, siempre apoyado para su efectividad por un programa de reformas estructurales que permitan elevar el potencial de crecimiento de los países.Los indicadores económicos confirman un rebote intenso de la actividad económica en la eurozona en el tercer trimestre, aunque todavía estamos lejos de los niveles previos a la pandemia. Los datos más recientes reflejan que la recuperación de la actividad manufacturera prosigue a buen ritmo, mientras en el sector servicios se ha observado cierta pérdida de impulso en el mes de agosto. El repunte de los contagios en varios países europeos, con España a la cabeza, puede explicar esta desaceleración que no supone de momento un cambio significativo sobre las expectativas de recuperación para próximos trimestres.
Estabilidad de los mercados europeos durante el verano. El mes de agosto e inicio de septiembre ha sido relativamente tranquilo en los mercados europeos, con los índices bursátiles moviéndose en los mismos rangos que antes del verano. Las valoraciones elevadas tras el rebote de meses anteriores, y las incertidumbres sobre la evolución de la pandemia y el ritmo de recuperación de la economía justifican esta fase de espera en los mercados. En los últimos días se ha iniciado una corrección en EEUU que está afectando especialmente a los valores que más habían subido en las últimas semanas con las grandes tecnológicas a la cabeza.

Los datos económicos apuntan a un sólido rebote de la economía en el tercer trimestre. Desde el mes de mayo en que fueron eliminándose las medidas restrictivas, se ha apreciado un intenso rebote en la mayoría de los indicadores económicos.
De alguna forma ese intenso rebote inicial es el más fácil de conseguir, pues es la consecuencia automática de volver a abrir unas actividades que habían sido limitadas artificialmente por las medidas anti-pandemia. Incluso en un país como España, donde las características de nuestra economía han hecho especialmente intensa la recesión y pueden hacer algo más difícil la recuperación, se espera que el crecimiento del tercer trimestre pueda superar el 10% (frente al trimestre anterior). Lógicamente en los trimestres siguientes las tasas de crecimiento se irán suavizándose hasta el 0,4% trimestral que se supone es el ritmo de crecimiento sostenible de nuestra economía. Este escenario no está exento de grandes incertidumbres, quizás la mayor de ellas el rumbo que pueda tomar la pandemia en el otoño/invierno. Está por ver también la pérdida de tejido productivo que puede producirse en los sectores más expuestos a la pandemia (Hostelería y Restauración, Comercio Minorista, Inmobiliario comercial …) y cómo afecta esto al resto de la economía.



capitalbolsa