https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Estaríamos más cómodos si hubiera caídas adicionales antes de tomar posiciones en bolsa

Fuertes alzas al cierre de las bolsas europeas, en una sesión de escasas referencias macroeconómicas, y en la que el volumen de contratación ha sido escaso por el festivo en Wall Street.
La jornada comenzaba con el dato de producción industrial en Alemania en el mes de julio, que subía un 1,2% frente un 4,7% esperado y un 8,9% anterior. A pesar de este mal dato, las bolsas europeas cotizaban con subidas superiores al punto porcentual en preapertura.

Las bolsas asiáticas cerraban mixtas esta mañana, aunque las caídas se imponían en mercados como el de Japón, el de China o el de Corea del Sur. ¿Motivos? La preocupación por la fuerte caída de la semana pasada en el índice tecnológico de EE.UU. "Consideramos la última ola de ventas como una toma de ganancias después de una fuerte racha alcista", dijo Mark Haefele, director de inversiones de UBS Global Wealth Management, en una nota el viernes.
Y es que un descenso semanal del 3,3% en el Nasdaq Composite, después de las fuertes subidas que han presentado durante los últimos meses, no debería ser motivo de preocupación si no fuera porque los inversores esperan que este sólo sea el principio.
Las bolsas europeas abrían con sólidos avances y un escaso volumen de negociación debido, como señalábamos anteriormente, al cierre de Wall Street. Especialmente destacadas las alzas en apertura de los bancos españoles tras el anuncio de fusión entre Caixabank y Unicaja. “Se está postando a quién será el próximo banco pequeño en ser comprado. Hay tres claras apuestas: Sabadell, Unicaja y Liberbank”, nos comentaba un operador.
De cualquier forma, la volatilidad en el sector es muy elevada. Tras la primera hora de negociación, esas fuertes alzas de apertura se convertían en muchos casos (BBVA, Bankia, Caixabank) en descensos. El Sabadell pasaba de ganar más de un 12%, a alzas de poco más del 1%.
También destacaríamos la debilidad de Telefónica, que sigue su imparable camino hacia los mínimos de la burbuja tecnológica, aunque tal y como apuntábamos en un análisis esta mañana, el valor terminará otorgándonos una oportunidad de compra generacional. Hay que tener paciencia, y no anticiparse en la compra.
Tras la primera hora de negociación el Eurostoxx 50 subía un 0,81%, mientras que el Ibex 35 subía un 0,75%. Las fuertes alzas del sector bancario se reducían con respecto a la apertura.

Si el ajuste termina mañana (hoy está cerrado NY, así que casi no cuenta), entonces no habrá sucedido nada importante. Un ajuste y nada más. Pero si se extiende a lo largo de la semana, entonces la situación será distinta. Lo lógico es que el ajuste termine martes/miércoles porque, por grandes que sean las posiciones de SoftBank, su fondo Vision Fund tiene 100.000M$, mientras que la capitalización del Nasdaq-100 son nada menos que aprox. 17,2Bn$, de manera que no es tan fácil distorsionarlo con ese importe”, afirmaban los analistas de Bankinter en una nota a clientes.
“Probablemente quede otro día más de ajuste en las tecnológicas… o tal vez algo más porque hoy NY está cerrado. En todo caso, esta semana se decide cómo es de profundo el ajuste sobre las tecnológicas. El posicionamiento de SoftBank mediante derivados a lo largo del verano inquieta al no saberse realmente en qué medida es responsable de una supuestamente excesiva subida de la tecnología. Eso puede hacer que las bolsas - y sobre todo la tecnología - retrocedan algo más mientras se aclara.
A media sesión las bolsas europeas subían con fuerza. El Eurostoxx 50 +0,98% a 3.292 puntos. El Ibex 35 +0,71% a 7.039 puntos. En esos momentos el sector bancario español, gran protagonista en los últimos días, presentaba comportamiento dispar. Alzas por encima del punto porcentual en el Sabadell, y toma de beneficios en BBVA, Bankia, Santander, Liberbank, Caixabank y Unicaja.
Poco a poco la presión compradora sobre las bolsas europeas se fue incrementando, y las alzas superaban el punto y medio porcentual en la última parte de la sesión.
A pesar de estas subidas, el aspecto técnico del Eurostoxx 50, indicador de referencia europeo, no sugerirá continuación de las alzas hasta que no supere los 3.400 puntos. El escenario más probable es que veamos continuación de las caídas que podrían extenderse hacia la zona Fibonacci de los 3.000 puntos. Por ahora recomendaríamos mantenerse comprados mientras no perfore a la baja los 3.200 puntos, e incrementar posiciones en caso de ruptura de los 3.400.
capitalbolsa